Problemas en Marte y un rescate exitoso.

Autor: 

Claudia Alemañy Castilla
|
27 Marzo 2020
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

tomada de https://nmas1.org/news/2020/03/20/insight-taladro

Me gusta: 

Durante semanas, la Agencia estadounidense para la Aeronaútica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) forcejeó con InSight. La sonda marciana tenía atascado uno de sus taladros en el suelo del Planeta Rojo.

Las operaciones están relacionadas con la instalación de un instrumento para evaluar conductividad térmica. La herramienta fue llevada al cuarto planeta de Sistema Solar con la intención de que fuera el propio rover robótico quien la instalara.

La tarea de InSight consistía básicamente en cavar un pozo de alrededor de cinco metros y colocar allí el circuito. A finales de enero del presente año, el taladro con que la sonda debía agujerear comenzó a zafarse de la estructura tras profundizar en su trabajo.

Esta no fue la primer vez que el robot tuvo problemas. Al parecer el suelo circundante alrededor del punto escogido es complicado. A finales de octubre de 2019, el equipo prácticamente se desacopló. Los expertos de la NASA pudieron resolverlo y se reanudaron las labores hasta la reciente avería.

Tras realizar los pertinentes análisis parece que existe una capa de tierra muy dura y densa a la cual el rover casi no puede acceder.

La solución de la NASA puede parecer en principio compleja. Se decidió mover el punto de aplicación de la fuerza del equipo. Para ello se usó una de las partes de la propia sonda, en particular la pala montada en el extremo del brazo robótico IDA de 2,4 metros.

Este aditamento presionaba con anterioridad el terreno, de conjunto con el taladro. Pero ahora presiona suavemente la cubierta posterior del objeto perforador.

Tras unos minutos, el mecanismo produjo más de una veintena de impactos estruendosos, pero la broca consiguió adentrarse en el suelo. Por supuesto, antes de desarrollar la operación, un grupo de ingenieros calculó todos los riesgos posibles para así minimizar la accidentalidad.

La operación fue experimentada en laboratorios desde la tierra y, tras las conjeturas de los especialistas, la NASA decidió seguir adelante. Afortunadamente, la inventiva tuvo resultados satisfactorios y los administrativos de la sonda publicaron que todo parecía volver a funcionar con normalidad con InSight.


 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario