Hambre y malnutrición: las paradojas de un mundo sin equidad

Autor: 

Yanel Blanco Miranda
|
17 Octubre 2019
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

Imagen: FAO

Me gusta: 

“Nuestras acciones son nuestro futuro. Una alimentación sana para un mundo #HambreCero”, es el lema que acompaña las celebraciones por el Día Mundial de la Alimentación (DMA).

Habitual cada 16 de octubre, en esta oportunidad se hace bajo la premisa de que una adecuada nutrición es igual de importante que erradicar el hambre en el orbe.

Según destacó Marcelo Resende, representante de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Cuba, en conferencia de prensa, “tenemos una dieta alta en carbohidratos, grasas y azucares; lo que provoca obesidad y sobrepeso en las personas”.

Asimismo, señaló que la alimentación poco saludable es el principal factor de riesgo de enfermedad y muerte en el mundo. Y que, aunque en la Isla no existen grandes problemas de hambruna, debe mejorase la calidad de la nutrición.

El representante de la FAO, hizo también un llamado a realizar acciones en distintos sectores, para hacer que estas dietas saludables y sostenibles sean asequibles y accesibles para todos.

Y pidió que empezáramos a pensar en lo que comemos, pues uno de cada cinco decesos en todo el planeta está causado por dietas deficientes (pocas verduras, legumbres, semillas y nueces, y alto contenido de azúcar, sal o grasas trans).

“Alcanzar el Hambre Cero no es solo alimentar a las personas hambrientas, sino también nutrir a la población, mientras se cuida del planeta”, afirmó.

¿Cuánto resta el hambre al mundo?

Según datos de la FAO:

1. Más de 800 millones de personas en el mundo sufren hambre, y más de 650 millones de adultos y 120 millones de niños (de cinco a 19 años) son obesos y más de 40 millones de infantes tienen sobrepeso.

2. Más de 150 millones de niños menores de cinco años sufren retraso del crecimiento y más de 50 millones se ven afectados por la emaciación.

3. Las dietas poco saludables, combinadas con estilos de vida sedentarios, han superado al hábito de fumar como la causa principal de muerte y discapacidad en el mundo por medio de las enfermedades no transmisibles (ENT).

4. La mayoría de la población mundial vive en países donde el sobrepeso y la obesidad matan a más personas que el hambre.

5. Las diferentes formas de malnutrición pueden coexistir dentro del mismo hogar e incluso dentro del mismo individuo, durante toda su vida, y pueden transmitirse de una generación a otra.

6. Cada año se gastan alrededor de 2 billones de dólares para tratar los problemas de salud ocasionados por la obesidad.

7. Miles de millones de personas carecen de los nutrientes que sus cuerpos necesitan para llevar una vida sana y activa.

8. El daño ambiental ocasionado por el sistema alimentario podría aumentar del 50 al 90 por ciento, debido a un mayor consumo de alimentos procesados, carne y otros productos de origen animal en países de ingresos bajos y medianos.

9. De unas seis mil especies de plantas cultivadas para obtener alimentos a lo largo de la historia de la humanidad, hoy solo nueve representan el 66 por ciento del total de la producción agrícola.

10. El cambio climático amenaza con reducir tanto la calidad como la cantidad de los cultivos, disminuyendo las cosechas. El aumento de las temperaturas también está exacerbando la escasez de agua, cambiando la relación entre plagas, plantas y patógenos, y reduciendo el tamaño del pescado.

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario