Tormentas solares, un fenómeno silencioso

Autor: 

Claudia Alemañy Castilla
|
23 Mayo 2019
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

tomada de bbc.com

Me gusta: 

Aunque varios medios de comunicación internacionales, y algunos nacionales, se hicieron eco de la noticia, muy pocas personas conocieron de la ocurrencia de una tormenta solar hace apenas una semana.

Jornadas antes, el Centro de Predicción del Clima Espacial − una de las agencias que integran la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés) − identificó tres eyecciones coronales de masa. Los científicos proyectaron que el impacto de estas llegaría a la Tierra los días 15, 16 y 17 de mayo.

María Elena Muñiz Sánchez, especialista del Departamento de Geofísica Espacial del Instituto de Geofísica y Astronomía (IGA) de Cuba, señaló a Juventud Técnica que las tormentas solares o geomagnéticas son fenómenos que ocurren con regularidad en el astro. Su efecto se manifiesta en el campo magnético de la Tierra.

Según las fuentes consultadas, se tratan de una perturbación de la magnetosfera del planeta que se produce mediante un intercambio de energía del viento solar al entorno espacial que rodea al globo terráqueo.

Las predicciones indicaban que en la primera fecha se advertiría una tormenta catalogada como leve, en el rango G1 de la escala física con que son medidos esos sucesos. Mientras, el jueves podría ocurrir un episodio moderado o G2 y el viernes se apreciarían valores similares al miércoles. Sin embargo, no ocurrió así.

De acuerdo con el informe de NOAA, finalmente los dos primeros días el impacto de las eyecciones coronales de masa no sobrepasó el primer peldaño de la escala estadística. A su vez, el 17 de mayo, prácticamente no se registró ninguna actividad.

Los datos ofrecidos por la entidad internacional y por el IGA apuntan que las tormentas no representaron una seria problemática para Cuba. Aun así, los expertos alertaron sobre la posible ocurrencia de interrupciones de las comunicaciones por onda corta, en algunas frecuencias, asociadas al fenómeno.

Otro inesperado acontecimiento relacionado con las tormentas de la pasada semana, fue un grupo de avistamiento de auroras boreales en lugares poco habituales como Nueva York y Michigan, en los Estados Unidos.

Los expertos proyectaron posibles auroras boreales para el norte de los Estados Unidos. Foto tomada de noaa.gov

Aunque no hay reportes de la ocurrencia de estos hechos con respecto a lo ocurrido la pasada semana, algunas tormentas geomagnéticas pueden dañar sistemas de navegación satelitales como los GPS e incluso afectar los recorridos de algunas especies de animales migratorios.

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario