Revista cubana Juventud Técnica

Ideas prácticas

ENLACES

GAZAPOS
A cargo de: Dania Ramos

Terminología eléctrica

Mucho se habla en los últimos tiempos de la energía eléctrica. Con las nuevas medidas para el ahorro se han hecho comunes algunos términos y conceptos, usados, con frecuencia, de modo incorrecto.

Si se trata de consumo energético, muchos se refieren a los “kilowatts gastados”. Sin embargo, lo correcto sería expresar esa cantidad en kilowatts-hora (kW/h).

Kilowatt (1000 watts) es la unidad de potencia eléctrica instantánea. Por ejemplo, si conecta su cocina eléctrica en rendimiento máximo, estará demandando 1,2 kilowatts instantáneos; si la mantiene encendida dos horas, consumirá 2,4 kilowatts-hora en energía eléctrica.

Otro par de parámetros son confundidos en el uso cotidiano: voltaje e intensidad de corriente. El primero de ellos se refiere a la tensión, fenómeno análogo a la presión de agua en nuestra llave o pila casera. Aún cerrado el conducto, el agua continúa en la tubería. Igualmente, la tensión eléctrica puede estar presente en el conductor aunque el circuito esté cerrado al desconectarse un interruptor eléctrico.

La tensión eléctrica en nuestras casas puede ser de 110 ó 220 volts -también voltios.
Al accionar el interruptor, comienzan a fluir los electrones (como si el agua comenzara a correr). A esto se le denomina intensidad de corriente, medida en amperes o amperios.

La cocina antes aludida funcionaría entonces con un voltaje de 110 volts y una intensidad de corriente de 11 amperes. Así podemos entender que las personas digan “vino la corriente”, en lugar de “ya tienes energía eléctrica.”

 

Subir




 

Cinco Héroes
 
Juventud Técnica 339
Portada impresa

Gazapos
Humor mutante
El tiempo hoy