La casa de la Física cubana

|
02 Septiembre 2015
| |
15 Comentarios

Me gusta: 

Casi diez años lleva la empresa Puerto Carenas tratando de terminar la reparación de un edificio en la Universidad de la Habana. Un inmueble de apenas cuatro pisos enclavado en uno de los laterales de la casa de altos estudios capitalina, frente al Hospital Calixto García. Es la Facultad de Física de la UH.  En el inmueble se encontraban las aulas, oficinas y los laboratorios de investigación del núcleo más grande y sólido de físicos del país. También, los locales donde se impartían laboratorios docentes a todos los estudiantes de ciencias de la Universidad. Es la casa de la Física cubana.

El edificio fue abandonado en el año 2006 por su claustro de profesores y estudiantes para una reparación, que incluso los ingenieros y funcionarios más pesimistas anunciaban que duraría tres o cuatro años. Ocho años después, la obra no alcanza ni siquiera la mitad de su ejecución. Se nos dijo que hasta la Secretaria del Partido de la Habana se ha ocupado del asunto, pero parece que ni ella, miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba, logra que la reparación avance. Es difícil reconocer si es desidia, incompetencia o corrupción lo que esconde tanta demora. Quizás un poco de las tres. La situación es  tan bochornosa, que para muchos eclipsa los bien publicitados esfuerzos de la dirección universitaria por recuperar otras instalaciones.

Mientras, varias generaciones de estudiantes de Física han cursado su carrera sin un edificio donde reunirse, en aulas que cambian durante el año, a veces viéndose obligados a recorrer varias cuadras de un turno a otro. Los laboratorios docentes son locales improvisados que deben montarse y desmontarse casi quincenalmente. Muchos profesores llevan más de ocho años sin una oficina donde trabajar, usando locales dispersos por toda la Universidad. Algunos, los más jóvenes, jamás han tenido una oficina de trabajo. Se torna difícil, cuando no imposible, desde organizar seminarios, hasta montar un equipo nuevo. Es común en un espacio de 16 metros cuadrados encontrar a cuatro profesores y siete u ocho estudiantes trabajando y discutiendo sobre tres temas de investigación diferentes al mismo tiempo. Las laptops (todas personales) apoyadas durante horas sobre los muslos, porque no hay suficientes mesas para todos.

En septiembre del 2014 la viceministra Miriam Alpízar anunciaba la inminente entrega de la Facultad en la Mesa Redonda. Una semana después, en otra Mesa Redonda, rectificaba diciendo que se entregarían, en poco tiempo, solo el tercero y el cuarto piso. Se podrían usar aulas y oficinas (no así laboratorios docentes ni de investigación). Ha pasado un año entero y todavía ni los últimos – que ya nadie vaticina cuándo estarán listos- ni las primeras. ¿Y cómo nosotros, profesores, les explicamos a nuestros estudiantes que los vice-ministros y los ministros no saben, o se equivocan, sobre lo que pasa en una obra que se encuentra a poco más de 700 metros de su oficina, pero que seguramente saben y no se equivocan cuando presentan la excelente preparación de la Universidad de Granma? Será interesante ver este año la Mesa Redonda, que anuncia a nuestras Universidades listas para comenzar el curso escolar, qué dirán de Física. ¿Otra inminente entrega? ¿No se mencionará?

En esas condiciones de trabajo el curso pasado los profesores de la facultad organizaron, y menciono solo lo que recuerdo mientras escribo, dos eventos científicos con carácter internacional, uno de Sistemas Complejos, otro de Física Estadística y Biología de Sistemas. Entre los dos reunieron  casi cien extranjeros, algunos de primerísimo nivel; otros, estudiantes jóvenes que vinieron a aprender a nuestro país. También se realizó un taller de superación para profesores de pre-universitario. Se acreditaron de excelencia la carrera de Física y su programa de Doctorado. El claustro de nuestra Facultad posee el más alto índice de publicaciones per-cápita en revistas internacionales de la Universidad de la Habana, y presumo que del país. ¿Cuánto más podríamos haber hecho en nuestro edificio? ¿Cuánto más podremos hacer? Parece que solo a nosotros nos importa.

Nuestros graduados y nuestros profesores encuentran fácilmente becas de maestrías, doctorado o contratos permanentes fuera del país. La oferta no falta. Si Europa es una plaza difícil de conquistar, Brasil, México, Colombia, Chile y Ecuador están ávidos de estudiantes y profesores cubanos. Los Estados Unidos pronto serán un destino enorme y fácilmente accesible. Sobran las razones para explicar esta emigración, un problema latente en el país, que se extiende más allá de la Física nacional a por lo menos, todas las carreras de Ciencias Exactas, Naturales, Ingenierías y ahora también Medicina. Es iluso pensar que recuperar el edificio abortaría esta emigración, hace falta mucho más. Desde elevar los salarios, hasta recuperar un equipamiento científico que hace años es ridículamente obsoleto. Pero no hay dudas de que la ausencia del edificio limita enormemente nuestro trabajo e impulsa la emigración.

En estas circunstancias es difícil no trasmitirles a los estudiantes esta sensación terrible, la Física en Cuba está desapareciendo. Somos en parte responsables; no nos alcanzó el talento para hacerla sobrevivir en estas aguas tan adversas. Pero no somos los únicos, hay muchos más. El funcionario que impone límite de tiempo al comienzo de la Maestría, el que lo acata, el que prohíbe los viajes de los adiestrados, el  que eliminó las pruebas de ingreso especiales a la carrera, o el que cerró ingeniería física cumpliendo o diciendo que cumplía orientaciones de instancias superiores, por solo recordar errores recientes. Pero no falta, entre esos culpables, quienes impiden y quienes no logran terminar la casa de la Física cubana. Porque la verdad, de los tantos problemas que debemos enfrentar para re-impulsar la deprimida ciencia cubana, ese debería ser de los más simples, reparar un pequeño edificio de cuatro plantas sin el cual es difícil imaginar el futuro.

Galería
15 Comentarios

Comentarios

Dr Mulet: Y no sera que estan

Dr Mulet: Y no sera que estan esperando a que ustedes se cansen y desaparezcan? Asi, entre otras cosas, se acaban las criticas a la pseudociencias!! Una vez desparecidos los "conflictivos Fisicos", se podra, quizas, convertir el edificio de Fisica en el flamante "Hotel Calixto Garcia"?? Bueno, probablemente no hago bien lanzando esta "maligna idea" eh?? Por demas, no se angustie!! En poco tiempo los Fisicos no estaran solos. El edificio de la facultad de Biologia se esta desbaratando a pasos que en breve seran agigantados...

Erwin:

Erwin: Yo no creo mucho en planes maquiavelicos. En especial porque no me parece que seamos tan importantes. Pero reconozco que si al pensar mal de las personas se puede ser injusto,..... muchas veces se acierta. En el mismo periodo de tiempo que lleva reconstruyendose nuestra facultad, nuestro pais construyo, en el medio de la nada, un centro de investigaciones en Nanotecnologia al cual proveyo de enormes recursos. Le hago notar que la nanotecnologia es una de las principales areas de investigacion de nuestra facultad y que los resultados cientificos del famoso centro no parecen ser precisamente relevantes.

Ojalá y esto le doliera a

Ojalá y esto le doliera a otros así como nos duele a nosotros! A esos que después se reúnen para analizar el por qué del éxodo de jóvenes profesionales, como si las razones estuviesen ocultas. Gracias por el artículo, Mulet

El tema de la casa de la

El tema de la casa de la física cubana lleva años como expone claramente el profesor Mulet. Los entonces pdte de la Sociedad Cubana de Física Augusto y la decana Maruchi le expusieron detalladamente al titular de Educación Superior, Miguel Díaz-Canel el asunto. Todos pensaron que avanzarían pero ahí está la desidia y el abandono total.

soy profesora de la

soy profesora de la universidad y puedo dar fe del deterioro y abandono en que está esa facultad. Es increible que varias graduaciones de físicos hayan concluido su carrera y se vayan sin el recuerdo de una facultad propia. Muy valiente artículo de un profesor de una facultad que como el bien dice, es de las que más publica, y que mantiene colaboración con otras áreas de ciencias naturales. Triste que sucedan cosas como esas en sedes de carreras valoradas de excelencia, y en una universidad tan emblemática como la UH.

Sin dudas en la física esta

Sin dudas en la física esta el futuro mediato y lejano de la civilización humana, ser ignorantes en este campo será a mi juicio ser ignorantes en la existencia misma del ser humano , darle la espalda a la física es como darle la espalda al raciocinio, no imagino quien puede descuidar este tema , tomemos en consideración solo dos temas para saber de que estamos hablando , Europa ha gastado y gasta en el HLC mas del PIB de unos de sus países miembros , EEUU paga a alrededor de 100 físicos de partículas jugosos salarios como plantilla del pentágono y tiene a mas de 10000 de ellos en las nominas de universidades e instituciones y es la línea investigativa que más dinero liquido recibe para experimentos y teorización , será que nosotros somos más inteligentes?? , será que los responsables de tal vergüenza son consientes del ultraje que le hacen a la patria postergando s la formación de los que tienen la honrosa tarea de explicarnos que somos y hacia dónde vamos y la manera de desarrollarnos con recursos que hoy son la escoria de un proceso???, soy médico y confío en que la física sea el nutriente fundamental de soluciones médicas del futuro mediato , como ciencia madre en ella estoy seguro esta la respuesta a muchas preguntas médicas de hoy , estas negligencias están borrando un poco de la posibilidad que tenemos como país de sobrevivir.

Muy bueno tu artículo Mulet.

Muy bueno tu artículo Mulet. Se está perdiendo la ciencia cubana y la educación superior cubana está muy comprometida. Y esto es una cadena interminable. Me duele mucho mucho la Física porque pertenezco a esa comunidad pero el problema es mas grave aun. Se sabe que un edificio se puede construir o reconstruir en 18 meses, la casa de la Física ha corrido con pésima suerte. Lo que lamentablemente no será fácilmente recuperable es el capital humano (los científicos y profesores universitarios) esos que estamos perdiendo día tras día, tardará muchísimo en revertirse, lleva años formarse como científico, tener ideas propias y general y formar grupos de investigación. Todo ello por los bajísimos salarios y la falta de condiciones de trabajo, empezando por la internet accesible (dista mucho de la que se necesita en el siglo XXI para la ciencia y la vida moderna en general), los inmuebles que habitamos y los laboratorios que se han perdido. Lo hemos dicho en tantos lugares como podemos pero parece que no ha sido escuchado por oídos receptivos. Estamos llegando al punto de no retorno, creo que si se hace un inventario de cuantos estamos activos en ciencia viviendo en Cuba no llegamos a 500. Tristemente esta Isla volverá a ser un destino de Sol, playa y música.

Páginas

Añadir nuevo comentario