Conoce a Esperanza, el primer rinoceronte blanco nacido en Cuba tras 18 años

Autor: 

Osvaldo Pupo Gutiérrez
|
28 Mayo 2020
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

Fotos: Yoandry Avila Guerra

Me gusta: 

En sus 25 años de experiencia en el manejo de animales, Alexander Arango Leiva, especialista del Parque Zoológico Nacional, no había sido testigo de un acontecimiento tan interesante como el ocurrido el 6 de septiembre de 2019. En esa fecha fue reportado el nacimiento en Cuba de Esperanza Mel, una cría de rinoceronte blanco del sur de África, tras 18 años sin reproducción in situ.

La obtención de este nuevo individuo es uno de los éxitos de la Operación Arca de Noé II, con la cual Namibia asombró al mundo, cuando decidió entregar el mayor donativo de animales que ha recibido nuestro país (146 de 23 especies), los cuales llegaron por vía aérea en el periodo 2012–2013. Con este suceso, de las especies traídas desde esa nación africana solo faltan por reproducirse los rinocerontes negros y los elefantes.

“El nacimiento en Cuba de una cría de Ceratotheriums imumsimum es un hecho significativo, pues mantenemos a nuestros animales con las condiciones disponibles, se alimentan muy diferente en comparación con otros zoológicos del mundo; sin embargo, el manejo es esmerado”, explicó Alexander Arango, quien se desempeña como especialista del área de los ungulados.

Esperar a la mayoría de edad.

Dieciocho años transcurrieron sin reproducción de rinocerontes en Cuba hasta el nacimiento de Esperanza Mel, quien adoptó ese nombre en alusión al proyecto namibio Hope (esperanza, en inglés), dedicado a la preservación de esta especie casi amenazada.

“En el Zoológico siempre se logró reproducir rinocerontes blancos. Sin embargo, el semental africano con el que contábamos murió y quedaron sus descendientes. Entre ellos nunca se aparearon, al parecer, debido al alto grado de consanguinidad”, comentó Arango. Además, el “rito sexual” de estos animales incluye la pelea entre los machos por la hembra en celo, lo cual no sucedió, pues, Kiara era el único ejemplar en el grupo.

“Al llegar de Namibia tres hembras y dos machos, la situación mejoró. Pero estos tuvieron que adaptarse y además eran muy jóvenes, por tanto, no estaban sexualmente maduros. Las primeras montas se registraron en el 2017; sin embargo, fueron fallidas”, dijo el especialista.

Alexander Arango Leiva, especialista en manejo de fauna, fue testigo del nacimiento de la rino en septiembre de 2019.

“No es hasta el año 2018 — continuó Alexander — que una rinoceronte namibia (Katherine) queda encinta de Kiara. De ese cruzamiento nació Esperanza Mel. El parto ocurrió tal y como hubiese sucedido en una auténtica pradera africana, y tras siete días, la madre exhibió la cría a los animales de ese recinto”.

A kilómetros de África.

El veterinario Alejandro Espinosa Alfonso, especialista de la pradera africana del Zoológico Nacional, explicó que en ese espacio de 42 hectáreas los animales se alimentan fundamentalmente con pienso elaborado de caña de azúcar, vegetales y marabú (en sustitución de la acacia), a partir delos requerimientos energéticos y nutricionales. Dijo además que el manejo de los animales comprende su conteo, la limpieza de bebederos y la vigilancia ante la presencia de alguna anomalía, trabajo que se realiza diariamente para garantizar la salud de las especies.

Alejandro, quien se declara como apasionado de la fauna, explicó que en la pradera habitan 288 animales, de ellos seis rinocerontes (dos machos, tres hembras y la cría Esperanza Mel).

“Este es un recinto donde pueden desarrollar sus conductas naturales, no solo debido al espacio, sino a la atención del equipo”, añadió.

Por su parte, Alexander Arango, explicó que en la concepción original del Zoo estaba prevista la construcción de un área para la exhibición de los ungulados (mamíferos herbívoros con pezuñas), pero debido a las restricciones económicas en el denominado Periodo Especial no pudo concluirse. “No obstante, tras la adaptación y reproducción de las especies provenientes de Namibia, estas han sido trasladadas desde el recinto de los ungulados hacia la pradera, donde el público puede apreciarlas”.

Los rinocerontes blancos también son conocidos como de labios cuadrados

Un aporte a la conservación desde Cuba.

“El rinoceronte blanco también es conocido como de labios cuadrados. Esto se debe a que solo presentan molares y emplean el hocico para obtener el pasto que consumen. El color lo adquieren del sustrato del suelo, pues nacen con una tonalidad grisácea”, explicó Arango Leiva.

“Al medir más de metro y medio, pesar entre una tonelada y media hasta 3,5 toneladas y conformar grupos que pueden llegar a 14 miembros, su caza resulta fácil. Según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, en inglés), a pesar de que el comercio internacional de cuerno de rinoceronte se prohibió en 1977, la demanda es alta, particularmente en Vietnam.

Entre las falsas utilidades destacan el empleo del cuerno pulverizado en la medicina tradicional asiática como supuesto tónico milagroso contra la resaca y la fiebre. Asimismo, esta organización ambientalista señala que en los últimos años se ha extendido la absurda creencia de que combate el cáncer, lo cual ha provocado un aumento de la caza furtiva.

“Al cuerno también se le atribuye un valor afrodisíaco, porque los rinocerontes pueden llegar hasta los 45 minutos realizando el acto sexual. Todos estas son razones desatinadas, pero lamentablemente la gente las cree, tal es así que en 2017 el cuerno se situó entre los productos naturales más caros, equiparándose, incluso, con el precio del oro”, comentó Alexander.

Armando Barrios Buxaderas, encargado de la comunicación institucional del Parque Zoológico, precisó que el trabajo de esa entidad está enfocado en la reproducción, para preservar los animales. “Los visitantes extranjeros se asombran con el cuidado que reciben estos. Incluso, el presidente de Namibia resaltó nuestra labor en el manejo de las especies a nuestro cargo. Nuestro objetivo es seguir protegiendo la fauna y superaremos los obstáculos — económicos, fundamentalmente — para hacerlo”, dijo.

Si se tiene en cuenta la alarmante cifra de más de mil 200 rinocerontes sacrificados al año, el nacimiento de esta cría en Cuba representa, al menos, una breve esperanza para la conservación de la especie.

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario