El gobierno de EE.UU. declara que la homeopatía es un engaño

Autor: 

Julia Bellu Traducción Bárbara Maseda
|
06 Diciembre 2016
| |
100 Comentarios

Me gusta: 

La homeopatía es uno de los curalotodos que por más tiempo ha sobrevivido en el mercado: engañando a los consumidores desde 1814. Pero no fue hasta hace poco que el gobierno de EE.UU. decidió poner freno a estos tratamientos falsos, con una nueva política de la Comisión Federal de Comercio (FTC por sus siglas en inglés).

La política explica que a partir de ahora este organismo comenzará a exigir a los fabricantes de medicamentos homeopáticos que presenten pruebas científicas de los beneficios de sus productos para la salud si desean venderlos en el mercado nacional.

Conseguir tales pruebas puede ser bastante difícil, dado que la homeopatía es una pseudociencia.

La idea principal que la sustenta es que un extracto animal o vegetal que cause síntomas similares a los que sufre una persona puede curarlos. Por ejemplo, dado que la cebolla hace llorar los ojos y moquear la nariz, se supone que una solución de extracto de cebolla cura el catarro y algunas alergias. Los remedios homeopáticos no son más que versiones extremadamente diluidas de los extractos que supuestamente deben aliviar los síntomas.

El problema está en que cada vez que se han sometido a investigación estos tratamientos, los científicos han determinado que no contienen nada del producto animal o vegetal que supuestamente está diluido en ellos.

Las pruebas son claras: la homeopatía es un engaño

La comunidad científica se opone monolíticamente a la homeopatía. Muchos estudios, libros e investigaciones demuestran que este tipo de terapia es falsa. De hecho, hay tantas pruebas en contra de su efectividad que algunos investigadores han planteado que ya es hora de dejar de invertir fondos gubernamentales en indagar sobre su valía y dedicarle ese financiamiento a tratamientos que sí ayuden a la gente.

La investigación más exhaustiva hasta el momento es la realizada por el gobierno de Australia, que concluyó que estos tratamientos no funcionan y que la gente debe dejar de gastar su tiempo, dinero y, más importante aún, su salud, en lo que solamente puede definirse como una ciencia de pacotilla.

Los autralianos encontraron varios problemas con las investigaciones que defienden a los productos homeopáticos. Para empezar, muchos de esos estudios están mal diseñados: no incluyen suficientes participantes como para que los resultados sean relevantes, o han sido realizados por investigadores que no se ocupan de los márgenes de error ni atendienden a factores confundentes.

Pero incluso los estudios bien realizados no encontraron que la homeopatía fuera mucho mejor que un placebo, ni que superara a ningún otro tratamiento para dolencias como el asma, la ansiedad, el síndrome de fatiga crónica, catarros y úlceras. Las investigaciones que dijeron encontrar beneficios para la salud tenían tantos errores y diseños tan deficientes que no fueron consideradas confiables.

Esto quiere decir que no solo la homeopatía no es mejor que otros tratamientos, sino que ni siquiera consiguió superar en efectividad a pastillas de caramelo -algo que no resulta del todo sorprendente si se toma en cuenta que la mayoría de las pastillas y pociones homeopáticas son productos inertes.

Remedios homeopáticos lejos de desaparecer

Esta disposición de la FTC es sin dudas un paso en la dirección correcta hacia el conocimiento público sobre la falta de pruebas que sustenten la homeopatía.

“Esta es una verdadera victoria para la razón, la ciencia y la salud del pueblo estadounidense”, dijo Michael De Dora, director de políticas públicas del Centro para la Investigación, un grupo dedicado a la promoción y educación científicas que ha estado abogando por una mayor vigilancia sobre la homeopatía. “La FTC ha tomado la decisión correcta al exigir que los fabricantes rindan cuentas acerca de las aseveraciones completamente infundadas que hacen sobre sus productos homeopáticos.”

Pero esto no significa que estas “medicinas” desaparecerán de las tiendas. La FTC solamente tiene poder para perseguir promociones engañosas, pero si los productores declaran claramente que sus productos no tienen un basamento científico, podrán continuar vendiéndolos. Como explica la FTC:

“Las propiedades de un medicamento homeopático que no estén demostradas por pruebas científicas confiables pueden no ser engañosas si los anuncios o etiquetas donde aparecen informan adecuadamente que: 1) no hay pruebas científicas de que el producto funcione, y 2) las propiedades que se le atribuyen están basada solamente en teorías homeopáticas del siglo XVIII que no son reconocidas actualmente por la mayoría de los expertos médicos”.

A partir de ese punto, su consumo quedará a discreción del consumidor. Ojalá la gente sea lo suficientemente docta como para leer las etiquetas informándoles que la efectividad del producto en cuestión no está demostrada. Sin embargo, dado que los tratamientos homeopáticos llevan siglos en el mercado, es probable que su desaparición esté muy lejos todavía.

(Texto original en: http://www.vox.com/2016/11/18/13676834/ftc-homeopathy-crackdown-regulation

100 Comentarios

Comentarios

Aunque realmente y como ya

Aunque realmente y como ya dije, no considero que valga mucho la pena discutir con personas que se escondan en el anonimato, comparto que, aun siendo anónima, una afirmación tal como “Nótese cómo el Dr. Silva no sólo continúa rehusándose a discutir su dicho de que 10¹² es mayor que 10²³ ...“ y aunque en este caso me da un poco de risa, merece ser atendida. Realmente, no recuerdo haber escrito tal cosa. Ahora mismo no sé o no recuerdo dónde está ubicado ese texto. Estimo que es altamente probable que así haya sido. Si lo hice, si cometí un error o tuve un lapsus (¡como si no supiera yo que 10 elevado a la x es una función creciente de x y que 12 es menor que 23!) o se introdujo una errata, no me molestaría en absoluto reconocerlo. Pero ese presunto error, en caso de que lo haya cometido, no cambia en absoluto la naturaleza de mis reflexiones que, como es obvio, no se concentran en dos números sino que se extienden a lo largo de decenas de artículos y varios libros que contienen bastante más que dos números mal ordenados. Pensarlo es tan ridículo como creer que si Carpentier cometiera una falta de ortografía, entonces toda su obra literaria quedara invalidada. Esa euforia me parece tan patética como patético sería que yo me "rehusara" a reconocer el susodicho error. Si los participantes que repiten una y otra vez el hallazgo de ese supuesto error y lo enarbolan eufóricamente como si fuera un trofeo, me recuerdan con precisión dónde se halla, examinaré en este foro con todo gusto dicho texto. De todos modos, nada va a cambiar mucho: simplemente, si lo compruebo, lo admitiré con toda naturalidad y punto. No hacerlo sería una conducta de fanático, que ciertamente creo no ostentar ni haber ostentado en mis 40 años de ejercicio académico.

¿Cómo es posible que no

¿Cómo es posible que no recuerde donde ha escrito tal cosa? De hecho Grr ha puesto el enlace varias a veces citando su artículo del 2002. Excusarse de un grave error con un supuesto "lapsus" mientras en su mismo artículo afirmar que los homeópatas son una especie de dementes, es no sólo un vulgar ataque. Si no le molesta en absoluto reconocer el error, ¿qué está esperando para enviar una carta de retractación? De hecho este punto cambia mucho la naturaleza de sus reflexiones: Si existe homeopatía sin contradecir la constante Avogadro, ¿cómo es que la definición automática de placebo se ajusta aquello que sí pueden tener especies moleculares? Pero no sólo es este detalle, de hecho puedo señalar punto por punto cada una de las contradicciones de sus reflexiones, no sólo por el sesgo. Y lo mejor de todo es que he consultado todas las fuentes que usted usó, eso significa que puedo demostrar con firmeza dónde falla su panfleto. En unos días publicaré un documento refutando punto por punto sus reflexiones y espero que ante todo haga publica una nota admitiendo "con toda naturalidad" sus errores y retractando, si es posible, su propaganda.

Yo sugiero a los defensores

Yo sugiero a los defensores anónimos de la homeopatía que manden todos sus desesperados argumentos a la Comisión Federal de Comercio. Al final es esta la que tomó la decisión de declarar la índole fraudulenta de vender agua vigorosamente agitada como si fuera un medicamento. Quizás tienen suerte y los convencen de que revoquen la medida.
¿Si se denuncian las falsedades dichas por el Dr. Silva, tenemos que dirigirnos a la FTC? ¿De verdad? ¿Y él se va a dirigir a NATURE ASIA por haber publicado ( http://www.natureasia.com/en/nindia/article/10.1038/nindia.2015.154 ) HACE UN AÑO una nota sobre una investigación científica ARBITRADA que muestra efectos fisiológicos de diluciones 30C? ¿Quién tiene más peso científico, NATURE ASIA o alguien que pretende no ver las referencias científicas ARBITRADAS para no discutirlas?

Por favor, quien haya leído

Por favor, quien haya leído la obra científica de Luis Carlos Silva sabe que es científico que usa y domina el método científico como pocos y no por gusto es uno de los científicos cubanos con más índice H. Miembro de la Academia de Ciencias de Cuba. Su obra ha sido sometida a crítica de la comunidad científica constantemente y él es un sinónimo de transparencia en la ciencia. Por qué no envías todos tus comentarios a la FTC.

Por otra parte, si vamos a

Por otra parte, si vamos a jugar con autoridades científicas, ¿sabe quién es Anisur Raman? http://scroll.in/bulletins/39/how-indias-digital-revolution-is-changing-the-lives-of-talented-students-in-small-towns-and-villages

No sólo su comprensión

No sólo su comprensión lectora le falla. El FTC hace referencia sólo a los homeópaticos de venta libre. ¿De nuevo no leyó los documentos? Además, es irónico que usted se la pase quejandose y usando como escudo a Illich, de que USA y la FDA permiten comercial muchos fármacos inútiles, pero cuando le conviene la FTC y la FDA son organizaciones del bien común.
Es curioso que la FTC tomará sólo en cuenta las opiniones de alrededor de 50 personas ligadas al Rationalis imperialista: El CFI. Curiosa narrativa, un pequeño grupo que presionar para luchar contra la malvada "seudociencia" porque es el problema de salud más importante, según estos grupos de presión. Responsa señor Silva. ¿por qué la FTC no tomó en cuenta la decisión de los otros miles de personas y sólo tomó en cuenta la de ~personas? ¿por qué la FTC decidió ignorar el informe alemán y las reomendaciones de India, Pakistan, México, Rusia y otros países donde la homeopatía está incorporada en el sistema nacional de sanidad? ¿por qué la FTC ignoró cualquier prueba de estudios de laboratorio y en físico química? Es más bien al revés, ustedes como agentes del seudoescepticismo buscan engañar, manipular y distorsionara mediante los medios de comunicación para dar la idea de que la homeopatía es una tontería, y curiosamente todas las organizaciones seudoescépticas actúan con las mismas estrategias tramposas, las mismas falacias y mismas mentiras.

Páginas