Un cometa se desintegra este mayo

Autor: 

Claudia Alemañy Castilla
|
28 Mayo 2020
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

tomada de https://www.iac.es/

Me gusta: 

A finales del pasado año, astrónomos asociados al programa Asteroid Terrestrial-Impact Last Alert System (ATLAS), apreciaron por primera vez a C/2019Y4. En un principio, los expertos no prestaron mucha atención a este cuerpo celeste. Se trataba de un débil y difuso cometa que no destacaba dentro del medio centenar de objetos similares que se descubren anualmente.

Aun así, se hicieron observaciones. A lo largo de los últimos meses, los científicos determinaron que debió ser visto desde la Tierra sin necesidad de telescopios alrededor de los primeros días de 1845. Además, calcularon su órbita, lo cual permitió determinar que se trata en realidad de un fragmento del Gran Cometa C/1884Y1.

De forma paradójica, el interés por el pequeño C/2019Y4 comenzó a crecer entre los académicos. El cometa aumentaba su brillo de manera acelerada. Se esperaba que, de continuar una tendencia similar, podría ser observable desde el planeta con facilidad para mediados de mayo de este 2020.
 

Pero, para desconcierto de muchos, el cometa comenzó a frenar su resplandor. Esto era todavía menos común. Los cuerpos celestes de este tipo suelen experimentar este comportamiento luego de extendidos periodos de tiempo.

En medio de ese proceso, grandes observatorios dedicados al estudio de C/2019Y4, como el ubicado en la montaña canaria conocida como el Teilde y otros institutos, tuvieron que paralizar sus operaciones. ¿El motivo? Sí, lo que imaginas, la pandemia de COVID-19.

Sin embargo, astrónomos amateurs consiguieron seguir observando el objeto durante días e incluso captaron imágenes. Finalmente, gracias a ellos se pudo determinar su descomposición.

 

Instantánea captada por un entusiasta de la Astronomía (Foto tomada de https://www.iac.es/)

Según advierte la nota al respecto del Instituto de Astrofísica de Canarias, “la desintegración es uno de los destinos finales de muchos cometas (…) En cada aproximación al Sol, su estructura se debilita debido a la sublimación de los gases -principalmente agua- contenidos. La consecuencia más bella de todo este proceso es la formación de las largas colas que muestran la mayoría de cometas”.

Los más recientes estudios sobre la evolución del proceso y las fotografías divulgadas, permiten ver cómo los fragmentos continúan viajando en grupo. Una imagen realmente hermosa.


 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario