Eta Acuáridas: llueven estrellas en primavera

Autor: 

Claudia Alemañy Castilla
|
25 Abril 2019
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

Instituto de Astrofísica de Canarias

Me gusta: 

Hace solo un par de siglos, la humanidad regía gran parte de sus vidas por el ciclo de las estrellas. En la actualidad eso ha cambiado mucho, aunque los fenómenos astronómicos ocurren con la misma periodicidad y permiten la aparición de las mismas estaciones del año.

El paso por la cúpula celeste de las Eta Acuáridas ha estado asociado a la primavera desde hace centurias. Esta “lluvia de estrellas”, al igual que otros fenómenos visuales de ese tipo, se genera por el aglomerado impacto de cuerpos celestes de pequeño tamaño contra la atmósfera terrestre.

El Instituto de Geofísica y Astronomía (IGA) de Cuba apuntó a Juventud Técnica que el suceso tendrá lugar este año entre el 19 de abril y el 28 de mayo.

Según los expertos de la Isla, los modelos de cálculos predicen que el punto máximo del evento tendrá lugar el 6 de mayo entre la medianoche y las seis de la mañana (en horario de verano) y se espera poder apreciar entre 40 y 85 meteoros por hora. El fenómeno podrá apreciarse desde cualquier punto de la Isla.

“La luna nueva que estará presente en esa fecha crea condiciones de observación ideales. Deseamos a nuestros aficionados cielos oscuros y despejados para una buena observación”, reza en la nota de prensa divulgada por el centro de investigaciones.

Otros reportes especializados también señalan que habrá especiales circunstancias entre el 5 y el 6 de mayo.

Pide un deseo… pide cientos

Las lluvias de meteoros se asocian a fragmentos desprendidos de colas de cometas.

Un número infinito de cuerpos celestes de pequeño tamaño viajan por el cosmos. Enorme también es la cifra de esos objetos, llamados meteoroides, que se topan con la Tierra en cualquier horario.

Sin embargo, cuando el suceso tiene lugar en las noches, se pueden apreciar con mayor claridad los destellos provocados por la fricción que envuelve a los conglomerados al atravesar la atmósfera. Quienes consiguen ver esta clase de eventos suelen sentirse complacidos, pues han alcanzado a vislumbrar una “estrella fugaz”.

La mayoría de los meteoroides son pequeños restos de las colas de polvo de los cometas, y suelen viajar por el espacio en grupos llamados enjambres.

De acuerdo con el IGA, “varios de esos cuerpos interceptan de conjunto la órbita de la Tierra en algún punto, se produce el fenómeno astronómico conocido como lluvia de meteoros. Aunque popularmente es llamado lluvia de estrellas.

“Debido a un efecto de perspectiva, cuando los meteoroides de un enjambre impactan con la atmósfera parecen provenir de un mismo punto de la esfera celeste llamado punto radiante”.

El evento conocido como Eta Acuáridas es asociado al cometa Halley. Según los investigadores, los objetos que conforman esa lluvia de estrellas se desprendieron del bólido espacial hace cientos de años.

Por otro lado, el nombre del suceso astronómico se asocia con la ubicación de su radiante. Este radica cerca de la estrella Eta Aquarii, uno de los astros más brillantes de la constelación de Acuario.

La Líridas, otra importante lluvia primaveral de meteoros, comenzaron a ser visibles desde el 16 de abril, y su punto máximo ocurrió en la noche de tránsito entre el 22 y 23.

 

 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario