Ciberpolíticas, prioridades y participación

Autor: 

Bárbara Maseda
|
19 Febrero 2015
| |
1 Comentario

Crédito de fotografía: 

Bárbara Maseda

Me gusta: 

Preguntas sin respuestas y expectativas acumuladas por años alrededor del deprimido panorama de las tecnologías de la información y las comunicaciones en Cuba vieron cierta luz este miércoles 18 de febrero con la presentación de una propuesta de Política integral para el perfeccionamiento de la informatización de la sociedad cubana.

Unos días antes, la divulgación de una convocatoria del Ministerio de Comunicaciones al I Taller Nacional de Informatización y Ciberseguridad y las declaraciones de la Vicerrectora de la Universidad de Ciencias Informáticas al sitio web Cubadebate, habían reactivado el interés en el tema –como cada vez que algún “movimiento” en esta área deja entrever cualquier perspectiva sobre la esperada masificación del acceso a Internet en Cuba.

El anuncio oficial del miércoles en la mañana se hizo ante unos 7500 profesionales de la información y las comunicaciones (30% del total en el país), a quienes se convocó no solo por formar parte del “sector en cuestión”, sino también como especialistas, de quienes se esperan sugerencias y opiniones que sirvan para perfeccionar esta propuesta inicial.

“Este primer taller marca el principio de un proceso de análisis en el que todos podemos contribuir”, dijo a los presentes el Presidente del Comité Organizador, Viceministro del MINCOM Dr. José Luis Perdomo. “Las valiosas opiniones de todos los compañeros a lo largo y ancho del país enriquecerán las ideas aquí expresadas y constituirán un valioso arsenal en el diseño de la política de informatización.”

Lo que se pone hoy a su consideración es la formulación de una propuesta que se basa en un diagnóstico realizado por expertos de más de diez organismos –no enumerados en la presentación.

Aunque no se entró en muchos detalles sobre el referido diagnóstico, sus hallazgos no parecen revelar nada que no supiéramos ya: “En la actualidad, la situación de la actividad informática existente no permite dar respuesta a las necesidades que se demandan, constatándose escaso avance en el uso de las TIC de manera coherente y uniforme”, comenzó explicando el Viceministro del MINCOM, Ing. Wilfredo González Vidal.

El viceministro complementó estas razones con la necesidad de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC): “La vital importancia del aprovechamiento de las TIC como herramientas para el desarrollo del conocimiento, la economía y la actividad político-ideológica, hacen impostergable la elaboración de una estrategia en el campo de las TIC que contribuya a los elementos de soberanía tecnológica y permita trazar prioridades más acordes al proceso de transformaciones emprendido por el gobierno cubano”.

Si tales necesidades tampoco distan mucho de las que ya se habían identificado tan tempranamente como en 2005 en varios documentos preparados por organismos estatales, como el Programa Rector de la Informatización de la Sociedad Cubana, ¿qué ha cambiado en nuestro contexto que ha terminado por darle a la “Política…” el empujón que necesitaba para articularse y hacerse pública con un llamado a la participación? ¿acaso todo esto no era igual de impostergable hace diez años?

La respuesta institucional (indirecta) al “por-qué-ahora” parece poner el peso del asunto en lo económico: por una parte, la coyuntura inversionista que permitirá el imprescindible desarrollo de la infraestructura de conexión, y por otra, la necesidad de transformar el área en fuente fundamental de ingresos para el país.

En un audiovisual proyectado en la sesión inaugural del Taller (el mismo que se trasmitió como material especial al final del Noticiero de la Televisión Cubana esa noche) se informó a los participantes que las negociaciones con otros países (fundamentalmente Rusia y China) son la base de tal desarrollo.

El video explica que China y Cuba han pactado el establecimiento de un mecanismo de cooperación bilateral en materia de informatización y ciberseguridad; que evalúan la factibilidad de crear en la Isla fábricas de dispositivos informáticos, como tabletas y teléfonos celulares; que China planea transferir a Cuba tecnología y equipamiento especializado; que se proyecta la creación en suelo cubano de un Centro Regional de Formación y Certificación de Expertos en Ciberseguridad, la creación de cuatro laboratorios especializados en la temática, y el estudio de pruebas piloto para acceso inalámbrico a servicios de telecomunicaciones; y que se implementará un proyecto a pequeña escala de una ciudad inteligente, para lo cual se propuso a la UCI.

¿Informatización = Internet?

Aunque la nomenclatura parezca irrelevante (y lo sea en la mayoría de los países), en Cuba la diferenciación entre “Plataformas institucionales”, “Correo electrónico”, e “Internet” –con la consiguiente segmentación de servicios y accesibilidad que determinan— nos ha enseñado a analizar con lupa la especificación de protocolos y dominios en este tipo de anuncios oficiales.

Bajo esa lente, ¿cuánto de acceso a Internet promete esta política para el ciudadano promedio?

Tanto en el referido audiovisual como en la política misma hay elementos que hablan, por un lado, de la continuación y reforzamiento de los servicios nacionales, y por otro, de acceso real a Internet.

En el primer caso, se hizo referencia a la importancia y planes de potenciación de la Red Social CubaVa (con toda una serie de servicios que reproducen otros ya disponibles en Internet), cuya existencia se ha tomado en muchas ocasiones como pista de que no hay planes de darle acceso a los cubanos a Facebook, Twitter, Blogger o Wordpress, etc. De lo contrario, ¿para qué invertir tiempo y recursos en la creación de sus homólogos respectivos La Tendedera, Pitazo, o Reflejos?

El material audiovisual se adelanta a esta sospecha y aclara que “su objetivo no es limitar el acceso de los cubanos a Internet, sino encauzar en la red todos aquellos contenidos y servicios digitales generados en el país para hacerlos más viables y accesibles a las personas”.

Por otro lado, el acceso a Internet fue nombrado abiertamente en varios momentos de la sesión. El Viceministro González Vidal habló de “ampliar las capacidades y el uso de internet por la población, con precios cada vez más accesibles, sin ningún tipo de restricción” e identificó el uso de correo electrónico y el Internet como elementos “básicos”.

El Ing. Jorge Luis Legrá Álavarez, director de Programas Estratégicos de ETECSA mencionó futuras áreas donde habrá acceso a Internet mediante Wi-Fi, y que se habilitarán a razón de una o dos por provincia, con diez destinadas a La Habana.

Ver principios, estrategias y prioridades de la Política.

1 Comentario

Comentarios

Añadir nuevo comentario