Adiós a la científica que tocó las estrellas

Autor: 

Claudia Alemañy Castilla
|
27 Febrero 2020
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

http://mouse.latercera.com/

Me gusta: 

Esta semana, las ciencias están de luto, y en particular la Astronomía. La NASA dio a conocer el pasado lunes la noticia del fallecimiento de Katherine Johnson, una pionera que terminó como “figura oculta” hasta que Hollywood regaló su historia al mundo en 2016.

Estados Unidos tiene mucho que agradecerle a la investigadora. En los albores de la carrera espacial, Johnson calculó a mano las trayectorias de cohetes, las vinculó con la órbita terrestre y fundamentó cuáles debían ser los puntos de partida y regreso de las naves.

Detrás de la histórica llegada del ser humano a la Luna, el nombre de esta mujer debió brillar con solemnidad. Sin embargo, la doble discriminación de la que fue objeto la mayor parte de su vida la hizo caer en el olvido.

Katherine Johnson era una mujer negra que maduró en una época donde nadie pensaba que en su país llegaría a haber un afrodescendiente en el Despacho Oval. Sufrió el anonimato,, pero eso no la detuvo.

Trabajaba durante más de 14 horas diarias en el programa Lunar Orbit Rendezvous. Usaba reglas de cálculo y otras herramientas de escritorio, no había potentes computadoras a su disposición. Al mismo tiempo, crió tres hijas en una sociedad donde los roles femeninos estaban estrictamente predefinidos y, de no cumplir con ellos, se era alcanzada por un estigma imborrable.

 

La matemática hizo muchos de sus cálculos a mano, con herramientas de escritorio convencionales, gracias a su mente privilegiada (Foto tomada de https://www.fayerwayer.com)

Junto a otro grupo de mujeres matemáticas negras se convirtieron en “las computadoras de la NASA”. A lo largo de cerca de una década destinaron todo su talento a promover la llegada de los terrícolas al espacio.

Con el tiempo, el demorado reconocimiento llegó. Medallas, honores, un edificio con su nombre y hasta una película. Eso ha hecho que, su muerte con 101 años se volviera un suceso doloroso,, no solo para los expertos, sino para el público en general que ha ido aprendiendo sobre el amor de Johnson por los números y las estrellas.


 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario