La fotogrametría en la reconstrucción digital de cráneos

Autor: 

Gizeh Rangel de Lázaro
|
24 Noviembre 2016
| |
0 Comentarios

Me gusta: 

Durante más de 150 años los científicos han intentado reconstruir el rostro y la anatomía de nuestros antepasados a través de las evidencias fósiles halladas en los yacimientos arqueológicos. Son los paleoantropólogos, con sus numerosos recursos tecnológicos y métodos quienes han podido ayudar a recomponer la fisonomía de nuestros ancestros. Diferentes técnicas físicas y digitales han sido utilizadas para rehabilitar cráneos, aunque el proceso puede llegar a ser largo y costoso.  Mucho tiempo ha transcurrido desde la aparición de aquellas primeras reconstrucciones o estereotipadas aproximaciones a los dibujos animados.

Hacer modelos antropológicos precisos es un trabajo que requiere de especialización. Y en la paleoantropología, poco a poco, ha ganado cabida el uso de una técnica asequible: la fotogrametría. Este método permite analizar y definir con precisión la anatomía, morfología y dimensiones de un resto, utilizando esencialmente las medidas realizadas sobre varias fotografías de un cráneo, por ejemplo.

A su vez, la fotogrametría ayuda en la documentación, análisis y reconstrucciones tridimensionales de sorprendentes restos humanos. Esta técnica es ampliamente aplicada a estudios cartográficos, topográficos, arquitectónicos, y en la reconstrucción de yacimientos arqueológicos. Además, tiene aplicaciones indudables para las investigaciones sobre evolución humana y antropología forense, ya que son utilizadas por los criminalistas para la crear reconstrucciones faciales precisas de personas desaparecidas.

La fotogrametría es menos costosa que otras técnicas y es relativamente fácil contar con el material indispensable para realizar las fotografías. Inicialmente, es preciso instalar un pequeño set fotográfico en el que pueda ser controlada la luz (preferentemente artificial) y disponer de una cámara capaz de obtener fotos de buena calidad. De ser posible, colocar un trípode para evitar el movimiento innecesario de la cámara. A la hora de tomar las imágenes, es importante captar instantáneas de todos los ángulos del cráneo o hueso diana, de forma que posteriormente pueda generarse una vista en 360 grados con zonas superpuestas. Así, el software de fotogrametría podrá encontrar los puntos en común en varias fotos.

También es ideal poder ayudarnos de una superficie giratoria que nos permita mover el cráneo sobre un mismo eje, sin afectar su posición. Además, la pieza objetivo puede colocarse delante de un fondo homogéneo para lo cual resulta útil un trozo de tela o papel de un solo color, de modo que la reconstrucción del resto sea mucho más sencilla.

Para la generación de modelos 3D de precisión, las reconstrucciones pueden realizarse con software libres como 123D Catch (http://www.123dapp.com/catch ), o de pago como Agisoft Photoscan (https://www.agisoft.es/)

Galería
0 Comentarios

Añadir nuevo comentario