Programación, resolver y divertir, Cuba en la final de la ACM ICPC

Autor: 

Alejandro Rojas Espinosa
|
17 Mayo 2017
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

IHOS Placencia

Me gusta: 

Quizás muchas personas piensan en la programación como algo difícil, tedioso, una tarea con complejos métodos y muchas horas frente codificando y decodificando código; sin embargo, para Marcelo Fornet Fornes, Ariel Cruz Cruz y Eloy Pérez Torres, programar es igual a diversión.

Por esa mirada distinta, por esa entrega que profesan, los tres muchachos, junto a su entrenador el MSc. Alfredo Somoza Moreno, representarán a Cuba en la Final Mundial del ACM-ICPC (una competición anual de programación patrocinada por IBM) en Dakota del Sur, EEUU, que se extenderá del 20 al 25 de mayo próximo.

Un concurso donde la élite de la programación universitaria se da cita cada año, y en el que Cuba ha estado presente desde el 2009. Esta vez, clasificaron para la cita dos universidades de la Isla, aunque por cuestiones que exceden lo meramente académico y transitan por las turbias aguas de la política impidieron que el equipo “sUrPRise” de Pinar del Río pudiera participar, pues le fue denegada la visa de acceso a los Estados Unidos.

Sin embargo, UH ++, equipo de La Habana, se ha preparado para el reto que, en esta ocasión, enfrentan 133 universidades de todo el mundo, donde sobresalen algunas como: la Universidad Estatal de San Petersburgo, la de Stanford, el Instituto Tecnológico de California o la Universidad Washington en San Luis, entre otras.

Marcelo Fornet, consciente del reto que tienen por delante y el nivel de exigencia que tiene nos decía que “la Universidad nos apoya mucho, aunque no dejamos la carrera de lado completamente, síi nos enfocamos en lo que es la preparación para este tipo de concurso y la programación pasa a ser parte de nuestra vida cotidiana”.

Un hecho que no representa un problema alguno para ellos pues, explicó Fornet, “participar en un concurso no es para nosotros solamente salir bien, hay muchas dificultades en el camino, y lo importante es sobreponernos y enfrentarlas, no es solo por el concurso, sino porque nos gusta”.

Otro paso importante dentro de la preparación es el trabajo en equipo; conocer las fortalezas y debilidades de cada miembro se torna parte la estrategia. Por eso, Ariel Cruz, otro de los concursantes, aclara que “las matemáticas están muy ligadas a la programación; nosotros entrenamos de forma individual, buscando problemas, ejercitando, y luego apoyándonos en otras personas, hay muchos sitios donde podemos entrar a buscar ejercicios y contenidos teóricos”.

“En la competencia participamos como equipo; siempre hay una persona que se encarga de programar, compartimos las soluciones, las vías de llegar para llegar a ellas y la forma más rápida de terminar”, comentó Ariel.

Ahora, solo queda seguir con la preparación, aprovechar hasta el último minuto para programar y ubicar a Cuba, una vez más, en el ranking de las mejores universidades a nivel mundial. UH ++ está listo y Dakota del Sur es solo otra parada en la carrera de la Isla por el posicionamiento en las lides del ACM – ICPC.

 

Galería
0 Comentarios

Añadir nuevo comentario