No sabes qué hacer con tus escombros. Deja que Aguas de La Habana los recicle

Autor: 

Magda Iris Chirolde
|
09 Agosto 2019
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

Cortesía de Josep Descamps

Me gusta: 

Con la finalidad de proteger las redes de drenaje pluvial y brindarles un nuevo servicio a los habitantes del municipio capitalino de Centro Habana, la empresa Aguas de La Habana, en conjunto con la compañía española Canaragua S.A., del grupo Agbar, pone en marcha el proyecto Gestión de escombros domiciliarios provenientes de la construcción.

La propuesta resulta una alternativa a uno de los problemas por los cuales varias zonas de este municipio se inundan en tiempo de lluvias.

Evacuar los escombros, que por lo general la empresa de servicios comunales y su estructura demoran en recoger, así como los que la población coloca en las calles al no contar con un lugar para ello, es otro de los objetivos del proyecto, según informó Irvins de la Victoria Gómez, Jefe de Grupo de Tratamiento y Aprovechamiento de Escombros Domiciliarios de la Dirección de Saneamiento de Aguas de La Habana.

Foto: Cortesía de Oriol Vilaseca i Vidal

 

En exclusiva para Juventud Técnica, el coordinador del proyecto, Doctor Ingeniero Oriol Vilaseca i Vidal, afirmó que es la primera vez que se reciclan los escombros en Cuba, lo cual es un avance técnico. Ello permite ahorrar recursos naturales y energéticos como el petróleo, dar una solución integral al tema de los drenajes de aguas pluviales de la ciudad y contribuir a su limpieza.

“Esta es una manera de optimizar los recursos a través del reciclaje de los residuos de la construcción. Hemos trasladado la misma tecnología de punta que hoy utilizaríamos en cualquier central de reciclaje o centro de tratamiento y aprovechamiento de residuos domiciliarios o escombros domiciliarios. Es el mismo sistema y la misma configuración que se emplea en Europa”, añadió el ingeniero.

En el kilómetro 10 de la Autopista Nacional y carretera de cantera 36, que pertenece al municipio de Guanabacoa, está ubicada la base para la obtención de materiales destinados a la construcción a partir de los escombros. La tecnología está compuesta por dos equipos principales: el que tritura y el que los clasifica por los distintos tamaños de grano (fino, medio o grueso).

Esta iniciativa resulta para la empresa una forma más de insertarse en el plan de la Tarea Vida y darle una mayor satisfacción a la población. (Foto: Cortesía de Josep Descamps)

 

Considerados de alta productividad, pueden generar, en una jornada de ocho horas alrededor de 90 toneladas de residuos (entre 120 y 130 metros cúbicos de material crudo), según ejemplificó Irvins de la Victoria. Además, agregó que la eficiencia de estos equipos es de un 95 por ciento aproximadamente, pues es muy poco el desecho que generan. Cuenta también con tres camiones destinados al acopio de los escombros y con dos retroexcavadoras.

“Hacemos una selección dejando los escombros limpios, sin plásticos, madera ni hierro. Luego los lanzamos a la trituradora, ahí se muelen entre un centímetro y seis centímetros. El resultante lo pasamos a la cribadora y obtenemos una arena que está entre cero y 12 milímetros, además de la macadam* entre 15 y 60 milímetros. El nuevo árido lo empleamos para las acciones constructivas de la propia empresa”, precisó Josep Descamps, director adjunto de saneamiento y electromecánica de Aguas de La Habana.

El especialista Irvins de la Victoria Gómez explicó que el proyecto lleva implícito la entrega de depósitos de un metro cúbico o de sacos a la población para la recogida de escombros.

Los interesados deben acudir a la Oficina de Aguas de La Habana en Centro Habana, ubicada en el conocido parque Trillo. Allí les tomarán los datos personales y dirección particular. Una vez concluida la actividad constructiva del usuario, este deberá llamar al número 78690096 y los camiones para ese servicio efectuarán la recogida de los escombros en un tiempo determinado.

* Material constituido por un conjunto de áridos de granulometría discontinua, que se obtiene extendiendo y compactando un árido grueso cuyos huecos se rellenan con un árido fino, llamado recebo.

 

 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario