Investigan un curioso objeto espacial atrapado en la órbita terrestre

Autor: 

Claudia Alemañy Castilla
|
20 Noviembre 2020
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

Investigan un curioso objeto espacial atrapado en la órbita terrestre

Me gusta: 

Los expertos de la Agencia estadounidense para la Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) alzan sus telescopios por estos días para analizar un llamativo suceso. Al igual que otros cuerpos dispersos en el cosmos un nuevo y diminuto objeto fue capturado por la Tierra.

La ciencia calcula que este podría mantenerse durante unos meses en la órbita terrestre como un satélite temporal. Posteriormente, escaparía de la atracción que ejerce la Tierra sobre él. Estos fenómenos no son poco frecuentes, a menudo ocurren con pequeños asteroides.

Sin embargo, en esta oportunidad los científicos no creen que sea ningún cuerpo celeste. De hecho, la mayoría de los involucrados apuesta porque se trata de una de las partes de un cohete que ayudó en la travesía de la nave espacial Surveyor 2. Esta fue lanzada hacia la Luna en 1966.

Surveyor 2 en los laboratorios de la NASA antes de su lanzamiento (Foto tomada de https://newatlas.com/)

El Centro de Objetos Cercanos a la Tierra (CNEOS), del Laboratorio de Propulsión a Reacción de la NASA, fue el primero en indicar que el curioso objeto podría no ser un asteroide. Los expertos señalan que la mayoría de esos cuerpos espaciales poseen órbitas más alargadas e inclinadas en comparación a la terrestre.

El objeto, observado por primera vez a finales de septiembre, en realidad se desplaza de forma muy similar al tercer planeta del Sistema Solar. Los expertos apuntaban a que poseía aproximadamente la misma distancia, casi circular, y con un plano orbital prácticamente idéntico, un comportamiento muy inusual para un asteroide natural.

Los datos también revelaban que la radiación solar estaba cambiando la trayectoria del satélite temporal, otra razón más para dudar. Al parecer, la presión que ejerce la luz solar es pequeña pero continúa. Tras realizar más de 170 mediciones durante los últimos 60 días, se hizo evidente que no se trataba de un satélite.

Paul Chodas, director de CNEOS, y su equipo, fueron los primeros en suponer que el objeto en cuestión podría ser un cohete propulsor. Ellos notaron que para finales de 1966 el objeto habría estado lo suficientemente cerca como para encontrar su origen en la Tierra.

“Gracias a una revisión rápida de las fechas de lanzamiento de las misiones lunares, encontramos una coincidencia con la misión Surveyor 2”, narró el investigador de la NASA.

Lea también:

El módulo lunar fue lanzado el 20 de septiembre de 1966 con el cohete Atlas-Centaur. Tenía el objetivo de reconocer la superficie del satélite natural para abrir camino antes de desarrollar las misiones Apolo. La cápsula y los propulsores se separaron como estaba previsto, pero la cabina perdió contacto con sus controladores en la Tierra una jornada después.

La nave espacial colapsó en la Luna contra el cáter Copérnico. Sin embargo, el cohete ya en desuso desapareció en una órbita desconocida alrededor del Sol. Exactamente 54 años después, el objeto parece haber regresado para una breve visita a la Tierra.

No obstante, ya ha comenzado a dar muestras de estar escapando del dominio gravitacional del tercer planeta. Los científicos continuarán realizando observaciones para finalmente comprobar si se trata de un artefacto de la temprana era espacial.
 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario