Flisol 2015 en La Habana

Autor: 

Bárbara Maseda
|
28 Abril 2015
| |
2 Comentarios

Crédito de fotografía: 

Bárbara Maseda

Me gusta: 

El Festival Latinoamericano de Instalación de Software Libre (FLISOL) se celebró en diferentes ciudades cubanas el pasado sábado para exponer e intercambiar ideas sobre software libre y de código abierto, sus aplicaciones, potencialidades, perspectivas y ventajas frente a programas privativos.

Todos los años, expertos y aficionados se reúnen el último sábado de abril (25 esta vez) en este foro dedicado a aplicaciones informáticas que tienen una filosofía muy diferente a la de los programas privativos, cerrados –que son mayoría en Cuba, donde, aunque no hay estadísticas disponibles, no sería exagerado decir que más del 90% de la población usa Windows como sistema operativo, por citar un ejemplo.

Quienes asisten al FLISOL comparten otros principios, bien definidos en las cuatro libertades enunciadas por la Fundación del Software Libre: la libertad de ejecutar el programa para cualquier fin que desee el usuario; de acceder al código fuente e incluso modificado para adaptarlo mejor a sus necesidades; de distribuir libremente el programa; y de redistribuir las mejoras para beneficio de todos.

Este año el FLISOL regresó a una sede que lo había acogido en ocasiones anteriores: el Palacio Central de Computación, en el municipio de Centro Habana. La edición de 2014 se realizó en el Planetario de la Habana Vieja, y por desgracia, algunos medios de prensa anunciaron, erróneamente, que el FLISOL 2015 volvería a realizarse allá. ¿Cuántos desorientados se perdieron el festival? Difícil saberlo.

Quienes sí se enteraron del lugar correcto, se reunieron desde temprano en el portal del Palacio, que abrió sus puertas al público un poco después de la hora anunciada, 9:00 a.m.


Dentro, los miembros del Grupo de Usuarios de Tecnologías Libres (GUTL) –los organizadores históricos del festival, a quienes se unen alternativamente algunas de las comunidades de usuarios de SWL—, habían acondicionado las máquinas con sistemas libres, pues las computadoras de Palacio normalmente corren Windows.

De un lado estuvieron disponibles computadoras donde se podían copiar a dispositivos externos archivos de instalación de programas libres…

…Mientras que en otra de las áreas se dispuso un espacio para quienes trajeron sus laptops u otros dispositivos móviles para descargar los archivos usando la Wi-Fi local.

Se ofrecieron varias conferencias en dos salones destinados para ello, donde se presentaron proyectos en desarrollo, procedimientos, aplicaciones, y se discutió el estado actual del uso de las tecnologías libres en el país.

Este año se anunció ampliamente al evento en las redes sociales. El video promocional, de donde se tomó este fotograma que muestra a Pablo Mestre Drake, Coordinador Nacional de GUTL, alcanzó más de 3000 reproducciones en YouTube en las primeras 24 horas de su publicación.

Entre los grupos que se sumaron a la participación esta vez estuvo FirefoxManía, una comunidad de la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI) que promueve el uso de Mozilla en Cuba, y HumanOS (también de la UCI), un grupo que aboga por la expansión en el país de distribuciones de Linux. El Centro Nacional de Prevención de Infecciones de Transmisión Sexual (CNPITS) repitió este año como auspiciador del evento.

La tradicional foto de grupo que se toma al final del día. Esta vez el FLISOL fue un espacio para debatir también el estado y los destinos de la comunidad cubana de usuarios de SWL. A esa discusión, que podría servir de nuevo empujón al necesario movimiento nacional a favor de estas tecnologías, dedicaremos próximos artículos de Juventud Técnica.

 

2 Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario