Cuba y República Dominicana impulsan aprendizaje sobre liderazgo

Autor: 

Iramis Alonso Porro
|
30 Julio 2019
| |
0 Comentarios

Me gusta: 

Con el propósito de dotar a mujeres y líderes comunitarias de todo el país de herramientas conceptuales y prácticas para analizar cómo los desastres afectan de manera diferenciada a las personas en dependencia de su edad, género y capacidades diferentes, se realiza en La Habana los días 30 y 31 de julio el taller “Liderazgo de género en la acción humanitaria”.

Este espacio de promoción de la igualdad de género en la acción humanitaria, liderado en Cuba por la Federación de Mujeres Cubanas, es una de las acciones del proyecto binacional entre Cuba y República Dominicana, “Aprendiendo de las experiencias del huracán Irma y María: Integración de la protección y la inclusión en la Reducción del Riesgo de Desastre (RRD) en el Caribe”.

Durante los dos días del intercambio, las personas participantes se sensibilizarán con los principios y retos que impulsan la promoción de la igualdad de género en situaciones de desastres, con la necesidad de transformar actitudes y comportamientos para promover relaciones de mayor igualdad entre hombres y mujeres y conocerán cómo realizar un análisis de género en una evaluación de emergencia en los espacios locales donde trabajan, para que este se integre en la reducción del riesgo de desastres.

Las sesiones se convertirán en escenario para compartir experiencias personales de mujeres líderes de Cuba y República Dominicana y se conocerán ejemplos de liderazgo feminista en aras de la transformación social, además de que se proyectará el video “Step UP. Mujeres y Niñas la fuerza (in) visible de la resiliencia”.

Igualmente, la Federación de Mujeres Cubanas presentará su rol en la integración de la perspectiva de género en la preparación y respuesta ante desastres en Cuba, mientras que por República Dominicana lo harán la Unidad de Género de la Defensa Civil y el equipo consultivo de protección, género y edad de la Comisión Nacional de Emergencias. De esta manera, también se verán oportunidades de integrar ambas perspectivas en las acciones de preparación y respuesta.

A pesar de que los desastres nos afectan a todas y todos, un mismo fenómeno puede implicar consecuencias distintas para las personas. El reconocimiento de estas diferencias, entre ellas por razones de género, y la puesta en práctica de medidas que garanticen la protección y comportamientos proactivos, especialmente de quienes se encuentran en mayor situación de vulnerabilidad, producirá una respuesta más eficaz a los desastres.

República Dominicana y Cuba, en su condición de estados insulares se encuentran expuestos a distintas amenazas de origen natural. Ambos países han hecho grandes esfuerzos por reducir el riesgo de las personas a través de sus políticas públicas en gestión de riesgo ante desastres, así que tomar en cuenta las necesidades específicas de los grupos en mayor situación de vulnerabilidad es un eje primordial para la garantía de los derechos de todos y todas en emergencias.

El proyecto “Aprendiendo de Irma y María” está liderado en Cuba por el Centro de Servicios Ambientales de Matanzas (CSAM), del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), con el apoyo del consorcio OXFAM y Humanity&Inclusion y el financiamiento de la Dirección general de protección civil y operaciones de ayuda humanitaria de la Unión (ECHO).

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario