Ómicron: respuestas esenciales sobre el catarro malo

Autor: 

Yanel Blanco Miranda
|
28 Enero 2022
| |
0 Comentarios

Me gusta: 

Al igual que sus predecesoras, la variante ómicron ha tomado las calles por asalto. Es solo un «catarro malo» dicen algunos, mientras otros insisten en que no podemos confiarnos y piden seguir de manera rigurosa las medidas sanitarias.

Ante tanta incertidumbre y teniendo en cuenta las dudas que han llegado a nuestra redacción, entrevistamos a la Dra. Vivian Kourí Cardellá, subdirectora primera del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK).

“En relación con ómicron y los virus en general, es habitual que durante el proceso de multiplicación dentro de la célula aparezcan mutaciones para adaptarse mejor al hospedero. Es un mecanismo normal de evolución. Eso lleva a que las nuevas generaciones de virus se vayan diferenciado del original.

“De SARS-CoV-2 se han descrito cientos de variantes, lo que pasa que aquellas que son reconocidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que se reportan, son a las que les llaman de preocupación, debido a su alta transmisibilidad. Hemos tenido a alfa, beta, gamma, delta y ahora a ómicron”.

En cuanto a la más reciente variante, la profesora e investigadora titular Vivian Kourí señaló que “ómicron ha mostrado muchas mutaciones juntas; solo en la espícula (estructura en forma de aguja por donde el virus se fusiona a las células para su reproducción) tiene 32.

“Es diferente a las demás en ese sentido la gran cantidad de mutaciones que se acumularon solo en este virus que logra, en gran medida, una alta transmisibilidad.

“También, reportes en la literatura apuntan a que la respuesta inmune, ya sea generada por vacunas o por las infecciones anteriores, no protegen del contagio, aspecto que hemos podido constatar porque las personas siguen contagiándose a pesar de haberse vacunado, sin importar el inmunógeno utilizado (Pfizer, Moderna…). Aunque hay que aclarar que la efectividad y eficacia de las vacunas cubanas y casi todas las empleadas por la OMS, solo están evaluadas para enfermedad grave y la muerte.

“Se sabe ya por las pruebas de laboratorio que la respuesta inmune, medida a través de los anticuerpos neutralizantes, es menor frente a la variante ómicron comparada, por ejemplo, con la Delta. Sin embargo, en los mismos estudios se ha visto que cuando se aplica dosis de refuerzo vuelve a recuperarse esa respuesta inmune.

“En ese sentido, Cuba ha optado por una estrategia que es la ideal y ojalá la mayoría de los países pudieran hacerlo y es aplicar dosis de refuerzo lo antes posible, para tratar de elevar nuevamente la respuesta inmune. Lograr mejores niveles de anticuerpos neutralizantes y lograr revertir el número de contagios”.

La experta, Dra. Vivian Kourí Cardellá, respondió interrogantes de nuestros lectores. (Foto: Yanel Blanco)

─ ¿Qué una variante tenga alto nivel de transmisibilidad significa que es más peligrosa?

─ No. Son dos salidas diferentes. Una cosa es la transmisibilidad que es cuán fácil se trasmite entre las personas y otra la virulencia o patogenicidad que es la capacidad de producir enfermedad y gravedad.

“En este caso el virus es altamente trasmisible, pero hasta el momento, porque llevamos poco tiempo con esta variante, parece ser mucho menos patogénica y virulenta que delta, por ejemplo. Eso es evidente en el mundo y en Cuba. La mayoría de las personas lo pasan en sus casas con una sintomatología leve, un catarro común, como sucede con otros coronavirus.

“Los números de contagios se han incrementado nuevamente en comparación con los meses de noviembre-diciembre de 2021, pero la incidencia de fallecidos no. De hecho, las cifras de decesos son las más bajas desde que comenzó la epidemia”.

─ ¿Cuáles son los síntomas que distinguen a ómicron?

─ Los síntomas se parecen más a una infección respiratoria alta. Malestar general, es frecuente que aparezca fiebre inicial (aunque hay quien no la tiene), ardor en la garganta y secreción nasal como cualquier catarro.

“Generalmente casi toda la sintomatología desaparece en 48 horas. Hay quien empieza con una tos esporádica y no severa. Y a diferencia de lo que se veía para la variante delta y las anteriores, no es frecuente encontrar pérdida del gusto y el olfato.

“Lo otro que ocurría con delta y las anteriores variantes era que en la primera semana la persona era prácticamente asintomática y en la segunda empeoraba (el que iba a hacerlo).

“Con esta, la mayoría presenta dos o tres días de síntomas y después desaparecen. Este virus es más trasmisible y necesita menos tiempo de exposición. Una vez que alguien en la casa se contagia es posible que todos lo hagan. Hemos visto a familias completas infectarse.

“Por suerte, la mayoría lo pasa como un catarro bien ligero, pero la transmisibilidad es muy elevada. Es la variante que se considera más infecciosa. Por tanto, hay que mantener las medidas”.

De pruebas, pequeños enanos y otras preocupaciones

Después de casi dos años de convivir con la pandemia, a muchos les han realizado en algún momento un test de antígeno o PCR en tiempo real.

Sin embargo, en algunos persiste la preocupación. ¿Serán o no efectivos para descubrir la presencia del virus? ¿La nueva variante (de turno) podrá burlarlos en algún momento? ¿Por qué si uno me dio positivo, el otro salió negativo?

Al respecto, la Dra. Kourí nos explicó que “las pruebas de antígeno son tan válidas como las de PCR para hacer un diagnóstico. No obstante, Cuba prefiere confirmar todo lo que sale positivo por antígeno con PCR. Si bien en el mundo usan indistintamente estos dos modos para emitir el dictamen final”.

En cuanto a por qué el primer resultado da negativo y el otro positivo o viceversa, deben tenerse en cuenta varios aspectos.

“Los test de antígeno revelan proteína viral y el PCR genoma viral. Entonces no son ciento por ciento iguales; aunque la concordancia entre ambas pruebas tiene que estar por encima de un 80 por ciento, para considerarla buena.

“Lo mismo sucede cuando hacemos antígeno rápido (test rápido) o el antígeno por SUMA (tecnología de producción cubana y que demora más tiempo para obtenerse el resultado). Los dos detectan proteína viral, pero los sistemas no son exactamente iguales.

“Ahora bien, más allá de la técnica empleada (antígeno o PCR), hay que tener en cuenta cómo fueron tomadas ambas muestras. Si las dos se cogieron a la misma vez o en diferentes fechas. Ahí puede variar totalmente porque estos virus son infecciones agudas, en dos días puede ocurrir el cambio de positiva a negativa o al revés porque quizá la carga viral era muy baja en un primer momento”.

La Dra. Vivian también apuntó que “existen unos PCR en tiempo real basados en el gen S (de la espícula), que permiten detectar varias regiones del genoma y decir si hay coronavirus y, además, descubrir alguna mutación específica de ómicron que posibilite decir que es esa y no otra variante y así no tener que secuenciar siempre los virus.

“Ese PCR todavía no lo tenemos en Cuba. Solo unos modelos de prueba que nos enviaron y estamos evaluando, para ver si algunos de ellos funcionan e incluirlos en la red de laboratorios. Por supuesto, el IPK después confirmaría a través de secuenciación (de muestras aleatorias) si el diagnóstico es certero”.

─ ¿Cómo podemos saber cuál es la variante que predomina en el país?

─ A través de la vigilancia genómica con la secuenciación viral de un grupo de muestras. En este caso, de los pacientes positivos a la COVID-19 que presentan cuadros graves. Los resultados han demostrado que la variante que predomina es ómicron. Solo en la Isla de la Juventud aparecieron algunas evidencias de delta.

─ ¿Es cierto que son los niños los más perjudicados con ómicron?

─ La realidad es que en Cuba los menores de dos años no están vacunados, por tanto, son totalmente susceptibles de infectarse y de desarrollar la enfermedad en cierto grado. Es por eso que como parte del protocolo de actuación se pidió hospitalizar a esos infantes.

“La mayoría de los que se encuentran en los centros de salud y presentan sintomatología moderada y algunos casos graves están en el grupo de los no vacunados. Esto se debe a que son menores de dos años o por tener una enfermedad de base que les impidió inmunizarse. No es la edad lo que determina sino la protección previa que tengan.

“En cuanto al criterio global de que ómicron está afectando más a los niños, recordemos que en el mundo no existe la vacunación pediátrica”.

─ ¿Es posible que una persona pueda infectarse con dos variantes a la misma vez?

─ No es habitual, pero puede ocurrir de manera muy esporádica. Lo que sí es posible es contagiarse con dos virus diferentes: coronavirus e influenza. En este caso no hay respuesta cruzada. Incluso los receptores celulares (para entrar a la célula) son diferentes, no compiten entre sí.

“De hecho, lo hemos detectado en la vigilancia normal, antes que existiera SARS-CoV-2. Las infecciones múltiples con más de un virus ocurren. Y por supuesto con virus y bacterias también”.

─ ¿La inmunidad que uno adquiere ante el contagio con una variante sería efectiva ante otra?

─ No. Hay personas que se infectan con una variante y desarrollan muy buena respuesta inmune, no solo anticuerpos sino respuesta inmune celular y puede ser suficiente para protegerlas de otras variantes. Pero no es lo que estamos viendo en la mayoría de los casos.

“De por sí, en todas las infecciones respiratorias la respuesta es corta. Por eso padecemos diferentes catarros todos los años (influenza, coronavirus o rinovirus) y varias veces.

Un mago del escape

“Los virus de manera natural evolucionan y este no deja de sorprendernos porque cada vez aparece una variante con mejores características”, manifestó la Dra. Kourí.

“Pudiera ser que se comporte como un virus endémico que quede circulando como uno más de los coronavirus que existen, porque se está comportando hasta ahora con una baja virulencia y mucha transmisibilidad, pero no puedo asegurar que no emerja otra variante.

“Ojalá de alguna manera entre las vacunas y la infección, quedemos protegidos durante un tiempo hasta que surja la próxima”.

─ ¿Ya está aislada en Cuba la variante ómicron de los pacientes que han sido infectados?

─ Ya logramos el aislamiento en cultivos de células y en breve podremos conocer la capacidad de neutralización del suero de nuestros vacunados contra la variante. Ya se están montando las pruebas, pero deben incubar varios días.

“La prueba la haremos con suero de personas vacunadas con esquemas completos de Soberana y Abdala y con las que ya recibieron la dosis de refuerzo”.


 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario