Cometas gemelos

Autor: 

Dr Ernesto Rodríguez Flores y Dr Ramón E Rodríguez
|
16 Diciembre 2016
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

Cortesía de los autores

Me gusta: 

Que los objetos astronómicos pueden estar constituidos por múltiples componentes es algo que se conoce desde hace mucho tiempo. Los sistemas estelares dobles y triples fueron descubiertos desde el siglo XVIII, pero esta idea se ha fortalecido por la observación de objetos múltiples en categorías, como los asteroides, y hoy se sabe que para ellos esa característica es relativamente frecuente.

imagen radar cometa. p2016-ba14

Los cometas dobles son menos conocidos. En 1998, dos de ellos fueron detectados por el Solar and Heliospheric Observatory (SOHO) entrando sucesivamente (1 y 2 de junio) en la atmósfera solar. Estos cometas pertenecen a la llamada familia de cometas Kreutz de Rasantes-Solares que cruzan a unos 50 mil kilómetros de la superficie del Sol.

En 1995, el 73P/Schwassmann–Wachmann comenzó a desintegrarse; primero en cuatro grandes pedazos. Posteriormente, en 2006, el telescopio espacial Hubble detectó varias decenas de nuevos fragmentos, con lo cual  se cree que desaparecerá como lo hizo el cometa 3D Biela en el siglo XIX. Si es así, su nombre cambiará a 73D.

Ahora dos cometas con órbitas similares se acercaron a la Tierra. Uno de ellos ocupará el tercer lugar entre los que han pasado más cerca   en los últimos 246 años. Ambos transitan a una distancia que no es peligrosa para el planeta.

Ya era conocido que el cometa 252P/LINEAR  se acercaría a la Tierra el 21 de marzo de 2016 a una distancia de 5,3 millones de kilómetros, unas 14 veces la distancia a la Luna. Pero en enero 22 del propio año, el observatorio Pan-STARRS en Hawai detectó un objeto que consideró un asteroide y tomó el nombre preliminar de 2016 BA14, al que se le calculó una órbita semejante a la del cometa. Posteriormente se le detectó una cola cometaria, lo cual hizo reconsiderar su clasificación y proponer la posible fractura  del 252P.

Este nuevo objeto pasó el día 22 de marzo de 2016 a 3,5 millones de kilómetros, unas nueve distancias lunares, lo que lo pone como el tercer encuentro cercano de la Tierra con un cometa.

En primer lugar está el D/1770 L1 (Lexell), que pasó a 2,3 millones de kilómetros unas 5,9 distancias lunares (DL) en julio de 1770. En segunda posición se ubica al cometa 55P/1366 U1 (Temple-Tuttle), que desfiló en octubre de 1366 a 8,9 DL. El C/1983 H1 (IRAS-Araki-Alcock), que pasó a 12,2 distancias lunares y que tenía el puesto tercero, ha pasado al cuarto lugar desplazado por este nuevo objeto 2016 BA14.

El máximo acercamiento a la Tierra del cometa P/2016 BA14, que ha sido la mayor aproximación en 246 años, permitió realizar observaciones con el Radar Goldstone de la National Aeronautics and Space Administration (NASA, EEUU), instalado en California, y obtener imágenes (figura 2). Como resultado de estas observaciones se pudo estimar que el diámetro del referido cometa está entre 600 metros y 1,2 kilómetros y que el período de rotación alrededor de su eje es de 35 a 40 horas. Los científicos opinan que el P/2016 BA14 es un fragmento del cometa 252P/LINEAR, que resulta dos veces más grande y con una órbita similar al primero.

Por otra parte, por ser el  cometa 252P/LINEAR más grande que P/2016 BA14, se esperaba que fuese el más brillante, aunque no visible para pequeños instrumentos. Sin embargo, superó el brillo predicho por los científicos, quienes habían estimado una magnitud de +11, y un súbito estallido de brillo lo hizo llegar hasta +6 (figura 3), o sea cien veces más importante de lo esperado.

 

Nota: Téngase en cuenta que en Astronomía mientras menor es el valor de la magnitud significa que el astro es más brillante.

Los autores son profesores del  Departamento de Física Aplicada de la Facultad de Física de la Universidad de La Habana

 

Galería
0 Comentarios

Añadir nuevo comentario