Mercurio, la Tierra y el Sol, en línea en línea el 9 de mayo

Autor: 

Dr Ernesto Rodríguez Flores y Dr Ramón Rodríguez Taboada
|
15 Mayo 2016
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

Cortesía de los autores

Me gusta: 

Durante gran parte del 9 de mayo próximo, se podrá observar desde Cuba el tránsito del planeta Mercurio por delante del disco solar.

En Astronomía se le llama tránsito al paso de un cuerpo celeste por delante de otro que posee un mayor tamaño aparente, vistos desde un tercer cuerpo, un  fenómeno  frecuente en el caso de “la travesía” de los grandes satélites de Júpiter y Saturno frente al disco de su planeta visto desde la Tierra.

En este caso se trata del tránsito de un planeta a su paso por el disco del Sol. Desde el punto de vista observacional se aprecia un pequeño disco oscuro que se mueve lentamente frente al brillante disco del Sol. Para la Tierra solo los planetas que se encuentran dentro de su órbita pueden producir ese fenómeno; es decir Mercurio y Venus. Al realizar observaciones desde Marte se podrán observar tránsitos de la Tierra por el disco solar. Ese es el caso del 11 de mayo de 1984 cuando ocurrió para Marte un tránsito de nuestro planeta por el disco solar.

Los tránsitos de Mercurio

En el caso de Mercurio, este es un fenómeno relativamente raro; en promedio se producen unos 13 tránsitos cada cien años. 

El Sol visto desde la Tierra mide unos 16 minutos de arco de radio, por lo que para que ocurra un tránsito debe ocurrir un alineamiento muy preciso de los tres astros, el Sol, Mercurio y la Tierra. Este alineamiento ocurre en primera instancia cada 13 años y esto se debe a que 54 recorridos de Mercurio por su órbita equivalen a 13 años terrestres menos 2 días y 14 minutos aproximadamente. Algo semejante ocurre con 137 y 191 recorridos orbitales de Mercurio, produciéndose un patrón complejo con intervalos de 3,5, 7, 9,5, 10 y 13 años. Así, ocurrieron tránsitos de Mercurio el 7 de mayo de 2003 (que fue visible sólo en el extremo oriental de Cuba), el 8 de noviembre de 2006 (solo perceptible la primera mitad), y tendremos visibles por completo los de 9 de mayo de 2016 y 11 de noviembre de 2019, lo cual no volverá a suceder de nuevo para nuestra Isla  hasta el 7 de mayo de 2049. Es importante destacar que salvo el tránsito de Mercurio del 15 de noviembre de 1999 que fue rasante, desde el 7 de noviembre de 1960 no ha sido observable un fenómeno de este tipo de principio a fin.

 

¿Qué ocurrirá el 9 de mayo?

Los tránsitos de Mercurio no pueden observarse a simple vista y sin medidas de protección,  ya que se pueden producir quemaduras en la retina. ¡Mirar por el ocular puede producir una ceguera permanente!

Debido al pequeño tamaño aparente del planeta no es posible observar a simple vista su paso frente el disco del Sol. Esto sólo es observable mediante telescopios. Lo más seguro es emplear una pantalla para proyectar la imagen que sale del ocular en ella.  En este caso se debe prestar mucha atención a que nadie pueda mirar por el instrumento durante su uso. El peligro de ceguera permanete es extraoerdinarimente alto.

Sólo en el caso de que se disponga de filtros adecuados (en ningún caso películas ennegrecidas, placas u otros aditamentos no profesionales)  acoplados al instrumento se podrá observar directamente por el ocular. Esta variante no es tan fiable como el empleo de la pantalla.

A continuación se brindan los datos del tránsito de Mercurio para La Habana.  Los tiempos están expresados en el horario de verano en vigor al momento del fenómeno

 

 

 

Momento de los contactos

 

 

 

 

 

La Habana

 

horario de verano

 

 

 

Altura del Sol en los contactos [grados]

FECHA

I

II

max.

III

IV

Sep.

Sol RA

Sol Dec

I

II

max

III

IV

2016/05/09

7:12

7:15

10:57

14:39

14:42

318.5

3.130

17.58

4

5

55

72

71

 

 

    I Contacto exterior de Mercurio con el borde del Sol (ingreso)              II Contacto interior de Mercurio con el borde del Sol

 III Contacto interior de Mercurio con el borde del Sol  (egreso)              IV Contacto exterior de Mercurio con el borde del Sol

Sep.-> Separación mínima entre los centros de Mercurio y el Sol en segundos de arco  RA-> Ascensión Recta  Dec-> Declinación

Será interesante observar el fenómeno llamado “La Gota Negra”, que es lo que se produce en el momento del segundo y tercer contactos, cuando Mercurio acaba de entrar (o inicia la salida) al disco solar y parece que el disco del planeta está conectado al borde del Sol dando la impresión de una gota. Este fenómeno es muy notable en los casos de los tránsitos casi rasantes, cuando el disco oscuro del planeta permanece más tiempo cercano al borde del disco brillante del Sol, como en el caso del año 1999.

Los autores pertenecen al Departamento de ‪#‎Física‬ Aplicada de la Facultad de Física de la Universidad de La Habana. 

Galería
0 Comentarios

Añadir nuevo comentario