Deimos y Fobos, los hijos marcianos de Asaph Hall

Autor: 

Claudia Alemañy Castilla
|
17 Octubre 2019
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

ahombrosdegigantescienciaytecnologia.wordpress.com

Me gusta: 

Exactamente 290 años atrás, un 15 de octubre, en un pueblo perdido del estado de Connecticut, nació Asaph Hall. El nombre no resultará especialmente familiar para muchos. Sin embargo, a pesar del silencioso anonimato, es necesario resaltar que este fue uno de los astrónomos más notorios del siglo XIX.

Entre sus logros científicos resaltan los cálculos respecto a las órbitas de numerosos satélites de varios planetas del Sistema Solar. También determinó la rotación de Saturno y la masa de Marte, así como detalló el movimiento de una serie de estrellas binarias.

Pero el mayor logro de Hall estuvo relacionado con el cuarto planeta que gira alrededor del Sol. Johannes Kepler señaló la posibilidad de que el “astro rojo” tuviese al menos dos satélites naturales.

La conjetura estaba basada en una supuesta “armonía numérica”. En aquel momento, solo se habían descubierto cuatro de las lunas de Júpiter. Mientras que la Tierra tenía un único satélite. Kepler aseguró entonces que, proporcionalmente, a Marte le correspondía tener dos. Sin embargo, nadie conseguía ver los objetos celestes.

Asaph Hall ocupó la dirección del Observatorio Naval de Washington a mediados de 1863. Desde esa institución promovió el desarrollo de objetos ópticos de gran calidad para explorar los cielos nocturnos. Más de una década después, en 1877, el investigador encontró una curiosa sorpresa.

Gracias a un refractor de 66 centímetros, creado por el investigador Alvan Clark, el científico de Connecticut puedo ver los satélites de Marte.

Deimos (izquierda) y Fobos (derecha) fueron descubiertos por Hall luego de años de especulaciones sobre su existencia. (Foto: tomada de http://misistemasolar.com)

Fobos (miedo) fue llamado el objeto más cercano al cuarto planeta del Sistema Solar, mientras que el otro cuerpo se denominó Deimos (terror). Estos eran los nombres de los hijos gemelos habidos entre el Dios de la Guerra griego y la diosa Afrodita. La costumbre, en aquel entonces, era usar referencias a la mitología clásica para los astros del Sistema Solar.

Luego del descubrimiento de Hall, las lunas de Marte han sido analizadas a profundidad a lo largo de más de 140 años. Un detalle curioso sobre ellas son sus dimensiones. En comparación a la Luna, con tres mil 500 kilómetros de diámetro, Fobos (22 km) y Deimos (12 km) son minúsculas. Esta es la principal causa por la que estos objetos no absorben la luz necesaria del sol para luego irradiar sobre el Planeta Rojo, donde las noches son oscuras todo el tiempo.

Otro tema de debate es el origen de estos satélites. Algunos expertos sospechan que pueden ser objetos anteriormente ubicados en el Cinturón de Asteroides que, lentamente, comenzaron a ser a traídos por el cuarto astro. Una teoría más reciente expone que pueden ser incluso fragmentos de la Luna, que acabaron siendo atrapados por la gravedad del planeta más cercano a la Tierra.

Además, son dos cuerpos celestes muy distintos. Cada siglo, el objeto de mayores dimensiones se acerca nueve metros a la superficie del planeta. Los científicos especulan que la luna marciana acabará colisionando contra el planeta dentro de 40 millones de años.

Esta es una simulación artística que nos permite apreciar la distancia entre Marte y sus satélites naturales. La escala entre las dimensiones de los cuerpos no es la real ( Foto: tomada de http://misistemasolar.com)

En cambio, Deimos se aleja cada vez más. Actualmente el satélite orbita a unos 23 mil 500 kilómetros de la superficie de Marte. Los investigadores consideran que, dentro de algunos millones de años, la pequeña luna ya no podrá ser relacionada con el cuarto planeta.

Conmemorar el 290 aniversario del nacimiento de Asaph Hall es una forma de honrar la memoria del científico. Pero también es un recordatorio de que debemos tener los telescopios bien alertas, para aprender más sobre estos dos satélites.

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario