Expertos europeos analizan posibles causas de la pérdida de la misión SEOSAT-Ingenio

Autor: 

Claudia Alemañy Castilla
|
26 Noviembre 2020
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

Tomada de https://www.esa.int/

Me gusta: 

Hace poco más de una semana, la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) anunció la pérdida del satélite SEOSAT (Spanish Earth Observation SATellite). La comunidad científica quedó desalentada ante el fatal incidente que se produjo solo ocho minutos después de que el cohete Vega — donde viajaba el dispositivo hacia el cosmos — abandonara el Puerto de Kurú, en la Guyana Francesa.

Con el paso de las jornadas, los expertos de ESA y la empresa Arianespace (a cargo del lanzamiento) iniciaron una comisión investigativa que analizará la situación. El ente regulador contará con miembros de ambos organismos y estará enfocado en determinar si se trata o no de un error humano.

Los expertos trazarán un protocolo que les permita confirmar cuáles fueron las posibles causas del incidente. En caso de verificar la culpabilidad de los operadores, también estudiarán si era posible predecir o no esa incorrección.

La fabricación del satélite, también conocido como Ingenio, se estima que contó con un presupuesto mayor a 200 millones de euros. Debido a este alto monto, Arianespace emitió un comunicado expresando sus más profundas disculpas a los demás involucrados en la misión. La compañía aereonáutica ya perdió otro dispositivo en 2019 por un fallo en el lanzador del cohete utilizado entonces.

Los informes preliminares indican que las tres primeras etapas del despegue funcionaron como estaba previsto. No obstante, al encender el módulo AVUM — Attitude and Vernier Upper Module, compuesto por herramientas dedicadas a la inyección orbital, el balanceo y la inclinación — comenzaron las alarmas.

“En ese momento, ocho minutos después, se detectó una trayectoria degradada, seguida de una pérdida de control del vehículo y el subsiguiente declive de la misión”, apunta la declaración de la ESA. El lanzador se precipitó en una zona completamente deshabitada de la Tierra, la cual no fue develada por motivos oficiales.

SEOSAT era considerado, hasta el desastre, como el mayor proyecto del sector espacial español. Contaba con apoyos de la ESA, el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) del Ministerio de Ciencia e Innovación del país iIbero, así como de la compañía Airbus España.

Ilustración de cómo se hubiera visto SEOSAT-Ingenio en caso de que la misión resultará exitosa (Foto tomada de https://www.esa.int/)

De haber podido ser ubicado en órbita, el satélite hubiese brindado importantes datos en cuanto a áreas como la información topográfica, el uso del suelo, planificación urbanística, agricultura, gestión del agua, entre otros.

Además, Ingenio formaba parte del programa europeo Copernicus (al cual responden los satélites Sentinels). Dominique Gillieron, director del Programa de Exploradores de la Tierra para ESA, recalcó que esta herramienta era un sistema operacional más que completo.

Lea también:

“Hasta ahora, a pesar de la COVID-19 y el confinamiento, se habían logrado superar las distintas etapas en su desarrollo, hasta hoy”, refirió el experto en la conferencia de prensa donde se dio a conocer el fatal desenlace del proyecto.

SEOSAT poseía un instrumento óptico de alta resolución, con dos cámaras idénticas, capaces de cubrir unos 28 kilómetros de ancho cada una. Se esperaba que tuviera una vida útil de siete años y consiguiera completar 14 vueltas diarias alrededor de la Tierra.


 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario