¿Con el corazón en la mano?

Autor: 

Claudia Alemañy Castilla
|
11 Junio 2018
| |
0 Comentarios

Me gusta: 

En años recientes, una novedosa herramienta revolucionó el análisis clínico de pacientes con patologías cardiacas. Los ecocardiogramas de bolsillo, un pequeño dispositivo portátil de 135 por 75 milímetros, son empleados continuamente para determinar malestares relacionados con el corazón humano.

Al mismo tiempo, diversos países del orbe han realizado estudios comparativos para demostrar la validez de los resultados que ofrece el equipo portátil. Cuba es una de esas naciones.

La doctora Lina de Lara Fuentes, especialista de primer grado en Cardiología, señaló las particularidades del empleo de esa tecnología en la Mayor de las Antillas durante el más reciente congreso de la Sociedad Científica de esa rama de la medicina.

La ecografía de bolsillo hasta estos momentos se utiliza en el Hospital Clínico Quirúrgico “Hermanos Amejeiras”. Su misión es, en gran medida, ampliar las percepciones de los galenos luego de la pertinente exploración física que se debe realizar a los pacientes.

“El equipamiento posibilita realizar una exploración básica y semi-cuantitativa del corazón. Es un apoyo más en el proceso de diagnóstico. Además, integra la información obtenida a través de otros métodos de pesquisas, incluidas las radiografías simples de tórax”, explicó la investigadora.

Sin embargo, lo cierto es que la tecnología móvil no contiene entre sus prestaciones un doppler continuo y pulsado, una modalidad de la cardiografía basada en los ultrasonidos. Debido a ello, muchos expertos se resisten a la utilización de los nuevos dispositivos.   

“De ahí la importancia de nuestro estudio. Para corroborar la eficacia de la técnica se seleccionaron cerca de 300 pacientes (297 exactamente) cuya edad promedio fueron los 62 años. Ellos se escogieron en la medida en que llegaban a la consulta externa de nuestro centro hospitalario con diversas patologías. Luego de los análisis físicos convencionales, así como de un electrocardiograma, procedíamos a revisarles con el ecocardiograma de bolsillo”, expresó de Lara Fuentes.

Posteriormente, los doctores procedían con un tratamiento inicial en la medida en que podían planificar una eco convencional para los mismos enfermos. De esa triangulación de datos, los investigadores pudieron ratificar la efectividad del equipo para determinar derrames pericárdicos, valvulopatías, insuficiencia cardiaca y fibrilación auricular.

Al mismo tiempo, la principal recomendación de los especialistas es nunca descartar los métodos analíticos precedentes.

“El ecocardiograma de bolsillo tiene altos valores predictivos en la detección y evaluación de determinados parámetros clínicos. Pero es relativamente insuficiente para otros. Por tanto se requiere de la verificación de sus resultados a través de la técnica convencional. No obstante, es una herramienta indispensable a la hora de brindar los primeros auxilios a nuestros pacientes”, recalcó la doctora en cardiología.

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario