La revolución de la Paleoantropología

Autor: 

Gizéh Rangel de Lázaro
|
17 Marzo 2016
| |
1 Comentario

Me gusta: 

La anatomía digital y la morfometría geométrica llegaron para quedarse y revolucionar los estudios paleoantropológicos hace más de dos décadas. Una nueva generación de herramientas no invasivas ayuda a hacer frente a las exigencias de preservación del escaso registro fósil humano existente en el mundo.

Para aplicar estas tecnologías, el fósil es escaneado mediante la tomografía computarizada. Muchas bases de datos están disponibles online y son de libre acceso. Las imágenes obtenidas son procesadas por software especializados, algunos de ellos también se encuentran disponibles libre de pago online. Con estos programas es posible limpiar y reconstruir el fósil. La información derivada es trabajada con la ayuda de la morfometría geométrica, una técnica capaz de representar cuantitativamente la pieza y analizar la morfología de un hueso.

Reconstrucción de un cráneo y el endocráneo de Homo sapiens. Las marcas se establecen en diferentes puntos pre-establecidos y permiten realizar análisis de morfometría geométrica.

Por ejemplo, si aplicamos estas técnicas digitales a dos cráneos, uno de Homo sapiens y otro de Neandertal, es posible representar y analizar el endocraneo y sistema vascular craneal de dichas piezas a través de coordenadas geométricas establecidas. Así pueden ser reconocidas y estudiadas las diferencias morfológicas entre ambas especies.

En este caso, (Neandertales y Homo sapiens), el cerebro es aproximadamente el mismo tamaño (1,240 cm3-1800 cm3). Sin embargo, en los humanos modernos el abultamiento parietal (distintivo de nuestra especie) hace que varíe la geometría endocraneal y la red vascular craneal asume un rol importante para ayudar en la termorregulación del cerebro.

A través de la estadística es posible analizar la morfología de todas las estructuras anatómicas reconocibles en un cráneo fósil teniendo en cuenta múltiples factores y la integración entre los diferentes elementos.

La anatomía digital y la morfometría geométrica constituyen una gran ventaja para los paleoantropólogos, pues limitan la manipulación física del fósil y, a la misma vez, facilitan el intercambio de información entre científicos. Es así como los viejos gabinetes antropológicos poco a poco se transforman en laboratorios digitalizados y multidisciplinares, donde se imbrican la informática, la histología, la morfometría, la medicina y la paleoantropología para continuar el estudio de nuestra evolución.

La anatomía digital constituye una gran ventaja para los
paleoantropólogos. Les permite realizar reconstrucciones como esta,
perteneciente a un cráneo Neandertal.


 [FdP1]Anatomía digital: Reconstrucción de cráneos, moldes endocraneales y otras estructuras como el sistema vascular craneal con imágenes obtenidas a través de tomografía computarizada o escaner de superficie que permiten obtener un molde digital de un fósil con una precisión milimétrica.

Morfometría geométrica: La Morfometría geométrica es una herramienta que permite abstraer la forma de los organismos mediante el uso de “marcas o puntos”, donde la información sobre el tamaño, la posición y la orientación se ajustan para obtener la información de la “forma” en un contexto matemáticamente analizable… https://www.google.com/url?q=https%3A%2F%2Fes.wikipedia.org%2Fwiki%2FMorfometr%25C3%25ADa_geom%25C3%25A9trica&sa=D&sntz=1&usg=AFQjCNEXisAfG_fwNVwDiE8N-Sg8mlf2MA

 

 

1 Comentario

Comentarios

Añadir nuevo comentario