Reseña: La selva interna.

Autor: 

Carlos del Porto
|
03 Enero 2020
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

tomada de inhabitat.com

Me gusta: 

El libro La selva interna del biólogo cubano Alfonso Silva Lee, editado por Ruth Casa Editorial y la Editorial científico técnica en el año 2011, es un texto que se disfruta de punta a cabo y de cabo a rabo.

En el prólogo se plantea que “La pasión por comprender el mundo debe convertirse en un estado de ánimo colectivo; la sensibilidad, inevitablemente, sería su compañera de baile. No hace falta, en absoluto, sentir orgullo ni vergüenza por haber derivado de un mono (y de un reptil, de un pez…) Basta reconocer que el camino fue largo y pasmoso sobre este planeta, estremecerse en una costumbre muy antigua”.

En el texto se demuestra cuán semejantes somos los humanos y el resto del reino animal, ilustrado en ejemplos que comprueban que tenemos un tronco común, visible en la semejanza de muchas especies en la etapa embrionaria. Algunos rasgos comunes entre los humanos y nuestros primos peludos así lo confirman, como son: el beso, rascarse la cabeza, las lágrimas y los abrazos. Se explica cómo prácticamente no existe diferencia entre una orquídea, un tocororo y una enfermera.

Una idea importante del autor es que el ser humano no es sinónimo de perfección; constituye una especie más.

El texto posee una copiosa bibliografía que muestra la erudición de su autor, se comienza cada capítulo con un exergo lo que da un toque íntimo a este volumen.

Culmino con las palabras del Dr. Giraldo Alayón, autoridad destacada en las ciencias biológicas: “… Contiene información científica actualizada que revela la pasmosa erudición de su autor en temas biológicos, además de que analiza y compara el origen compartido de muchas de nuestras supuestamente exclusivas conductas”.

 “El libro es divertido e irreverente, atrevido en ocasiones (…), y tiene un importante mensaje de amor y sabiduría hacia el resto de los seres vivientes”.

“No conozco de otro volumen escrito en Hispanoamérica con este enfoque, y que además, nos presente un mensaje tan necesario en estos tiempos que corren de calentamiento global y de extirpación de tantas especies”.

En los días que corren, donde los creacionistas y tierraplanistas hacen su agosto, libros como este son imprescindibles.

Disfrútenlo


 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario