Matemáticas para el quirófano

Autor: 

Claudia Alemañy
|
11 Septiembre 2018
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

Archivos

Me gusta: 

La feminidad debiera ser entendida como la capacidad de cada mujer para reflejar su modo de pensar en sus acciones. Pero desgraciadamente, esto no ocurre. Lo femenino está basado en códigos ancestrales impuestos, ya sea por religiones o el patriarcado, más interesados en esos conceptos tan inconstantes como son la belleza y la virtud.

El físico, tristemente, parece crucial. La apariencia externa de las damas es juzgada con asiduidad. Para colmo, hay determinados atributos que, desde tiempos prehistóricos, definen la integración social y el reconocimiento de las mujeres como tal.

La ausencia de uno o ambos senos resulta una experiencia traumática para la mujer, aun cuando es consecuencia de una intervención médica durante la lucha contra el cáncer. Los tumores de mama son los segundos en cuanto a incidencia en todo el orbe y provocan más defunciones entre las mujeres que cualquier otro tipo.

Diversas especialidades médicas se involucran a apoyar a las pacientes a pasar por el combate. Oncólogos y psicólogos son imprescindibles. Pero otros especialistas también son necesarios y, a veces, pasan inadvertidos.

Los cirujanos plásticos tienen la crucial tarea de ayudar a la reconstrucción quirúrgica de las enfermas. Esa no es una encomienda sencilla. Por ello, la ciencia desempeña un papel cada vez más significativo en dicho proceso.

En el mundo existen innovadores métodos tecnológicos que permiten valorar la simetría entre ambos pechos. Debido a los elevados precios de esas técnicas, entre otros factores, Cuba carece de ellas.

La doctora Lenia Sánchez Wals, cirujana plástica del Instituto Nacional de Oncología y Radiología, expresó que las intervenciones de reconstrucción de mamas en el país son valoradas de forma visual para comprobar su equilibrada similitud.

Sin embargo, durante el II Congreso Cubano de Cirugía Estética y Reconstructiva, la especialista presentó un software  que podría establecer la simetría de una manera más científica.

“Con la colaboración de Luis Orlando Vega, máster en Ciencia de la Computación, nos encontramos elaborando un programa informático que mediante razones matemáticas, senos y cosenos, nos ayudará a obtener mejores resultados para con nuestras pacientes”, señaló Sánchez Wals.

El software permitirá cargar imágenes que hayan sido previamente tomadas por los médicos e introducidas en una computadora. Posteriormente, en la interfaz de la aplicación informática, se podrán hacer localizaciones de determinados puntos anatómicos de importancia para la reconstrucción de las mamas afectadas.

“Hay una serie de valores identificados por valores. Tras tomar la foto, ponemos de modo manual todas las ubicaciones: el surco submamario, la línea media clavicular, la localización del ombligo, la distancia inter-pezón, entre otras. Luego, automáticamente, el programa realiza una simetría global”, explicó la especialista.

Simetría y Cáncer

Sánchez Wals enfatizó además en las limitaciones del producto. Una de ellas es que no se puede aplicar en fotos de perfil.

“Los casos más difíciles son aquellos en los cuales la reconstrucción es diferida; es decir, cuando la mama fue removida total o parcialmente en una cirugía previa. Para el software y para los propios expertos esto constituye un reto pues el análisis de la simetría solo se puede realizar de manera postquirúrgica”, describió la cirujana.

De acuerdo con los resultados expuestos en el evento, la introducción de este nuevo método podría constituir una gran oportunidad. La doctora Sánchez Wals señaló que en próximas fechas se dará a conocer una publicación científica y posteriormente los creadores de la aplicación informática procederán a patentarla.

 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario