Cinco videojuegos con distopías muy parecidas

Autor: 

Abdiel Alejandro Montano
|
23 Junio 2020
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

tomada de https://www.muycomputer.com/

Me gusta: 

Los videojuegos nos llevan a explorar mundos distópicos más allá del sentido tradicional de la palabra. A pesar de que ninguno de esos fantásticos universos se ha vuelto realidad todavía, es aterrador ver cómo comparten elementos de la realidad, a veces mas de los que desearíamos.

 

A continuación, cinco videojuegos que nos mostraron sociedades de horror y extremismo muy parecidas al mundo de 2020.

1. Far Cry 5, el fundamentalismo religioso

Una deformación de la ultra derecha conservadora cristiana americana que reacciona de forma violenta y que cree fielmente que su líder es el mesías. Esta creencia los lleva a justificar los actos violentos que comete. Este escenario, por irreal que parezca, ya ha sucedido con líderes de sectas religiosas a cargo de grandes cantidades de seguidores e infundiendo el pánico. Algunos han negado la existencia de la COVID-19

2. Bioshock Infinite, racismo

 

Un viaje que nos lleva hasta Columbia una ciudad suspendida en el cielo donde todo es perfecto excepto por el ultranacionalismo americano que llega hasta el punto de fusionar ideologías cristianas con los padres fundadores de los Estados Unidos deificándolos. Además, viven con la idea de la superioridad blanca sobre otras razas, una idea que justificó la opresión y esclavitud afroamericana, así como el exterminio aborigen.

Estos ideales aún se mantienen, y existen sitios en EE.UU. donde conservan la bandera de los estados confederados, una cicatriz en la historia estadounidense que nos recuerda que en ese país cierta parte de la población fue a la guerra, entre otras razones, para legitimar la esclavitud.

3. We happy few, una vida enajenada

Retrata un mundo donde el racismo, las violaciones a la privacidad y la violencia van de la mano. Sin embargo, nadie se da cuenta porque todos van drogados con píldoras para la felicidad que son de uso obligatorio para todos los ciudadanos bajo pena de destierro.

De tal modo acontece hoy con las redes sociales. Algunas plataformas se vuelven adictivas y las fake news cuentan un mundo irreal. Nuestros timelines o feed de redes sociales suelen ser más un reflejo del mundo en que queremos vivir que el mundo que nos circunda.

4. Deus Ex Mankind Revolution, la segregación.

 

Este plantea la idea de que en un futuro las personas podrían usar implantes cibernéticos de todo tipo y que, luego de ciertos eventos, estas personas eran acosadas, discriminadas, segregadas o recluidas en guetos. La segregación, que tiene entre sus máximos exponentes al apartheid, es uno de los tópicos que utiliza esta entrega para contar los temores a una realidad.

5. Watch Dogs, sociedad del monitoreo

En este juego la sociedad vive en constancia vigilancia tecnológica y la privacidad es cosa del pasado. Al alcance de un clic se puede encontrar toda nuestra información personal, tal y como revelara Edward Snowden.

Muchos países utilizan softwares de espionaje, las redes sociales venden información a los Gobiernos y los ciberataques son cada vez armas más efectivas.

Estos ejemplos demuestran como mediante el videojuego, aun si se hace de mejor o peor manera, se reflejan los problemas, conflictos y miedos de la sociedad que los crea y juega.

La mayoría reflejan problemas latentes de la sociedad occidental, pero no quiere decir que no puedan extrapolarse a otras sociedades o que los videojuegos de otros orígenes no exploren conflictos distintos propios de su ambiente.

Bonus: Yakuza, la criminalidad impune

 

Sega camina la delgada línea entre una historia sobre delincuentes y un reflejo de las complejidades de la vida criminal en Asia. Asimismo nos muestra cómo esta parece filtrarse entre muchas aristas de la vida diaria. Recuerda un poco a los narcoestados o las mafias sustentadas detrás de partidos políticos corruptos.

Así cada uno de estos videojuegos a su manera nos permite ver un reflejo de nuestra sociedad en otras caras. No es que cada videojuego sea una guía a la moralidad o cargue un mensaje crítico, pues en algunos casos glorifica la violencia y legitima las prácticas criminales.

Los videojuegos no solo entretienen, muchas veces sirven de ejemplo, critican o denuncian abusos, reflejan las injusticias de la sociedad y aunque a veces nos muestran cómo los héroes triunfan sobre muchas de esas vicisitudes no resuelven nuestros problemas. Cada cuál es libre de disfrutarlo de manera crítica o responsable y para cambiar el mundo tenemos que actuar nosotros.

Así que dinos que Videojuegos te han dejado cuestionándote la naturaleza de tu realidad, ¿qué otros juegos conoces tocan los males sociales directa o indirectamente conoces? Comenta y forma parte del debate en este #MartesGamer en Juventud Técnica.

 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario