Fuentes limpias de electricidad cada vez más cerca

Autor: 

Yanel Blanco Miranda y Claudia Alemañy Castilla
|
12 Julio 2017
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

Cubadebate

Me gusta: 

A lo largo de los últimos años, Cuba se propuso la meta de incrementar hasta un 24 por ciento la participación de las fuentes renovables de energía en la generación eléctrica nacional en el período 2014-2030.

Sin embargo, la dirección del país ha decido adelantar las fechas de culminación del proceso, según expresó Alfredo López Valdés, titular  del Ministerio de Energía y Minas, durante el noveno período ordinario de sesiones de la Octava legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

El también diputado al máximo órgano legislativo cubano enfatizó en los progresos en torno a las bioeléctricas, hidroeléctricas, así como a las energías eólicas y fotovoltaicas en la Isla dentro de la vigente  Política para el Desarrollo Perspectivo de las Fuentes Renovables y el Uso eficiente de la Energía.

Particularmente, el proyecto en torno a la generación eléctrica gracias a la biomasa podría acortar sus plazos de culminación para el 2027. Las previsiones actuales señalan que al finalizar las obras relacionadas con las bioeléctricas, ubicadas en 25 centrales azucareros ya seleccionados, estas representarían el 14 por ciento del fluido de electricidad en el país.

De momento, Cuba negocia once de esas estructuras, de las cuales cuatro funcionarán como estatales y siete como empresas mixtas. El resto todavía permanece disponible dentro de la cartera de inversiones nacionales.

López Valdés explicó a los diputados que la siembra y producción de la caña de azúcar es un elemento esencial para impulsar las bioeléctricas y alcanzar las cifras estimadas de generación de electricidad en el país. Debido a ello las negociaciones actuales no solo incluyen a las plantas de biomasa; también demandan un presupuesto de financiamiento para asegurar el cultivo.

Otro punto importante es la generación de biomasa a través de productos agrícolas energéticos como soya, sorgo dulce y maíz, además del empleo del marabú para iguales funciones. Los decisores nacionales discuten la aplicación de un proyecto donde se aplique el uso de esas siembras conjunto con Vietnam aunque nada se ha concretado todavía.

En cuanto a la energía eólica, el país estudió 14 instalaciones de este tipo. En todas ya comenzó a  trabajase y las obras podrían culminarse en 2021 en lugar de 2030, según prevén los especialistas.  

Los parques se encuentran fundamentalmente en la costa norte de la región oriental de la Isla. Al respecto, el diputado Osmany Acosta de Ciego de Ávila advirtió que desde hace algunos años se abandonó la construcción de dos de esas estructuras en su provincia.

El ministro de Energía y Minas aclaró que se frenaron las operaciones en esos proyectos previos porque se demostró una mayor fuerza de los vientos en la zona nororiental y se determinó priorizar los trabajos en esa área geográfica. Al mismo tiempo, el experto propuso no desestimar esas instalaciones, pues el potencial eólico de la Isla continua estudiándose.

La energía fotovoltaica, de acuerdo con la política rectora de las fuentes renovables de energía en el país, deberá asumir el tres por ciento de la generación eléctrica total de la nación. Para ello se contará con 191 parques que aportaran una potencia de 738 megawatts (MW) identificados.

Actualmente, se encuentran instalados y en operación 37 MW y paralelamente se avanza en la negociación del alcance total del programa, donde 351 MW serán generados a través de instalaciones financiadas por créditos bancarios nacionales y el resto por inversión extranjera directa. Según las expectativas planteadas a los diputados esas cifras también podrían acelerarse para 2021.

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario