China sigue pujando en la carrera espacial

Autor: 

Claudia Alemañy Castilla
|
21 Mayo 2020
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

tomado de https://www.dw.com

Me gusta: 

La nave Larga Macha 5B despegó el pasado 5 de mayo desde la base Wenchang, en la isla de Hainan, al sur de China. El cohete, que inició su recorrido sin tripulantes, transportaba una cápsula de prueba la cual se espera facilite el transporte y la manipulación de cargas a gravedad cero.

La Agencia de Vuelos Espaciales Tripulados de China (CMSA, por sus siglas en inglés) enfatizó que el lanzamiento es un preámbulo para comenzar el ensamble de la estación espacial china. Junto a otras naves similares, las autoridades del Gigante Asiático pretenden establecer las primeras directrices para el transporte de personal, módulos, equipamiento y otros componentes de esa instalación.

Gran Marcha 5B tiene una longitud de 53,7 metros, además de una tapa central de cinco metros de grosor y cuatro propulsores de 3,35 metros de diámetro.

El cohete emplea propulsores amigables con el medio ambiente y, según refiere la Academia de Tecnología de Vehículos de Lanzamiento de la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China, posee una ventaja adicional.

Tiene una elevada resistencia a las altas temperaturas de fricción. Esto representa un paso de avance en las tecnologías chinas, puesto que habían experimentado limitaciones en este sentido.

El Gigante Asiático invierte miles de millones de dólares en su actual programa de visitas al cosmos. Los científicos de ese país ya han puesto en órbita numerosos satélites propios e, incluso, facilitado el ascenso de las naves de otros países. Tener una estación espacial, separada de los competidores, podría facilitar su supremacía.

Además de este objetivo, China se convirtió en la primera nación que consiguió llevar una sonda hasta el lado oculto de la Luna y esperan poder lanzar una sonda a Marte dentro de un par de meses.

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario