El tornado arrasó mi casa, pero no a mi familia

Autor: 

Alba León Infante
|
29 Enero 2019
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

Alba León Infante

Me gusta: 

Este es el testimonio de Ailín Hernández González, una joven residente en el municipio Regla, localidad habanera impactada por un tornado en la noche de este 27 de enero.

Yo lo vi todo. Desde el principio hasta el final. La gente dice que el tornado duró solo un minuto, pero para mí fue una eternidad. Se sintió como la vida entera allá arriba.

Escuché un avión que venía volando bajo. Me extrañó, porque en esta zona no pasan aviones. Me paré por la ventana de la cocina para mirar. Solo ví una nube negra, muy negra a la cual le cayó un relámpago. Entonces todo se puso rojo y el viento empezó a coger velocidad. De pronto se abrió la puerta y todo comenzó a volar. Apenas me dio tiempo a correr, porque al ponerse la nube roja empezó a desbaratarse todo dentro de la casa. Fue el caos. Caos total.

No pudimos salvar prácticamente nada.

 
 
 

 

 

 

Me hice algunas heridas: en la pierna tengo varios golpes, supongo que fue cuando me caí por la escalera al tratar de salir con todo el apuro y el miedo que sentía; en el hombro tengo otra herida que necesitó sutura, pero ese golpe ni lo sentí, probablemente por el nerviosismo. Mi mamá fue la que se dio cuenta cuando vio la sangre… y se asustó mucho.

Gracias a Dios pude salvar mi vida, la de mi mamá y la de mi hijo, que está a punto de nacer.

Tengo ocho meses de embarazo. En el hospital me dijeron que ambos estamos estables, pero yo tengo amenaza de un parto prematuro. Si se me presenta el parto ahora, ¿para dónde voy?

Mira las condiciones en que quedó mi casa cuando estoy a punto de traer un niño a este mundo. Ya veré cómo me recupero en casa de mis amistades, pues no tengo más familia que mi mamá. No tengo más familia que ella y este bebé que viene pronto.

 
 
Alba González, madre de Ailin
 
 
 
 
 
 

 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario