Noticias falsas, ¿también sobre nuestro idioma?

Autor: 

Cristian Martínez González
|
24 Junio 2020
| |
0 Comentarios

Me gusta: 

Ni el idioma se ha escapado de ellas. Son un virus más, tan potentes como los que azotan la salud humana. De fácil propagación, contagio y hasta con algún que otro ápice de credibilidad, transitan por la red de redes en cuestión de segundos. ¿De qué hablo? De las “fake news”. Sí, de las “noticias falsas” o “bulos”, divulgados por los medios “informativos”, o como diría un acucioso profesor cubano, “(des)informativos”.

Que una noticia recorra las redes, tenga muchos “me gusta”, “me asombra” o “retuits” no la hace fidedigna. Aunque desde 2016 escuchemos más a menudo esto de las “noticias falsas”, no es un fenómeno del siglo XXI, aunque sí es evidente el influjo de las redes sociales en este sentido. Las informaciones carentes de veracidad siempre han existido, incluso sobre el uso correcto del idioma español.

Y si hablamos de nuestra lengua materna, ese tesoro compartido con millones de hispanohablantes a ambos lados del Atlántico, es inevitable dejar de mencionar a un organismo que, desde 1713, “limpia, fija y da esplendor” al idioma de Cervantes: la Real Academia Española (RAE).

Por eso, desde el propio Twitter, un campo donde la RAE tiene gran actividad, se han difundido no pocos bulos que vinculan a la tricentenaria institución, todos relacionados con el léxico, la gramática o la ortografía.

El presidente de la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA), Mario Tascón, en un conversatorio durante la VII Jornada de Periodismo Digital, expresó que las noticias falsas “se difunden mejor que la verdad porque se mueven en el eje de lo emocional y suelen transmitir aquello que la gente quiere creer”.

Seguidamente, una breve selección de mentiras, falacias, o como quiera llamarles, percibidas por este redactor, durante varios años de navegación en la red de redes:

1- Eliminan la letra “ñ” del abecedario español

Medios que difundieron el bulo

 
 

 

Contrastar fuentes, leer entre líneas, ir a las instituciones oficiales para verificar cierta información, lamentablemente no son premisas que sostienen la mayoría de los usuarios de la red de redes. Quizás por la premura del tiempo, apenas leer el titular les sirve para caer en “las redes de las noticias falsas”.

 

Es lamentable que, como señala esta publicación, su titular haya sido “La Real Academia de la Lengua Española elimina la ñ del alfabeto” y, justo en la última línea de un texto , a donde probablemente todos no hayan llegado, dice lo siguiente: “Es una broma, pero nos hará reflexionar sobre la importancia de esta letra española”. ¿Cuántos usuarios aún pensarán aún que la ñ no está dentro del alfabeto español?

 

2- La RAE se retracta y admite la tilde de “solo”

Recientemente, justo a finales de abril y principios de mayo de este año, volvieron a propagarse por Internet, varias falsedades sobre una supuesta retractación de la Academia en cuanto al uso de la tilde en la palabra “solo”.

Medios que difundieron el bulo






 

Más allá del sensacionalismo presente en estos titulares, el intenso debate, sobre todo en la red social Twitter, en relación con este tema, ha provocado no menos de un pronunciamiento de la RAE al respecto.

 

Desde la entrada en vigor de la nueva Ortografía de la lengua española (2010), la Academia ha sostenido que “El adverbio ‘solo’ (‘solamente’), puede llevar tilde si es ambiguo, pero no es necesario. Si no es ambiguo, es incorrecto tildarlo; por ejemplo, en este uso: ‘Solo acudieron dos personas’. Sin tilde, es siempre correcto”.

Asimismo, reitera que “El empleo tradicional de la tilde en el adverbio ‘solo’ no cumple el requisito fundamental que justifica el uso de la tilde diacrítica. Las posibles ambigüedades pueden resolverse casi siempre por el propio contexto comunicativo. Igual se puede emplear otros medios, como sinónimos (solamente, únicamente), una puntuación adecuada, la inclusión de algún elemento que impida el doble sentido o un cambio en el orden de las palabras que fuerce a una única interpretación”.

3- La RAE incluye la palabra “cocreta” en el Diccionario de la lengua española

Medios que difundieron el bulo

 

Aunque en reiteradas ocasiones, varios directivos de la RAE han aclarado que la palabra “cocreta” no está incluida del DLE, ni nunca lo ha estado, aún muchos usuarios creen que la famosa institución defensora del español sí aceptó este vocablo. Al punto de que, durante esta cuarentena por el coronavirus, entre los términos más buscados en la versión en línea del DLE, está la palabra “cocreta”, la cual, evidentemente, no tiene una entrada en el lexicón español.

En 2018, el exdirector de la RAE, Darío Villanueva, ante la pregunta “¿De dónde viene el mito de la ‘cocreta’?”, respondió: “No lo sé, es una leyenda urbana. A mí me desespera: en todas las conferencias que doy, sin excepción, siempre hay alguien que en el coloquio final me pregunta sobre la dichosa ‘cocreta’, generalmente increpándome. Es falso que la Academia haya reconocido la palabra ‘cocreta’, es una fake news”.

A juicio de este redactor, los hispanohablantes tienden a pensar que “cocreta” es correcto, quizás, por el hecho de que este bulo se relaciona con la tríada “crocodilo”, “almóndiga” y “murciégalo”, sí, ha leído bien, no se está volviendo disléxico, estos vocablos están recogidas en el DLE.

En la misma entrevista, citada con anterioridad, Villanueva aclaró:

 

· “Almóndiga” es como se denominaba inicialmente ese producto alimenticio, que luego evolucionó a «albóndiga».

· “Crocodilo” era la denominación exacta etimológica del bicho, lo que ocurre es que, como tenía difícil pronunciación, se simplificó.

 

· Y con «murciégalo» se produjo lo que en lingüística se llama una metátesis, una alteración del orden de las sílabas.

4- La RAE considera válido el término “haiga”

Medios que difundieron el bulo





 

Si los internautas, como ocurre en la mayoría de los casos, se quedan únicamente con la información que brinda el titular de la BBC, de seguro pensarán que decir “Yo quiero trabajar en lo que *haiga” o “Espero que no *haiga más ningún problema” es correcto.

Sin embargo, la palabra “haiga” sí está recogida en el DLE, con la siguiente acepción: “automóvil muy grande y ostentoso, normalmente de origen norteamericano”. Así es, no equivale a la forma conjugada del verbo “haber”: “haya”. Decir “haiga” es considerado un barbarismo, como mismo ocurre con “andé”, “aigre” o “gomitar”, por las formas correctas “anduve”, “aire” y “vomitar”.

5- La palabra “bar” proviene del inglés “Beer and alcohol room”.

 

Según consta en el DLE, al “local en que se despachan bebidas que suelen tomarse de pie, ante el mostrador”, se le llama “bar”, del inglés “bar”, que significa “barra”.

 

La anterior selección de noticias falsas relacionadas con el idioma español, no es, ni por asomo, una cifra representativa del gran número de bulos difundidos en la red de redes y, peor aún, en la conciencia de los hispanohablantes. Por eso, sobre este tema habrá que insistir una y otra vez, aunque sea difícil derribar paradigmas ya arraigados en la mente de quienes comparten esta lengua materna con millones de hispanohablantes.

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario