Universidad: Cinco es más que cuatro

Autor: 

Dr Roberto Mulet
|
16 Noviembre 2015
| |
34 Comentarios

Crédito de fotografía: 

Ilustración: Amanda Jara

Me gusta: 

Con mucha preocupación analizo la propuesta la idea de reducir las carreras de cinco a cuatro años en la Universidad de la Habana. Del Ministerio nos llegan esencialmente, aunque sin muchas precisiones, tres argumentos apoyando esta reducción. El primero es que una carrera de cuatro años reduciría los costos a la economía nacional. El segundo,  que las carreras de cuatro años comienzan a ser la norma internacional. El tercero, que en las carreras donde esto se ha hecho de manera experimental ha sido exitoso, y se cita especialmente la Licenciatura en Matemática. Ninguno de los tres me parece un argumento especialmente sólido.

El éxito del  experimento hecho en la Facultad de Matemática es cuestionable. O al menos deberíamos entender bajo  qué  parámetros se juzga  el éxito en este contexto. Mi sensación es que ese claustro, al cual se le prometió una continuidad directa de sus graduados en sus programas de Maestría ha sido traicionado Ya no solo hay pocas tesis de Doctorado y Maestría en Matemática, sino que apenas hay tesis de Licenciatura. A la vista de esta realidad, y sin responsabilizar enteramente de esta situación a esta iniciativa particular,  es difícil calificar la actual situación de éxito en el sentido académico.

Atenerse a  ¨la norma internacional¨, por otra parte, no parece ser un argumento relevante por sí solo. Mucho menos en un país con nuestra historia y frente a una globalización que lleva a las universidades a formar “talento” adaptado a las necesidades corporativas más que a la curiosidad investigativa y a la innovación, donde los alumnos juzgan a los profesores premiando a aquellos que menos los exigen y los egresados querellan judicialmente a las universidades porque no logran trabajos con el ingreso que estas les prometieron. A veces ser diferentes es una ventaja.

En todo caso, que las carreras de cuatro años sean “la norma internacional” no es precisamente correcto. Lo que se ha vuelto común son Licenciaturas de tres años, seguidas de dos años de Maestría con tesis incluida. De manera general podríamos decir que nuestros Licenciados, al menos los de las carreras de ciencia que son las que más o menos conozco, tienen un nivel similar al de un Máster de cualquier universidad extranjera. No está de más también hacer notar que esta división de los estudios no ha hecho felices a todos en el viejo continente. Más de una voz ha expresado que esto solo ha disminuido la calidad de los graduados, enviado al mercado laboral mano de obra barata, y  restado valor referencial al título  universitario.

No es obvio que se obtengan grandes ahorros económicos del ciclo de vida profesional con esta operación si pensamos en formar para las necesidades de la futura sociedad cubana. ¿Estamos seguros que necesitamos un graduado con menos años de formación? ¿Estamos seguros que queremos crear esa presión social sobre los puestos de trabajo? ¿Existe esa demanda urgente de personal semi-calificado en nuestra industria o en nuestros servicios? ¿No contradice esto la actual política del Ministerio de Educación Superior (MES) donde entre arrastres, licencias y repitencias un estudiante puede demorar prácticamente ocho años en terminar una carrera?  Quizás podrían evitarse costos inútiles de abandonos y fracasos elevando el nivel de las pruebas de ingreso y garantizando la entrada a la Universidad de estudiantes mejor formados. O por qué no, elevando el nivel de la enseñanza media.

La idea de la reducción del ciclo universitario no solo ha tomado forma entre funcionarios del MES. En el claustro universitario circulan otros argumentos, también cuestionables, apoyando esta transformación. Trataré de discutir los más comunes:

El argumento oportunista: Hagámosla en cuatro años para no buscarnos problemas.

No admite siquiera comentarios.

El argumento hyper-especialista: Sobran asignaturas de formación general

Con este quizás  todos hemos simpatizado alguna vez. ¿Es necesario estudiar Historia de Cuba cuando cursamos una carrera de Matemática y cuatro semestres de Filosofía cuando estudiamos Ingeniería Mecánica? ¿Inglés? ¿Educación Física? Probablemente no. Bastaría ingresar a la Universidad con una formación general apropiada.

Lamentablemente sabemos bien que la formación cultural de nuestros actuales estudiantes universitarios no es precisamente elevada. Muchos conocen más de las letras de las canciones de moda que del Manifiesto Comunista. También es normal encontrar un muy pobre dominio del Idioma inglés, el estándar de facto para comunicaciones académicas internacionales.  Finalmente no está de más recordar, que en tiempos no sospechosos de realismo socialista, el distinguido Profesor Elías Entralgo imponía a sus estudiantes universitarios la práctica de algún deporte. Pero en cualquier caso, aún si dejáramos todo esta formación cultural o general fuera de nuestro currículo ¿Es esta una buena razón para reducir la carrera de cinco a cuatro años? ¿Es suficiente?

El argumento técnico: He debido estudiar asignaturas (refiriéndose a asignaturas específicas de la profesión) que no me han servido para nada en mi vida laboral profesional

Es posible que en alguna carrera existan asignaturas que con el desarrollo de la ciencia y la técnica o con el propio desarrollo de la sociedad se hayan vuelto obsoletas. ¿Son suficientes como para ahorrar un año de carrera? Deberían ser  al menos cinco o seis asignaturas, cuatro como mínimo. ¿Hay alguna carrera en Cuba que puede deshacerse de cinco asignaturas de su programa básico sin sustituirlas y decir que entrega a la sociedad un graduado de igual nivel? Es dudoso, aunque posible que algunos estudiantes o graduados no entiendan el valor formativo de lo que aprendieron porque no encontraron para ello una aplicación “práctica”.

El argumento de la resignación: Si no la reducimos a  cuatro años, los alumnos de pre-universitario se irán a estudiar otra cosa.

Esto es algo así como la realización en nuestra Universidad de la Tragedia de los Comunes. Todos toman la peor decisión posible para la sociedad, porque quien no lo haga estará en desventaja temporal respecto al resto.

Es cierto que el nivel de homogeneidad curricular en carreras tan disímiles en tradición, objetivos y contenidos, como Ciencias de la Computación y Derecho, por solo poner ejemplos obvios, puede ser innecesario. Demorar ocho o nueve años para obtener un título de Maestría o 15 para uno de Doctorado después de ingresar a la Universidad es seguramente demasiado.  Valorar apropiadamente la educación de posgrado es una deuda pendiente de la Universidad cubana y rebajar la pre-graduada un ardid quizás eficiente, aunque  inapropiado, para hacerlo.

Mantener un debate abierto sobre los programas de estudios es saludable en cualquier Universidad que se precie de serlo, especialmente en un momento de desarrollo tecnológico y cambios sociales y económicos vertiginosos como los que vivimos. Pero promover transformaciones radicales en un tema delicado como la educación implica  ser muy cuidadosos: dejar estas decisiones en manos de quienes saben, sin imponerles presiones, sutiles o no, y sobre todo, preguntarse no solo qué  podría ganar la Sociedad con ellas, sino también qué  podría perder.

Desde mi punto de vista  este programa de reducción a cuatro años implicará el destierro del currículo universitario del trabajo científico estudiantil. Esta es la marca de fábrica de la Universidad cubana pos-Revolucionaria. Una marca que es hija de la Reforma Universitaria del año 1962 impulsada entre otros gigantes por el entonces rector Juan Marinello, por el vice-rector José Altshuler y apoyada explícitamente por el Comandante en Jefe de la Revolución cubana, Fidel Castro.

En el debate académico los nombres no deben ser relevantes. Pero antes de asumir como válida y bien pensada esta (contra) reforma que promueve el MES, que conlleva el riesgo de reducir la investigación científica de nuestro pre-grado a niveles inaceptables, me  gustaría recibir argumentos que rebatieran, no mis opiniones quizás estrechas de físico teórico, sino aquellas que esgrimieron los compañeros mencionados cuando se dieron a la tarea de soñar una Universidad revolucionaria.

El autor es Profesor de la Facultad de Física de la Universidad de La Habana y colaborador habitual de Juventud Técnica

34 Comentarios

Comentarios

He leído este artículo en la

He leído este artículo en la versión digital de la revista Juventud Técnica y me siento molesto por la forma que nuestra carrera de Matemática es enjuiciada y se utiliza erróneamente como un argumento para defender la visión que tienen algunos en su negativa a reducir las carreras a cuatro años. No es amigable el segundo párrafo donde se habla de nuestra carrera de Matemática. Lejos de apoyarnos como colegas de un misma universidad nos demerita. Hay en ese párrafo un desconocimiento total del origen de la carrera de 4 años en matemática, de los resultados alcanzados en todos estos años y de la calidad de nuestros graduados, donde trabajan y se insertan. Fruto del esfuerzo sobre todo de los profesores de la facultad que en condiciones difíciles y salarios que no llegan a fin de mes, se han entregado sin descanso a la formación de los estudiantes. Solo unos pequeños datos pueden ilustrar lo que se ha logrado. La carrera de Matemática hace más de 15 años que está Acreditada de Excelencia por la JAN y su maestría lo está desde hace 5 años, su programa posee además un premio de acreditación internacional de la AUIP. La Facultad posee 27 doctores en Ciencias Matemáticas (la mayoría del claustro de matemática). Publica múltiples artículos científicos cada año en revistas de impacto, publican libros y folletos para sus cursos. Edita dos revistas científicas que poseen más de 50 años de existencia, una de ellas reconocida en SCOPUS. Organiza varios eventos internacionales y cada año recibe múltiples invitados extranjeros que imparten clases en la maestría y cursos de posgrado. No creo que los profesores que trabajan así den clases de mala calidad, estén regalando las notas en los exámenes y los títulos universitarios en las graduaciones. En este artículo, no se defienden las hipótesis planteadas con datos que las sustenten. Se enjuician los resultados alcanzados en la preparación de los estudiantes en matemática y el trabajo de sus profesores sin razón alguna ya que el autor no conoce nuestras carreras. Nunca ha impartido clases en ellas ni tan siquiera un curso optativo, nunca ha sido tutor de ningún estudiante de la facultad. Desconoce la calidad los exámenes y la forma en que obtienen sus títulos de licenciados , de maestría y de doctorado nuestros estudiantes. Desconoce el trabajo científico estudiantil de los estudiantes de matemática, su jornada científica, la asignatura del seminario de investigación y los premios alcanzados en Olimpiadas internacionales de Matemática. Desconoce nuestro movimiento de alumnos ayudantes. No ha participado ni en un solo examen de nuestra carrera, ni el tribunal de doctorado de matemática. Nunca ha estado en las comisiones de carrera de Matemática. En general visita muy poco el edificio donde radica la carrera de Matemática. ¿Cómo se pueden emitir juicios sobre algo que se ignora totalmente? Deja mucho que desear este análisis que se hace en el segundo párrafo, que no parece salido de la cabeza de un científico acostumbrado al análisis profundo y la reflexión. Los siguientes párrafos están plagados de los mismos errores, se intenta ridiculizar a todos y se agrade. Se subvaloran las condiciones económicas de este país y no se analiza que quizás la posibilidad de poder seguir brindado enseñanza universitaria gratuita a todos en el futuro pueda depender de este paso. Según el autor, los que apoyan la idea de disminuir las carreras a cuatro años están encerrados entre los cuatro posibles argumentos más comunes (oportunistas, hyper-especialistas, técnicos o resignados). Hubiera preferido como dice el Mulet entre líneas “mantener un debate abierto sobre los programas de estudios” y sobre todas estas ideas. Ojalá que lo bueno que se logre de este artículo, sea precisamente el debate abierto, porque debate hay, solo que no se publica. Seguramente existen más de tres argumentos para defender una posición u otra, pero en este caso los resultados de Matemática avalan el diseño de su carrera en cuatro años. Saludos, Dr. Raúl Guinovart Díaz Decano Facultad de Matemática y Computación. Universidad de La Habana.
Estimado Raúl: Muchas gracias por compartir sus opiniones en nuestro espacio. Eso es justamente lo que deseamos, que todas las ideas vinculadas al tema de la reducción del tiempo de las carreras puedan ser expuestas con toda amplitud para que las decisiones al respecto sean producto de un consenso construido por todas aquellas personas que tantos años han dedicado a la formación universitaria. Le invitamos, como a todo el que desee, tanto de la UH, como de el resto de las universidades, a escribir un artículo sobre el tema, donde pueda ampliar sus enfoques. Con gusto nuestra revista los publicará. Un saludo y gracias por participar. Jtécnica

Sería muy interesante por

Sería muy interesante por ejemplo, un análisis de los últimos 5 cursos, relativo a los resultados obtenidos en las carreras de Física (se cursa en 5 años) y Matemática (se cursa en 4 años) en rubros como cantidad de graduados, cantidad de tesis y evaluaciones, cantidad de estudiantes y graduados de maestría y doctorado, cantidad de estudiantes de trabajo científico-estudiantil, entre otros. Gracias y felicito al Decano por comportarse como tal.

Hay tres puntos básicos en el

Hay tres puntos básicos en el tema de las carreras de cuatro años: 1. Que la formación de pregrado del profesional y su superación postgraduada se deben diseñar de conjunto, no de forma fragmentada, y luego definir las etapas: licenciatura o ingeniería, maestría o especialidad, doctorado y su duración. 2. Que en cada carrera hay que analizar qué profesional requerirá el país en los próximos años y cual es la mejor estrategia para su preparación y superación continua, teniendo en cuenta la situación real de los posibles centros empleadores y su capacidad o incapacidad para proyectar y llevar a cabo esa superación. 3. Que difícilmente ese análisis conduzca a una homogeneidad en cuanto a la duración de las carreras Por ejemplo, en el caso de los físicos, destinados mayoritariamente a universidades y centros de investigaciones, algunos pensamos que seria mejor graduar directamente un máster en 5 o 5 1/2 años que un Licenciado en sólo 4 años sin experiencia de investigación. Claro que siempre puede existir una salida intermedia para responder a demandas específicas. Por otra parte, lamento mucho que el Dr. Guinovart haya tomado como una crítica el párrafo que comienza con: "El éxito del experimento hecho en la Facultad de Matemática es cuestionable". Su defensa de esa excelente Facultad, que compartimos, aún nos deja sin un análisis objetivo del éxito del plan de 4 años. He oído opiniones muy diferentes sobre el tema y sería muy útil un análisis desapasionado de esa importante experiencia. Muchas gracias a Jtécnica por propiciar espacio para esta discusión.

Jtécnica

Jtécnica Creo que la Dirección de la Revista más que lograr un debate con este artículo, ha logrado que los profesores de la Facultad de Matemática y computación de la Universidad de La Habana estén muy molestos y califiquen esta acción de irresponsable. El debate pudo haber empezado de muchas formas, pero no cuestionando el trabajo de nuestro claustro y la calidad de nuestros graduados ya que los autores del artículo desconocen todo sobre nuestra carrera. Los artículos en esta revista deben tener una certeza científica y no debe ser una tribuna para ofender y atarcar. Me duele que en la versión impresa de esta revista saldrá este insultante artículo y no los comentarios de los que se oponen. Decano
Estimado Dr. Respetamos su opinión sobre las consecuencias de incluir el artículo del Dr. Mulet. Sin embargo, no coincidimos con su punto de vista y rechazamos rotundamente que sea una tribuna para ofender y atacar. En días pasados nuestra revista publicó otro texto, que puede encontrar en: http://www.juventudtecnica.cu/contenido/peregrino-matematicas que explicita casi todos los puntos expuestos por Usted sobre la carrera de matemática. Si no estuviéramos claros de la certeza de lo que dice el profesor Piñeiro, a quien respetamos profundamente nunca esa entrevista hubiera aparecido. Así que es más que obvio que no hay ninguna insana motivación insultante en nuestro trabajo. Lamentamos que una reflexión de un miembro (no de varios como puede ver en el pie de firma) de esa propia universidad, que tiene un punto de vista como cualquiera otro, provoque tal reacción. Si en esta reflexión hay criterios -en su opinión o de otros- erróneos, invitamos a confrontarlos y desmentirlos de la manera habitual en un debate. Sin perder la perspectiva, al menos ese es nuestro punto de vista, que el tema del artículo no es para nada juzgar a la carrera de Matemática, sino analizar el tiempo de los estudios universitarios. Está un profesor universitario en condición de reflexionar al respecto? Creemos que sí. Tiene la verdad absoluta? Bueno, se llega a la verdad justamente por el diálogo de ideas. Por otra parte deseamos explicarle que este es un comentario (género periodístico donde el autor expresa su punto de vista personal a partir de determinadas argumentaciones). La web 2.0 ofrece la posibilidad de rebatir esas argumentaciones. Esta no es una revista científica arbitrada. En este caso, insistimos, es un comentario (no artículo) y expresa la opinión personal de su autor. Usted da por sentado que este artículo saldrá en la versión impresa, lo cual es falso, ya que no todos los artículos de la web aparecen en la variante impresa, y por otro lado, si ha leído antes JT habrá visto que a esta publicación la caracteriza un ejercicio ético en la inclusión de las opiniones a favor y en contra de artículos y temas polémicos, tanto en la web como en la versión impresa, siempre que no resulte lesivo a la dignidad de las personas, o a la visión humanista y justiciera que nos ha formado la Revolución. Le invitamos cordialmente, si lo desea, a que nos haga llegar sus textos, tanto de la Facultad de Matemática, como del tema del artículo, la duración de las carreras. Quizás justo la particular experiencia de Matemática contribuya a esclarecer este asunto, sobre el que evidentemente no hay un total consenso.

Profesor Dr. Raúl Guinovart

Profesor Dr. Raúl Guinovart Díaz: no considero que en el articulo del Dr. Roberto Mulet se demerite a la facultad de Matemática, solo se dice que “El éxito del  EXPERIMENTO hecho en la Facultad de Matemática es cuestionable.” Tampoco se desconoce el esfuerzo de sus profesores y de sus estudiantes. Creo que su reacción es desproporcionada. Por otro lado los elementos que usted nos brinda sobre el trabajo de la facultad dicen poco del EXPERIMENTO de los 4 años y parecen ser resultado de un gran esfuerzo del claustro de sus profesores mas que de la efectividad de la política. En aras de un DEBATE constructivo y basado en DATOS mas que en percepciones y que nos ayude a entender, me gustaría que brindara información acerca de los beneficios del experimento como por ejemplo: 1) Numero de graduados que hacen tesis. 2) Numero de másteres graduados en la facultad desde que la carrera es de 4 años y la edad con que se gradúan . 3) Numero de doctores graduados en la facultad desde que la carrera es de 4 años y la edad con que se gradúan .

Ginovart:

Ginovart: Lamento mucho que se hayan molestado con el articulo, q en ningun momento pretende caracterizar o evaluar el trabajo de la Fac. de Matematica en su conjunto, con la q en particular siempre he tenido una buena relacion y de cuyo claustro siempre he tenido excelente opinion, aunque vaya poco x vuestro edificio. Por el contrario, es un llamado a evaluar con atencion los resultados que puede traer en nuestra educacion superior este paso a los 4 anhos y Matematica aparece ahi porque es el aparente ejemplo triunfante, n-veces citado por el Ministro al respecto, sin q se especifiquen los argumentos a favor de ese triunfo. Ahora, independientemente de vuestros resultados y vuestros numerosos premios q x cierto, tenian con la carrera en 5 anhos tambien, del hecho de que yo no haya sido tutor de ningun estudiante de uds, la idea de q el trabajo cientifico de vuestro trabajo de pre-grado no se ha visto afectada tras eliminar un anho de investigaciones de los estudiantes me es dificil de creer. Como minimo, uno se podria preguntar, cuanto mejores pudieran ser vuestras tesis si ese quinto anho se dedicara a trabajar en ellas. Que en Matematica hay pocas tesis de Maestria y de Dr. es un hecho innegable, como que tambien las hay en Fisica, Ciencias de la Computacion y Quimica. Solo q al menos en estas ultimas tres todos los graduados hacen tesis de Licenciatura, y a ellas dedican un anho mas q los matematicos, y a eso me referia en el trabajo. Q a Uds les habian prometido q vuestros graduados harian la Maestria inmediatamente tengo entendido que es un hecho innegable, como lo es q eso no se cumplio. Basta pensar que ni siquiera los adiestrados de la fac. pueden hacerlo en menos de dos anhos gracias a resolucion del MES. Que eso no haya afectado la acreditacion de la carrera de Matematica como de excelencia o el resto del trabajo de la fac. es otra cosa, y sobre esto no m pronuncie en el articulo pq como minimo no me siento capacitado para esto. Recuerdo q cdo la carrera era de 5 anhos tambien era de excelencia. Pero de una cosa estoy seguro, esta reduccion de los anhos de estudios impulsada desde el MES es una medida a todas luces neoliberal, q no tiene ninguna raiz tecnica ni metodologica seria-basta decir que ni siquiera se especifica a derechas q haremos con las n asignaturas de humanidades en nuestros curriculos, ni como se insertaria esta transformarcion en el sistema de posgrado universitario, q es lo minimo q habria q discutir para hablar de algo serio. Esto no quiere decir q las facs. compelidas o convencidas de la necesidad de ella no hayan disenhado lo mejor q pudieron tecnica y metodologicamente los cambios. Pero como digo en el trabajo, la transformacion de marras, desterrara la investigacion de nuestro pre-grado, o al menos reducira su nivel notablemente. En un pais donde no hay becas de dr., ni de maestria, donde los salarios de los cientificos son bajos (y es un eufemismo), donde muchos (eufemismo de nuevo) jovenes graduados de ciencias naturales emigran apenas terminan el sevicio social, donde muchos centros de investigacion estan decapitalizados humanamente, tomar una medida de ese tipo, ademas de ser un ataque directo a la reforma universitaria de 1962, es destruir de una vez y por todas la investigacion en el pais. Una vez mas, Gionvart, este trabajo mio, no tiene nada q ver con la Lic. de Matematica y muchisimo menos pretendia ser un ataque a la Fac. de Matematica. Asi q lamento q tu, o el claustro, o parte de el lo hayan interpretado asi. Dicho esto, mis criterios sobre los 4 anhos son los que son. Ahora, si tu crees q vale la pena reducir el trabajo cientifico en el pregrado y tienes argumentos para esto, o crees q en 4 anhos uds mantuvieron el mismo nivel cientifico de los estudiantes q tenian 5to, me parece perfecto discutir el tema. Los criterios q yo he oido en la UH de los abogados defensores de la medida, son esencialmente los q menciono en el articulo. Ni mas ni menos. El q mencionas ahora, sobre las condiciones economicas del pais, coincide esencialmente con el del MES, pero a mi no m parece especialmente solido. ?Donde esta demostrado q el mejor camino de reducir costos es el de reducir la duracion de las carreras. ?O q carreras de 5 anhos son insostenibles? ?No seria mejor elevar la eficiencia y calidad de los graduados mejorando el ingreso? ?O el impacto de los mismos en la vida del pais al graduarse? No Ginovart, esto no tiene nada q ver con Matematica, si Uds creen q 4 esta bien, pues saben mas q yo de matematica y de como formar un matematico. Pero para la ciencia cubana es un desastre y el argumento economico, al menos ese lanzado al aire, no es un argumento valido en esta discusion, especialmente cdo entre fisica matematica y quimica, los anhos buenos, en el pais se graduan 150 estudiantes. Un saludo Mulet

Estimado decano Ginovart,

Estimado decano Ginovart: Creo que hay un malentendido. Al leer el segundo párrafo yo no inferí un ataque a la facultad de matemática. Nadie en su sano juicio, enjuiciaría el claustro de esa facultad, conocido por sus resultados, dedicación y compromiso. A la carrera de matemática le tocó ser el experimento y por ello referirse a los resultados de ese experimento se hace necesario. Sería bueno conocer cuántas graduaciones de cuatro años han ocurrido?, en qué año fue la primera?, cuántos estudiantes se han graduado con el nuevo diseño curricular?. Eso nos permitiría valorar mejor si calificar la experiencia de éxito o no es prematuro. Por otro lado, también saber qué porciento de estudiantes realizaron tesis de graduación? Cuántos pudieron continuar sus estudios posgraduados de maestría?. pues el diseño original, según le he oído a Luis Ramiro, incluía esa continuidad de estudios. También tengo curiosidad por saber qué asignaturas fueron eliminadas al rediseñarse el curriculum a cuatro años y cómo se pensó completar en posgrado esas asignaturas que se eliminaron. Se pudo en la práctica cumplir con ese propósito ? Datos concretos serían importantes para poder valorar la experiencia. En qué medida la experiencia de matemática es generalizable o es única por las características propias de esa disciplina? Una valoración suya sería muy importante y nos ayudaría a todos a esclarecernos sobre este asunto. Yo en lo particular albergo serias preocupaciones sobre lo que se propone como generalidad para la educación superior cubana. En modo alguno estoy convencido de la inevitabilidad económica de tal reestructuración y mucho menos que reduciría gastos. En términos concretos, si el rediseño curricular implica dejar de darles asignaturas a nuestros estudiantes, como parece ser el caso, sería la primera vez desde la reforma del 61, que la educación cubana se plantea cambios que conlleven que nuestros graduados salgan con menos conocimientos. Usted, por ser el decano de la única carrera que ha experimentado el cambio puede contribuir mucho a este necesario debate que parece que no se ha considerado necesario realizar antes de anunciar públicamente la medida como una decisión ya tomada. Saludos Estévez

Quienes hablan a favor del

Quienes hablan a favor del acuerdo de Boloña, ¿están seguros que es el resultado de un análisis académico o los Estados querían ahorrarse el 20% de los gastos en Educación Superior? ¿Saben, y si es así por favor nos los pueden dar, datos concretos de los resultados favorables de los 4 años en Europa? ¿Cuál es el incremento de maestrías por año después de ejecutado el plan? ¿Cuánto ha disminuido la edad de graduación de doctores y master? Traer a nuestro espacio esta idea requiere un análisis no solo universitario. Cuando se hizo el plan D la idea era que la calidad de los estudiantes mejoraría, nada más lejano. Fue necesario añadir una segunda vuelta en los exámenes de ingreso o no cubríamos las plazas puestas a convocatoria. Una buena parte del primer año de las carreras se dedica a suplir esa deficiencia. ¿Alguien supone que eso va a mejorar? Los estudiantes que llegan a nuestra carrera de Física en 1er año vienen, para ser optimista, tan mal preparados como hace cinco años y no se vislumbra cambio alguno, si atendemos a quienes hoy tienen hijos en pre universitario y secundaria básica. Me llama la atención la velocidad a la que queremos instrumentar este cambio. El gobierno y el partido nos llaman día a día a que las cosas no deben hacerse apresuradamente, que hay que analizar cada detalle, hacer pruebas, estudiar los resultados y después ir a generalizaciones. Unir los conceptos de pre y posgrado y entregar un master en 5 años y medios ya disminuiría en año y medio, como mínimo, el tiempo de graduación de los master. La considero mucho más cercana a nuestra realidad del nivel precedente que entregar un licenciado en cuatro. No veo cómo hacer esto último y no disminuir la calidad del egresado. Haber eliminado los exámenes de requisitos especiales fue una medida generalizada sin suficientes evaluaciones. Estamos en las ciencias exactas pagando el precio de esa velocidad. Por favor démonos el tiempo necesario para analizar esta nueva medida de la educación superior. No empeñemos el futuro de la ciencia de nuestro país.

Páginas

Añadir nuevo comentario