¿Qué mundo queremos para nuestras niñas?

Autor: 

Magda Iris Chirolde
|
30 Junio 2020
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

tomada de UNFPA

Me gusta: 

La mutilación genital femenina, el matrimonio infantil y la preferencia por los hijos varones son tres de las prácticas nocivas más comunes que se experimentan en la mayoría de los países a nivel global y en las cuales se centra el Informe del Estado de la Población Mundial 2020, que lanzó este martes el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) de América Latina y el Caribe.

Al igual que el uso de las niñas como mercancía, estas prácticas se han denunciado desde hace tiempo, tanto en los acuerdos internacionales en materia de derechos humanos, como en las constituciones y legislaciones de los países.

Durante la presentación del informe “Contra mi voluntad. Desafiar las prácticas que perjudican a las mujeres y niñas e impiden la igualdad”, efectuado en el espacio virtual debido al contexto actual epidemiológico por el que atraviesa el mundo, Harold Robinson Davis, Director Regional para América Latina y el Caribe del UNFPA, compartió algunos mensajes de dicho documento.

 

Harold Robinson Davis, Director Regional para América Latina y el Caribe del UNFPA

Uno de ellos es relacionado con el daño que se produce con estas prácticas, traducidas en discriminación en el día de hoy, pero para las niñas y mujeres que las vivieron resulta un trauma para toda la vida.

“Las prácticas nocivas como el matrimonio infantil y la mutilación genital femenina son infligidas a las niñas por sus propias familias y también son apuntaladas por la discriminación y las normas comunitarias. Hemos desarrollado una tolerancia a estas prácticas que son violaciones infraganti de los derechos”, manifestó Robinson Davis.

Agregó además que, “este año, por ejemplo, 4,1 millón de millones de niñas están en riesgo de padecer la mutilación genital femenina y actualmente en el mundo uno de cada cinco matrimonios se celebran con mujeres menores de edad. En América Latina tenemos el reto mayor de romper con esas prácticas. Algunos padres someten a sus hijas a estas actividades porque piensan erróneamente que mejorará sus posibilidades de matrimonio y protegerá sus virtudes. Son creencias que debemos combatir”.

Otro de los mensajes compartidos por el Director Regional para América Latina y el Caribe del UNFPA refiere que “solo un trato equitativo puede generar resultados equitativos”. Ello quiere decir que, debe dejarse de tratar a las infantes como productos que se pueden comerciar u objetos controlables y darles los mismos derechos y oportunidades que los niños.


(Foto tomada de UNFPA)

Hacia el respeto, la protección y el cumplimiento de los compromisos para con las mujeres es el llamado para así eliminar las prácticas nocivas. Al decir de Robinson Davis, ello conlleva a un cambio de actitudes; a una mayor promulgación y cumplimiento de leyes, normas sociales; y a que los padres comprendan mejor el impacto de lo que es someter a las niñas a dichas prácticas.

Interrogantes como cuáles son las causas, si hay una reducción o no de las prácticas nocivas, quiénes las practican, quiénes son las más afectadas y cuál es la prioridad de la Agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para con este tema, tienen sus respuestas en el Informe del Estado de la Población Mundial 2020.

Neus Bernabeu, asesora regional de Género y Juventud del UNFPA para América Latina y el Caribe, comentó sobre algunas acciones encaminadas a la igualdad. Entre ellas mencionó la existencia de paridad en todos los espacios (calle y casa), el fortalecimiento del Estado en materia de igualdad de género, el apoyo de movimientos de mujeres, el mejoramiento de las leyes y servicios y la transformación de la forma de pensar y actuar.

(Foto tomada de UNFPA)

En la actualidad el mundo afronta una pandemia. “El nuevo coronavirus está causando estragos sociales y económicos y cobrándose muchas vidas En estos momentos difíciles el Fondo de Población de las Naciones Unidas no va a dejar de defender la salud y los derechos de las niñas y las mujeres en los países y comunidades en las que desarrollamos nuestra labor”, advierte en el informe la Doctora Natalia Kanem, Secretaria General Adjunta y Directora Ejecutiva.

El espacio virtual fue escenario también para que voces de otras latitudes de la región compartieran sus experiencias en las investigaciones efectuadas en las comunidades indígenas y contaran cómo, poco a poco, en esos lugares se avanza y se crea conciencia para eliminar las prácticas nocivas que afectan a millones de niñas y mujeres en el mundo.

 


 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario