El gobierno de EE.UU. declara que la homeopatía es un engaño

Autor: 

Julia Bellu Traducción Bárbara Maseda
|
06 Diciembre 2016
| |
100 Comentarios

Me gusta: 

La homeopatía es uno de los curalotodos que por más tiempo ha sobrevivido en el mercado: engañando a los consumidores desde 1814. Pero no fue hasta hace poco que el gobierno de EE.UU. decidió poner freno a estos tratamientos falsos, con una nueva política de la Comisión Federal de Comercio (FTC por sus siglas en inglés).

La política explica que a partir de ahora este organismo comenzará a exigir a los fabricantes de medicamentos homeopáticos que presenten pruebas científicas de los beneficios de sus productos para la salud si desean venderlos en el mercado nacional.

Conseguir tales pruebas puede ser bastante difícil, dado que la homeopatía es una pseudociencia.

La idea principal que la sustenta es que un extracto animal o vegetal que cause síntomas similares a los que sufre una persona puede curarlos. Por ejemplo, dado que la cebolla hace llorar los ojos y moquear la nariz, se supone que una solución de extracto de cebolla cura el catarro y algunas alergias. Los remedios homeopáticos no son más que versiones extremadamente diluidas de los extractos que supuestamente deben aliviar los síntomas.

El problema está en que cada vez que se han sometido a investigación estos tratamientos, los científicos han determinado que no contienen nada del producto animal o vegetal que supuestamente está diluido en ellos.

Las pruebas son claras: la homeopatía es un engaño

La comunidad científica se opone monolíticamente a la homeopatía. Muchos estudios, libros e investigaciones demuestran que este tipo de terapia es falsa. De hecho, hay tantas pruebas en contra de su efectividad que algunos investigadores han planteado que ya es hora de dejar de invertir fondos gubernamentales en indagar sobre su valía y dedicarle ese financiamiento a tratamientos que sí ayuden a la gente.

La investigación más exhaustiva hasta el momento es la realizada por el gobierno de Australia, que concluyó que estos tratamientos no funcionan y que la gente debe dejar de gastar su tiempo, dinero y, más importante aún, su salud, en lo que solamente puede definirse como una ciencia de pacotilla.

Los autralianos encontraron varios problemas con las investigaciones que defienden a los productos homeopáticos. Para empezar, muchos de esos estudios están mal diseñados: no incluyen suficientes participantes como para que los resultados sean relevantes, o han sido realizados por investigadores que no se ocupan de los márgenes de error ni atendienden a factores confundentes.

Pero incluso los estudios bien realizados no encontraron que la homeopatía fuera mucho mejor que un placebo, ni que superara a ningún otro tratamiento para dolencias como el asma, la ansiedad, el síndrome de fatiga crónica, catarros y úlceras. Las investigaciones que dijeron encontrar beneficios para la salud tenían tantos errores y diseños tan deficientes que no fueron consideradas confiables.

Esto quiere decir que no solo la homeopatía no es mejor que otros tratamientos, sino que ni siquiera consiguió superar en efectividad a pastillas de caramelo -algo que no resulta del todo sorprendente si se toma en cuenta que la mayoría de las pastillas y pociones homeopáticas son productos inertes.

Remedios homeopáticos lejos de desaparecer

Esta disposición de la FTC es sin dudas un paso en la dirección correcta hacia el conocimiento público sobre la falta de pruebas que sustenten la homeopatía.

“Esta es una verdadera victoria para la razón, la ciencia y la salud del pueblo estadounidense”, dijo Michael De Dora, director de políticas públicas del Centro para la Investigación, un grupo dedicado a la promoción y educación científicas que ha estado abogando por una mayor vigilancia sobre la homeopatía. “La FTC ha tomado la decisión correcta al exigir que los fabricantes rindan cuentas acerca de las aseveraciones completamente infundadas que hacen sobre sus productos homeopáticos.”

Pero esto no significa que estas “medicinas” desaparecerán de las tiendas. La FTC solamente tiene poder para perseguir promociones engañosas, pero si los productores declaran claramente que sus productos no tienen un basamento científico, podrán continuar vendiéndolos. Como explica la FTC:

“Las propiedades de un medicamento homeopático que no estén demostradas por pruebas científicas confiables pueden no ser engañosas si los anuncios o etiquetas donde aparecen informan adecuadamente que: 1) no hay pruebas científicas de que el producto funcione, y 2) las propiedades que se le atribuyen están basada solamente en teorías homeopáticas del siglo XVIII que no son reconocidas actualmente por la mayoría de los expertos médicos”.

A partir de ese punto, su consumo quedará a discreción del consumidor. Ojalá la gente sea lo suficientemente docta como para leer las etiquetas informándoles que la efectividad del producto en cuestión no está demostrada. Sin embargo, dado que los tratamientos homeopáticos llevan siglos en el mercado, es probable que su desaparición esté muy lejos todavía.

(Texto original en: http://www.vox.com/2016/11/18/13676834/ftc-homeopathy-crackdown-regulation

100 Comentarios

Comentarios

1) Es irónico que te quejes

1) Es irónico que te quejes del seudónimo pero no objetes nada de los otros usuarios que usan... ¡seudónimos como "cuchufleto"! Vale, para ti usar seudónimos no supone un problema siempre y cuando te den la razón, pero en el momento en que critican y desmontan tus argumentos te haces el indignado. En lugar de atacar el mensaje atacas al mensajero. 2) Leí todo el libro, ¿se te hace ético publicar burlas y acusaciones hacía los médicos que practican la MT y MAC? ¿cómo es que un "debate" se justifica con burlas infantiles del estilo de Silva o de Arias? 3) ¿De qué forma se avala el plagio por parte de Marcelo? ¿no se supone que se deben citar las fuentes?

Zet y Grr. Leyendo todo este

Zet y Grr. Leyendo todo este debate inicialmente yo quería creer que ustedes eran científicos serios interesados en el debate, con algún prurito de modestia, pero he descubierto este sitio http://elespaciodeldebunker.blogspot.com/2015/03/una-nueva-aventura-de.html y he comprendido que son ¿dos? provocadores que andan a la caza de cualquier escrito o blog relacionado con el tema para inundarlo de comentarios retorcidos. Yo le sugeriría a Juventud Técnica que dejara de publicarles tanta bobería porque en definitiva ustedes sí que le están haciendo propaganda de esa forma al blog que ustedes mismos hacen.

Cita un solo "comentario

Cita un solo "comentario retorcido". Poner un enlace a una página donde nos caricaturizaban ¿es lo mejor que tienes? Al señor de la caricatura se le respondió punto por punto cada una de sus falsedades (ver sección de comentarios) y aún así no movió ni un dedo, igual que Silva, De Melo y Arias. No sólo dos, añade más a tu lista: http://circuloescepticoestafa.blogspot.com/2016/06/segunda-parte.html https://uraniaenberlin.com/2016/12/07/la-homeopatia-no-funciona-pero-los-farmacos-son-la-tercera-causa-de-muerte-en-el-mundo/comment-page-1/ http://saludypoder.blogspot.com/2016/08/es-la-homeopatia-una-estafa.html
Para estas alturas ya debe quedar caro a cualquier lector que tanto Silva Ayçaguer como su defensor Ernesto Estevez Rams no sólo no presentan ningún soporte científico ARBITRADO para sustentar sus afirmaciones, sino que cuando se les cita soporte de ese tipo para mostrar que lo que dicen es FALSO, fingen no verlo, ignoran el punto, lo distorsionan y en general se comportan de forma DOLOSA. Tal cosa ha sucedido en los comentarios 4190, 4191 para Silva Ayçaguer y 4218, 4221, 4225, 4226, 4279 y 4283 para Estevez Rams. Es obvio entonces que, a pesar de presentarse como defensores de la ciencia, no sólo NO TIENEN SUSTENTO CIENTÍFICO PARA SUS AFIRMACIONES EN CUANDO MENOS LOS PUNTOS SEÑALADOS, sino que contradicen la evidencia ARBITRADA que les ha sido citada. Peor aún: pretenden tapar esas carencias con raptos de emocionalidad y otras artimañas. De modo que hago un llamado público a Silva Ayçaguer y Estevez Rams para que SEAN SERIOS Y SUSTENTEN SUS DICHOS, especialmente si entran en conflicto con referencias científicas ARBITRADAS que se les proporcionan como contraste.

He leído con atención vuestro

He leído con atención vuestro extenso intercambio. El tema me interesa desde que pude apreciar con mis ojos el absurdo del uso de las pirámides con fines terapéuticos en Cuba. Solo haré un comentario: No sé si el profesor Luis Carlos Silva Aycaguer ha tenido o no un lapsus en una oración de alguno de sus textos. Pero me parece que eso sería un dato totalmente irrelevante. Porque si ese fuera el caso, resulta de una puerilidad extrema intentar descalificar su notable producción por ese hecho. Hablamos de una persona que tiene dos doctorados, ha sido docente en más de 30 universidades, ha ganado 11 veces el premio anual de la salud en su país, es el cuarto científico con mayor índice h de Cuba, es académico titular, profesor consultante de la Escuela Cubana de Salud Pública, e investigador titular de la Universidad Médica de La Habana, ha publicado casi 200 artículos en revistas arbitradas y 6 o 7 libros. Por lo demás, es simplemente uno de los mejores profesores que ha tenido mi Universidad, donde colabora desde hace 27 años. Al Dr. Silva le sugiero que no se desgaste intercambiando con personas de tan poco vuelo. Y los señores anónimos les digo que me atrevo a daros un consejo gratuito: no sigáis haciendo el ridículo. Elías Rovira Gil Profesor titular y PhD, UCLM, España

Páginas