Sistema de temporizador para la inversión de un motor

Autor: 

José Miguel Sirgo Pascual
|
20 Junio 2020
| |
2 Comentarios

Me gusta: 

Aquellos vienen siguiendo la sección deben haber notado una pauta en los circuitos que se han ido publicando.

Si no se dieron cuenta, hoy queremos revelar que todos los diseños cumplen premisas estrictas:

  • Máxima funcionalidad con una mínima complejidad
  • Diseños que aporten gran durabilidad.

Esto último se logra sobredimensionando la capacidad máxima de trabajo de los componentes por un lado, y por otro, haciendo que el circuito pueda seguir funcionando bien a pesar de la degradación que con el tiempo sufren algunos componentes.

En ninguno de estos diseños que hemos compartido encontrarán resistencias de precisión y raramente verán trimer de ajuste, salvo cuando es imprescindible.

En esta ocasión mostramos otro ejemplo de cómo la ingeniería electroónica se puede usar para realizar todo tipo de circuitos útiles.

Este que nos ocupa es un sistema de temporizador para la inversión de un motor.


Para ello se recurre al control de dos relevadores, configurados de tal modo que se pueda controlar lo mismo un motor de corriente continua como de alterna, independientemente de si es trifásico o bifásico con condensador de trabajo como el de las lavadoras.

Este tipo de motores usa el condensador para generar una fase de corriente desplazada aprovechando que en un condensador la intensidad está adelantada 90 grados con respecto a la tensión.

Para poder controlar el giro de un motor de forma cíclica con rotación levogira y destrogira tenemos que dejar un tiempo de pausa entre la inversión de los dos giros, para evitar que el par de arranque sea muy alto.

Si el motor es de una potencia modesta, podemos atacarlo directamente con los relevadores de salida de este circuito, pero si es de mayor potencia recurriremos a usar un contactor externo.

En la imagen que abre el texto vemos el cronograma de tiempos de los relevadores 1 y 2. El relevador 2 realiza la inversión de las fases y el 1 inhibe la corriente de maniobra que tomamos del guardamotor del contactor externo, para que en caso que salte la térmica del guardamotor, quede sin corriente de maniobra.

Las imágenes 2 y 3 son esquemas del circuito para las opciones de uno o dos contactores trifásicos.

Notese que cuando se usan dos contactores para hacer una inversión de fases, se tiene que usar un contacto normalmente cerrado en cada contactor para inhibir al contactor antagonista. Así, en caso de que un contactor se quede enclavado por avería, no puede armarse el otro provocando un cortocircuito de las fases.


 

2 Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario