¿Es correcta la expresión nueva normalidad?

Autor: 

Cristian Martínez González estudiante de Periodismo
|
17 Noviembre 2021
| |
0 Comentarios

Me gusta: 

Por estos días se habla otra vez de la nueva normalidad. ¿Es correcta esta expresión? ¿El adjetivo nueva es apropiado en esa construcción, a pesar de que normalidad se refiere a lo que es habitual y acostumbrado? Para responder estas interrogantes recordamos cómo define el Diccionario de la lengua española el sustantivo femenino normalidad: ‘cualidad o condición de normal’.

Se trata de una expresión perfectamente válida, como así lo explicó el Departamento de «Español al día», de la Real Academia Española (RAE). Con esta locución sustantiva, como consta en el libro Crónica de la lengua española 2020, «se quiere aludir a lo que va a ser la normalidad (‘situación no extraordinaria’) a partir del momento del que se habla, que no coincide exactamente con el concepto de normalidad que se ha tenido hasta entonces».

En los medios de comunicación podemos encontrar frases como «Cuba en el mercado internacional de “la nueva normalidad”», «El resto de los municipios que no se muestran en las gráficas permanecen en Nueva Normalidad» y «Sancti Spíritus y el camino hacia la nueva “normalidad”».

Sin embargo, como señala la RAE, nueva normalidad es una expresión genérica que no requiere el uso de mayúsculas, a no ser que forme parte de la denominación de un plan, un programa o un proyecto, por ejemplo. Y como también es común encontrarla en casos como «A las medidas preventivas para convivir con la Covid-19, ahora se suman nuevos cambios en el orden económico y social… otra Nueva Normalidad», conviene recordar que las formas apropiadas son covid-19 y COVID-19.

Así, en los ejemplos anteriores dicha denominación debió escribirse con minúscula y sin resalte tipográfico ni comillas. Por otra parte, esta institución ha aclarado que el adjetivo neonormal es una opción adecuada para hacer referencia a o relativo a la nueva normalidad. También es válida la forma covídico para aludir a la ‘persona que tiene covid’ y a lo ‘perteneciente o relativo a la covid’.

Puesto que en la nueva normalidad puede que aún existan pacientes contagiados de covid, insistimos en que esta es la opción más apropiada, y no contagiado con/por covid. Aunque a menudo se usan las preposiciones con o por, lo normal y recomendable en esa construcción es que el complemento que expresa lo que se contagia vaya introducido por de, tal y como ha explicado la RAE en Twitter.

Asimismo, en la nueva normalidad mantendremos el estricto cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias, desde el uso del nasobuco hasta el paso podal, no podálico — como aún se sigue escuchando y leyendo erradamente en los medios de comunicación — , pues esta palabra alude, a diferencia de podal (‘perteneciente o relativo al pie’), a una ‘maniobra obstétrica que consiste en ayudar al parto tirando de los pies del feto’.

La vacunación en Cuba y el mundo tampoco se detendrá y, a la par, el denominado movimiento antivacunas tristemente seguirá ganando adeptos. A propósito, desde «Buen Idioma» puntualizamos una vez más que los prefijos se escriben soldados a la base que afectan, mientras esta sea univerbal: antivacunas, anticovid, anticoronavirus, pero anti-COVID, pues se trata de una sigla.

Por último, coincidirás con nosotros en que su extendido uso ha convertido la sigla COVID en un acrónimo lexicalizado, esto es, en una palabra que ha pasado a formar parte del léxico común del español. Así, lo más recomendable es que se escriba enteramente con minúscula: covid. Resulta inapropiada y, por tanto, debe evitarse la grafía Covid-19, ya que los nombres de las enfermedades son comunes y no deben escribirse con mayúscula.


 


 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario