Marvel-Netflix fase uno: crisis matrimonial

Autor: 

Enio Echezábal Acosta
|
04 Mayo 2017
| |
0 Comentarios

Me gusta: 

 Cu22.ando en abril de 2015 a través de la plataforma creada por la empresa Netflix,vio la luz la primera serie de televisión producida en colaboración con Marvel, coloso mundial de las historietas, el panorama no pudo parecer más brillante y esperanzador para aquellos amantes del mundo de las viñetas.

La noticia venía acompañada de la propuesta para realizar al menos otras tres series, seguidas del crossover The Defenders, en donde los héroes y protagonistas de cada una de ellas unirían fuerzas para luchar contra un enemigo común.

Daredevil, creado —como otros tantos personajes— por Stan Lee, fue escogido para romper el hielo, y su éxito fue tal, queesta segunda adaptación del personaje logró “lavar” la mala imagen que se le había quedado al “Hombre sin Miedo” luego del filme homónimo protagonizado por Ben Affleck en 2003.

Llena de vertiginosas escenas de accióny coronada por un excelente reparto, encabezado por Charlie Cox en el rol del abogado ciego y vigilante nocturno, Daredevil fue creada muy  ”a imagen y semejanza” del cómic original, y finalmentese convertiría en el plato fuerte de todoel proyecto.

La cereza del pastel -uno de los mejores villanos jamás visto en pantalla alguna (grande o chica)-:Wilson Fisk, más conocido como Kingpin, el rey del crimen, magistralmente interpretado por Vincent D’Onofrio.

Así las cosas, pocos meses después llegaría Jessica, Jones(noviembre 2015), un giro de tuerca con respecto al perfil presentado por su predecesora, pues además de tener a una ”superpoderosa” mujer como protagonistay un guión marcado por elementos del thriller y  del terror psicológico, se adentrabaen temáticas relacionadas con el abuso, la manipulación en las relaciones, yla adicción a las drogas.

Esta segunda entrega, centrada en uno de los personajes menos conocidos de Marvel, contó de nuevo con la presencia de un magnífico antagonista. Esta vez fue David Tennant (Doctor Who), quien encarnóal ”manipulador” Kilgrave, o el Hombre Púrpura, cuyos poderes de control mental ponen en no pocos aprietos a Jones y sus acompañantes.

El tercer miembro en unirse a la cuadrilla sería Luke Cage (septiembre 2016),quien bajo el sobrenombre de Power Man fuera el primer superhéroe negro en estelarizar su propia serie de historietas allá en los años 70.

Introducido con anterioridad en varios episodios de Jessica Jones, la serie cuenta la historia de Carl Lucas, un hombre forjado en Harlem, el corazón afroamericano de New York, quien luego de un experimento ”fallido” en prisión obtiene fuerza sobrehumana y una piel indestructible.

La música tiene un gran peso en la historia, que además hace constantes referencias al fenómeno setentero de la blaxploitation. El elenco, con Mike Colter al frente, es de nuevo estelar, aunque debe reconocerse como principal fallo de los creadores la ausencia de villanos que estén a la alturade la historia que se cuenta, pues el único destacable, el Cotton Mouth de Mahershala Ali,se queda a medias.

Finalmente, en marzo de 2017 llegaría a la plataforma digital la historia de Danny Rand, heredero de una multimillonaria compañíadesaparecidocuando niño en el Himalaya, en donde sería entrenado por monjes guerreros para convertirse en el Iron Fist, maestro de las artes marciales y enemigo jurado de la organización criminal La Mano, presentadacon anterioridad, durante la segunda temporada de Daredevil (marzo 2016).

Sin dudas,estamos en presencia del peor ejemplo hasta la fecha de las intenciones de Marvel, pues a pesar de tratarse de un personaje con habilidades excepcionales para la lucha, las escenas de combate parecen sosas y demasiado planificadas en comparación a las que ya vimos en Daredevil.

Por otra parte, el peso de la acción se centra demasiado en historias paralelas que poco aportan a la trama generaly los guionistasdejanbastante hueca la recreación y crecimiento delpersonaje interpretado por Finn Jones (Game of Thrones), cuyo trasfondo ofrece un mayor margen de desarrollo.

Lista para su emisión el 18 de agosto de este año, The Defenders recibe el batón luego de una carrera que ha ido perdiendo fuelle con el paso del tiempo. Desde Daredevil hasta Iron Fist han cambiado las cosas, y no siempre para mejor. Si, por una parte, el futuro crossover podría significar un renacimiento para la “franquicia”, también podría convertirse en su extremaunción.

La cancelación de esta “saga”, supondría además el final de otros proyectos que presumiblemente saldrían a la luz este año, como es el caso deThe Punisher, que se encuentra en etapa de post producción, y retomará las andanzas el ”atormentado”Frank Castle,a quien ya vimos junto a Daredevil.

No obstante los tonos grises, espacio queda de sobra para pensar que el final de la  ”colaboración” entre Marvel y Netflix está lejos de acabar. Esperemos que los tropiezos les sirvan para rescatar, e incluso fortalecer esa relación que tanto agradecen aquellos apasionados por el mundo del cómic desde el otro lado de la pantalla.

Galería
0 Comentarios

Añadir nuevo comentario