Proyecto Habana resiliente beneficia a dos mil familias damnificadas por el tornado en La Habana

Autor: 

Leslie Salgado
|
30 Julio 2019
| |
0 Comentarios

Me gusta: 

“Habana resiliente. Por una ciudad segura e inclusiva” como también se conoce a este proyecto, asume un enfoque inclusivo, pues da prioridad a las necesidades de las mujeres y de las personas con discapacidad. Además, promueve la reconstrucción segura y accesible para todas y todos.

En ese sentido, el donativo incluyó instrumentos y herramientas para la construcción, que fueron otorgado a brigadas pertenecientes al sector de Educación, para la reparación de centros escolares en julio y agosto. Se beneficiaron, también, la Empresa Provincial de Aseguramiento y Transporte, del Gobierno Provincial de La Habana y la Dirección de Servicios Comunales.

A la par en el municipio de Guanabacoa se realizaron talleres sobre reconstrucción segura, considerando el diseño universal para que las personas disfruten de viviendas y otras obras públicas, sin que la edad, tamaño, sexo o discapacidad, les limiten. A estas capacitaciones llegaron integrantes de asociaciones de personas con discapacidad de ese territorio.

Otra de las singularidades de esta respuesta al tornado ha sido la convocatoria a personas damnificadas para participar en espacios destinados a la recuperación psicológica, como el taller antiestrés, organizado por el Centro Oscar Arnulfo Romero (OAR), con sede en Diez de Octubre. Allí también se realizaron otros encuentros comunitarios de sensibilización en temas como equidad de género, masculinidades y no violencia hacia las mujeres y las niñas.
 

Taller antiestrés organizado por el Centro Oscar Arnulfo Romero y taller audiovisual para niñas, niños y adolescetes de Luyanó en la sedel del Joven Club de computación 7, el más cercano a sus hogares.
En ese mismo municipio, la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) lidera la Brigada de monitoreo y aprendizaje comunitario, para intercambiar con las familias beneficiadas por la entrega de los kits y conocer sus opiniones del proceso, una manera de recibir retroalimentación y aprender qué puede mejorarse en nuevas respuestas ante desastres.

Mientras niñas, niños y adolescentes de Luyanó, disfrutaron durante estos calurosos días de verano, del mundo del audiovisual en la sede del Joven Club de Computación 7, el más cercano a sus hogares. Un taller para contar historias cámara en mano, les convocó a mirar el proceso de recuperación de sus comunidades y a pensar cómo estas pueden ser más seguras e inclusivas. La coordinación del espacio la compartieron jóvenes de los proyectos de la Universidad de La Habana, Escaramujo y Nombres, de conjunto con OAR.

La campaña Evoluciona por la no violencia hacia las mujeres y las niñas, ha sido otro pretexto para compartir mensajes a favor de una vida libre de la violencia machista y convidar a las familias damnificadas, sobre todo a sus miembros más jóvenes, a no tolerar prácticas ni creencias que naturalizan las violencias.

El proyecto Recuperación inclusiva de las condiciones básicas de vida de las familias afectadas por el tornado (Habana resiliente…) es una iniciativa del consorcio de organizaciones internacionales CARE, OXFAM y Humanity & Inclusion (HI), que cuenta con financiamiento de la Unión Europea (Protección Civil y Ayuda Humanitaria), Humanitarian Coallition, la ciudad de Bruselas y el Gobierno de Canadá, además de fondos propios de CARE y OXFAM.

Yeney Chinique, familia beneficiada en Guanabacoa

 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario