China y la NASA avanzan un paso más en el camino hacia el Planeta Rojo

Autor: 

Claudia Alemañy Castilla
|
30 Julio 2020
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

tomada de https://www.xataka.com/

Me gusta: 

Pocas horas atrás, la Agencia estadounidense para el Espacio y la Aeronáutica (NASA, por sus siglas en inglés) hizo despegar la nave MARS 2020. El cohete tiene como objetivo alcanzar al cuarto planeta del Sistema Solar y dejar en él al rover Perseverance.

Este robot estará dedicado a buscar rastros de vida en la superficie marciana y hará exhaustivas pruebas que contribuirán a verificar si es posible un desembarco humano en Marte.

Por otro lado, los expertos de la NASA no son los únicos que, a finales de julio, han decidido emprender el viaje hacia el Planeta Rojo.

Tianwen-1 es el nombre de la nave que convertirá a China en el tercer país en sobrepasar atmósfera de Marte. El lanzamiento tuvo lugar en las instalaciones especiales de Wechang, provincia de Hainan el pasado 23 de julio y los expertos aspiran a que la nave llegue a su destino en febrero de 2021.

La sonda espacial está compuesta de un orbitador, aditamento que facilitará la entrada, descenso y aterrizaje del artefacto en el Planeta Rojo. Dicha herramienta cuenta con una cámara de alta resolución, así como un espectómetro, un radar y sensores que servirán para analizar el astro desde las alturas.

Además, tiene integrado un rover que potenciará el análisis de la superficie planetaria. Los instrumentos se dedicará a áreas tan diferentes como la composición de los suelos y a los sistemas climáticos de Marte.

Liu Tongjie, portavoz de a Administración Nacional del Espacio de China (CNSA), expresó que uno de los objetivos es convertirse en el primer país que logre aterrizar en Marte al primer intento. Al parecer, de acuerdo con los cálculos académicos, la posición entre los dos planetas es idónea.

En caso de cualquier falla, el arribo al cuarto astro del Sistema Solar podría retrasarse estrepitosamente. La nave tendría que postergar su llegada al cuerpo celeste incluso hasta 2022.

Quanzhi Ye, un astrónomo de la Universidad de Maryland, aseguró que los chinos son relativamente afortunados. A diferencia de otros, como la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), el Gigante Asiático al menos consiguió enviar su sonda.

El organismo europeo no pudo materializar sus objetivos de exploración espacial para 2020. Por su parte, la NASA aspira a poder lanzar su proyecto Mars 2020 para este 30 de julio.

Lea también:

China ha expandido su alcance en la carrera espacial en la última década. Solo el año pasado, el país consiguió llegar a la cara oculta de la Luna y aportó importantes resultados sobre el análisis de esa región.

 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario