Miguel Díaz Canel dondequiera que haya un problema hay que acudir a la ciencia

Autor: 

Yanel Blanco Miranda
|
10 Junio 2019
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

Tomada de www.escambray.cu

Me gusta: 

Durante la clausura del Primer Taller “La producción de alimentos con más ciencia”, Miguel Díaz Canel Bermúdez, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, manifestó su satisfacción con el hecho de que se logren integrar los diferentes actores que buscan potenciar el desarrollo agroalimentario para satisfacer las necesidades de la población y de la economía cubana.

“Tenemos que pasar de la insatisfacción de observar como la ciencia se engaveta, a la verdadera innovación, y esta la vamos a ver en la casa de la gente cuando se siente a la mesa”, subrayó.

En Cuba existen resultados científico-tecnológicos con grandes perspectivas para generar exportaciones y sustituir importaciones. Sin embargo, resulta vital articularlos con el plan de la economía, pues solo en comida el país gasta cada año, más de dos mil millones de dólares.

Al respecto, Díaz Canel señaló que “existe una mentalidad importadora que nos acomoda, frena iniciativas y creatividad. Hay que cambiar el pensamiento. Porque a veces buscamos una solución y vamos a otro lado cuando la tenemos aquí.

“¿Por qué no tenemos más desarrollo de los bioproductos? Porque nos acostumbramos a importar fertilizantes y plaguicidas. Debemos ser capaces de comprar solo el fertilizante que no podamos sustituir aquí con un biofertilizante”.

Así mismo ocurre con el pienso destinado a la alimentación animal, aseveró el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros: “¿cuánto del pienso que importamos podría producirse en Cuba o cuándo vamos a encontrar variantes de pienso criollo, como ustedes han propuesto?

“Para nosotros está claro que dondequiera que haya un problema hay que acudir a la ciencia. Y no investigar por investigar, sino para resolver el problema y aportar una solución”, aclaró Díaz Canel.

De igual forma, apuntó que hay que desempolvar lo investigado en materia de producción de alimentos, y actualizarlo. Rescatar los estudios que en un momento tuvieron buenos resultados, pero que fueron abandonados; e implementar a una mayor escala otros que en pequeñas parcelas demostraron ser eficientes. Porque “si no lo hacemos, nunca vamos a saber si dan o no”.

Con respecto al encadenamiento productivo, donde existen brechas y potencialidades, declaró que “tenemos que fortalecerlo más en la industria alimentaria y la agricultura”.

La necesidad de adecuar el sistema de extensión agraria a la diversidad y complejidad de los procesos relacionados con la producción de alimentos, también fue uno de los puntos mencionados por Díaz Canel.

En este sentido, resaltó como ejemplos a seguir el programa arrocero, de frijol y de miel, donde se aprecian logros palpables.

 

Los Palacios, Pinar del Río. Foto: Cortesía INCA

El Programa de Desarrollo Integral del Arroz hasta el año 2030, concibe la siembra de 200 mil hectáreas (ha) y pretende lograr entre el 2020 y 2023 un rendimiento agrícola de cinco toneladas por ha. Luego, trabajar para alcanzar entre el 2024 y 2030 las seis toneladas.

Otro de los resultados del taller fue identificar la gran diferencia que hay en los beneficios económicos que perciben los diferentes actores de la cadena agroindustrial.

"
Tenemos que buscar menos intermediarios entre el productor y el consumidor. Hay gente que gana más comercializando que el propio campesino, y aquí el que más debe ganar es el que cosecha la tierra”, precisó Díaz Canel.

 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario