Producción agroalimentaria en Cuba: ¿qué pasó en el 2019?

Autor: 

Yanel Blanco Miranda
|
13 Marzo 2020
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

tomada del Informe del Ministerio de la Industria Alimentaria presentado a la Asamblea Nacional, abril 2019

Me gusta: 

Los logros, carencias y desafíos de la actividad agroalimentaria en 2019 fue tema de discusión durante el Balance del Ministerio de la Agricultura (MINAG) celebrado este 12 de marzo.

Gustavo Rodríguez Rollero, titular de ese organismo señaló que “el sector se vio afectado por la escasez de combustibles, fertilizantes y plaguicidas, entre otros insumos. Carencia que afectó los rendimientos, estimados entre un 15 y 45 por ciento en las áreas sembradas. Solo se satisfizo la demanda de los cultivos de papa y tabaco”.

No obstante, dijo que a pesar de esos inconvenientes “las exportaciones se sobrecumplieron. También logró ofertarse un promedio de 20,5 libras per cápita mensual de productos agrícolas, aún insuficientes y distantes de las 30 planificadas. Y avanzar en la consolidación de las 12 funciones específicas encargadas por el Estado al Ministerio a partir de la implantación del Perfeccionamiento Institucional en 2015”.

Una de las debilidades marcadas en el balance estuvo relacionada con las finanzas y la no disponibilidad de fuentes de financiamiento para inversiones e insumos productivos que respalden el desarrollo proyectado hasta 2030, reflejado en el banco de problemas de la entidad.

De igual forma, la falta de integración de los actores económicos y sociales en la garantía de la seguridad y soberanía alimentaria, las limitaciones en el cumplimiento del control y regulación estatal, el escaso desarrollo tecnológico con el bajo índice de mecanización y riego, la obsolescencia de la maquinaria agrícola y la industria transformadora fue otra de las deficiencias destacadas.

Entre los logros alcanzados en 2019 estuvieron el fortalecimiento de las nuevas estructuras presupuestadas y empresariales constituidas durante el proceso de Perfeccionamiento Institucional y las políticas y programas aprobados para favorecer el desempeño de la agricultura en beneficio de los tres sistemas que lo integran.

Al referirse a la ciencia, la tecnología, la innovación (CTI) y el medio ambiente al servicio del desarrollo, Gustavo Rodríguez subrayó que continúa el avance en el proceso de reordenamiento de las Entidades de CTI, “lo que permitió que fueran aprobados por el Ministerio de Economía y Planificación (MEP) los Centros integrados al Grupo Ganadero como entidades autofinanciadas con seis instituciones bajo este modelo de gestión y 11 como Presupuestados con Tratamiento Especial”.

La realización del primer Taller de Producción de Alimentos con más ciencia constituyó un logro por la identificación de 135 resultados factibles para su aplicación en los polos productivos de granos, viandas y las ganaderías, incluyendo el empleo de los bioproductos de uso agrícola. Asimismo, continuó avanzándose en la aplicación de la Agricultura de Precisión y los proyectos relacionados con las nanotecnologías en el desarrollo del sector.

En relación con el programa arrocero se avanzó en la construcción y montaje tecnológico del equipamiento adquirido con el crédito chino, que contiene plantas de tratamiento y clasificación de semillas de arroz, secaderos y molinos, básculas de pesaje y bases de silos de almacenamiento de 500 y mil toneladas.

El desarrollo industrial también resultó motivo de análisis. Se trabajó con 867 industrias en las ramas del arroz, cítricos, café, tabaco, piensos industrializados, medicamentos de uso veterinario y 250 minindustrias para el procesamiento de frutas, vegetales, y cárnicos.

La sanidad animal fue otro de los temas abordados. Hasta el momento el país mantiene una situación favorable al impedir la introducción de las enfermedades exóticas de mayor peligro (peste porcina africana, fiebre aftosa, influenza aviar altamente patógena, encefalopatía espongiforme bovina, fiebre del nilo occidental…).

Para el 2020, el ministro del MINAG destacó que de las 12 producciones con destino al encargo estatal afectadas por el bloqueo de Estados Unidos a Cuba, crecen siete: tabaco torcido de exportación, maíz de entrega al balance para consumo animal, arroz, huevos, carne de cerdo, leche y café. Entre las que decrecen están: tomate para la industria, sorgo para consumo animal, frijol y madera aserrada.

También explicó que aumentan las exportaciones por valor de 16,9 millones USD más que en 2019 y las importaciones en 172,2 millones. Sin embargo, decrece, por las razones analizadas, 101 millones de dólares en la importación de materias primas para alimento animal que deberán ser sustituidas con producciones nacionales. “Ante esta carencia habrá que ver cómo aprovechar mejor lo que tenemos y la búsqueda de alternativas para lo que no y seguir avanzando”.

Producción agropecuaria en cifras:

- El fondo de tierra agrícola se mantuvo en seis millones 400 mil 755 hectáreas (ha). Entregadas en usufructo, según el Decreto Ley 358 de 2018, 153 mil 733 ha. En la actualidad solo quedan disponibles 350 mil ha del fondo de tierras ociosas declarado por las Empresas Agropecuarias.

- La estructura de propiedad se mantiene de la siguiente forma: 79 por ciento del Estado, 13 de la propiedad privada y ocho de la cooperativa.

- El 23,2 por ciento de los suelos mantuvieron las categorías 1 y 2 (muy productivos y productivos) y 76,8 categorías 3 y 4 (poco productivos y muy pocos productivos).

- La cobertura boscosa alcanzó el 31,49 por ciento.

- En el arroz se dejó de sembrar 27 por ciento del plan y de ello el 17 fue afectado.

- En el café, tomate, frijol maíz, plátano y el resto de las viandas solo se garantizó el 20 por ciento de las necesidades, lo que impactará negativamente en los resultados productivos de 2020.
 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario