¿Cuba anunciará una posible vacuna contra el SARS-CoV-2?

Autor: 

Claudia Alemañy Castilla
|
12 Agosto 2020
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

tomada de Cubatel.com

Me gusta: 

Eduardo Martínez Díaz, presidente de BioCubaFarma, participó este lunes en un chequeo de trabajo donde el Instituto Finlay de Vacunas argumentó sus avances en la búsqueda de una vacuna contra el SARS-CoV-2.

 

La entidad cubana posee una amplia experiencia en la producción y desarrollo de péptidos preventivos. “Hoy vemos en el Instituto Finlay cómo se ha avanzado con solidez y de forma acelerada en este proyecto”, escribió el científico a través de su cuenta en la red social Twitter.

Esta no es la primera referencia que podemos encontrar en Internet con respecto a la satisfactoria evolución de un potencial candidato vacunal cubano que ayude a frenar a la COVID-19. El Dr. Vicente Bencomo, quien se desempeña como director del centro investigativo, también ha publicado comentarios al respecto de forma pública.

Según se advierte en otros perfiles de científicos involucrados en el proyecto, la vacuna podría ser un resultado conjunto entre el Instituto Finlay, el Centro de Inmunología Molecular (CIM) y el Instituto de Medicina Tropical “Pedro Kourí” (IPK). Además, podría enriquecerse gracias a los convenios establecidos a través de BioFarma Innovations.

La mayoría de las publicaciones indican que las pesquisas relacionadas con este proyecto investigativo podrían estar llegando a su fin. No obstante, serán necesarias otras declaraciones más específicas por parte de los expertos para conocer a profundidad las características de este medicamento preventivo.

Cuba está apta para conseguir un producto contra el nuevo coronavirus

La palabra vacuna abandonó los laboratorios y espacios médicos para convertirse en el centro de las más diversas conversaciones a lo largo del presente año. En bares, reuniones familiares y en incontables artículos y notas divulgadas por los medios de prensa, se discute y debate en torno a la necesidad de encontrar un producto que ayude a combatir al SARS-CoV-2, el tipo de coronavirus que ha desatado la pandemia de COVID-19 este 2020.

La búsqueda de un candidato vacunal que contrarreste el impacto del virus ha desatado competencias y rivalidades entre las industrias farmacéuticas de Estados Unidos, Rusia y China. Aunque más solapadamente, Reino Unido también ha pujado fuerte en la “carrera” por encontrar una solución a la crisis sanitaria que hoy sufren 185 países.

Más allá del desarrollo investigativo internacional, Cuba no se ha quedado cruzada de brazos. La isla caribeña cuenta con una amplia experiencia y con el capital humano especializado para la investigación en materia de terapias preventivas contra enfermedades. En este sentido, una de las principales herramientas es la estrategia bajo la cual se ha organizado el Sistema de Salud Pública en el país durante cerca de seis décadas.

 
Image for post
Foto: tomada del periódico Granma

Como promedio, cada año en la Isla se administran cerca de 800 mil dosis de péptidos simples o combinadas contra enfermedades que pueden ser prevenidas. Estas cifras fueron recogidas en el artículo Experiencia cubana en inmunización (1962–2016), publicado en la Revista Panaméricana de Salud Pública.

Por otro lado, el país también destaca por el esfuerzo científico dedicado a los medicamentos inmunológicos o inmunoterapéuticos. Son utilizados fundamentalmente contra el cáncer y tienen como principal objetivo el estimular o potenciar una respuesta inmunitaria contra los antígenos de los tumores, a fin de detener la división celular que estimula el crecimiento y diseminación de estos.

¿Los rusos tienen la delantera?

Al mismo tiempo, el planeta en pleno ha recibido la noticia de que Rusia acaba de registrar el primer candidato vacunal contra el SARS-CoV-2, aunque el país euroasiático no ha dado a conocer ningún artículo o informe académico que exprese la evolución, desarrollo y producción que han sido necesarios para obtener el medicamento.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) celebró el anuncio pero insistió en la importancia de cumplir los trámites de precalificación y revisión. El portavoz de la OMS, Tarik Jasarevic, dijo en una videoconferencia que la organización ha estado “en contacto con las autoridades rusas y de otros países para analizar los progresos de las distintas investigaciones de vacunas”.

El presidente Vladimir Putin aseguró que una de sus hijas recibió el medicamento, pero todavía no hay referencias a los posibles efectos secundarios del péptido, que recibe el nombre de Sputnik V.

La COVID-19, su diseminación a escala global y acelerada evolución, han condicionado la búsqueda imparable de una vacuna. No obstante, es necesario recalcar que seguir adecuadamente los pasos pactados por la comunidad académica son imprescindibles.

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario