Ciencia en Cuba: Dificultades aparentemente invisibles

Autor: 

Dr Carlos Cabal Mirabal
|
27 Mayo 2015
| |
0 Comentarios

Me gusta: 

Además de las serias y reales circunstancias que afectan a la Ciencia y la Tecnología cubanas y a una gran parte de la actividad profesional del país, a causa -entre otras situaciones-, de la prolongada ausencia del financiamiento y, sobre todo, de la extinción de una política coherente en el sector acorde con los nuevos momentos, existen otras causas de carácter subjetivo muy perniciosas, vinculadas con trabas burocráticas que entorpecen, enlentecen y disminuyen la productividad del trabajo creador. Estas irritan a los científicos, tecnólogos, profesionales y técnicos ubicados en el sector, tanto el presupuestado  como el  no presupuestado.

 Lo más preocupante es que, lejos de disminuir, estos mecanismos crecen  y se enraizan, convirtiéndose  en modo de actuar  anticultural, nocivo a corto y largo plazo para la sociedad cubana.

Las ciencias, incluso las más cercanas a los procesos productivos o sociales, y su gerencia, no pueden ser abordadas con conceptos,  métodos o  formas de orientación y control burocráticos.

La ciencia y la tecnología, como toda creación humana tienen sus características intrínsecas, resultado de cientos de años, en el contexto de una comunidad internacional, en la cual Cuba se ha insertado de manera activa, para el bien de su soberanía. Todo cuanto se emprenda en materia de normativas no puede hacerse, entonces, sin sin tener en cuenta esas características.

Un pintor, por renombrado que sea, no puede dirigir una orquesta sinfónica, si no tiene el virtuosísimo, el conocimiento, las habilidades, la maestría y la sensibilidad musical de los músicos. No obstante,  en su condición de artista, si podría entender los procesos esenciales que atañen a los músicos y a su creación.

Los mecanismos y regulaciones mencionadas se podrían clasificar en tres grandes grupos: Primero, lo concerniente a la organización de los científicos e instituciones científicas, incluyendo el reconocimiento y evaluación del trabajo. Segundo, lo relacionado con  la colaboración e integración en el marco nacional e internacional. Tercero, lo que se vincula al abastecimiento material de las investigaciones, más otros asuntos que salen del marco de este análisis. Algunos de estos mecanismos, orientaciones o disposiciones de diversa jerarquía, a veces de origen no muy visible, atentan contra el buen desempeño de la ciencia, la tecnología, la innovación productiva y su impacto socio económico.

Los científicos cubanos, que se han ganado un espacio en el patrimonio cultural de la nación cubana y que junto al pueblo han contribuido a la soberanía (cultural y económica), y a la dignidad de la patria socialista, alertan sobre esta funesta tendencia y reclaman un análisis profundo de ellas para su erradicación.

Es imperiosa la necesidad de que los organismos correspondientes, en consulta con la Academia de Ciencias de Cuba, los Consejos Científicos y de las Sociedades científicas cubanas, aborden en breve el análisis de esta problemática subjetiva de trascendentes implicaciones para la productividad del quehacer científico, el bienestar  de los científicos y de la cultura revolucionaria.

 

* Investigador Titular del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, Profesor Titular de la facultad de Física de la Universidad de La Habana, Académico de Mérito de la Academia de Ciencias de Cuba y Premio Nacional de Física 2011

Consultar Resolución en PDF. MINISTERIOSALUD PÚBLICA
RESOLUCIÓN No. 381

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario