Génesis Fotos y Video

Autor: 

María Lucía Expósito
|
30 Agosto 2019
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

María Lucía Expósito

Me gusta: 

En noches como aquella, par de siglos atrás, los marinos o los piratas avistarían tierra como si encontraran oro. Esta noche, nosotros esperábamos tortugas. El Cabo de San Antonio es el gran puerto donde cientos de ellas coinciden cuando llegan las 9 o las 12 en los meses estivales.

Las linternas apagadas. Maniobras para batir los jejenes. Historias de los que cuentan más de un lustro en un ritual que cada año ve llegar a científicos, estudiantes, especialistas, fotógrafos y voluntarios para monitorear estas especies. En la zona confluyen cuatro de las siete existentes.

 

 

Los nidos arcados por los estudiantes, especialistas y voluntarios.

Alguien hace señas cuando son las 12 y 30. Se aviene una génesis no pronosticada. Vemos entonces en sentido inverso la tira de imágenes. A 50 o 60 metros de las faldas de una ola, brotan de la arena los primeros nacimientos de esta temporada. Un ejército de neonatos van a paso doble a tocar por primera vez las aguas del punto donde termina Cuba.

El nacimiento se produce entre los 40 o 70 días después de que la tortuga madre desova. Las recién nacidas siguen hasta el cansancio cualquier fuente de luz; en este caso la luna reflejada. Reciben el primer choque. La espuma las envuelve. Y luego de par de vaivenes desaparecen en la misma oscuridad en que estaban bajo la arena de la orilla.

 

Pequeños caparazones con extremidades gélidas. Víctimas primerizas de los cangrejos blancos. Dicen los que nos acompañan que luego de entrar al mar, solo una de cada cien tortugas sobrevive en el viaje hasta las profundidades. Tuve en mis manos una fría dosis de vida con ganas de mar y más de cien años acabados de descascarar. La observé en detalle con una promesa incierta antes de verla echar a andar, como quien despide un viajero eterno.

Video: Así nacen las tortugas marinas en el Cabo de San Antonio, Pinar del Río

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario