Universidad de La Habana premia sus investigaciones más notables

|
14 Abril 2017
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

Rolando Padilla Hernández

Me gusta: 

 Cinco investigadoras cuyas significativas trayectorias en Leyes, Comunicación, Biología, Química, Filosofía e Historia han sido esenciales en la formación de generaciones de estudiantes y en elevar el prestigio de la Universidad de La Habana, lideraron los reconocimientos de esa casa de altos estudios y del Ministerio de Educación Superior cubano (MES) a los resultados de investigación más relevantes del último año.

Las Doctoras en Ciencias y Profesoras Titulares Zoia Rivera, Reyna Fleitas, Margarita Villanueva y Lourdes Mujica, distinguidas con el Premio a la Obra de la Vida Científica, promedian cerca de cuatro décadas de entrega a proyectos de investigación y de presencia en publicaciones de alto impacto. Hoy continúan activos sus aportes en áreas como ciencias de la información, preservación de aves marinas, cooperación internacional y desarrollo local.

Precisamente en esa esfera, una de las homenajeadas -la Doctora Martha Prieto- comparte con varios de sus colegas de la Facultad de Derecho el premio del MES al resultado de las Humanidades de mayor contribución social, además del que recientemente les confirió la Academia de Ciencias de Cuba.

En su proyecto manejaron palabras claves como descentralización municipal y actualización del modelo económico cubano. También hace suyos esos términos el libro ¿Qué municipio queremos? -de un colectivo de autores de la rama jurídica-, distinguido entre los mejores títulos que produjo la sede universitaria en 2016.

El Rector de la UH Gustavo Cobreiro Suárez atribuyó la actualidad y mérito de esos trabajos a una agenda de investigación que cada vez estrecha más su diálogo con la sociedad y con prioridades de desarrollo como la implementación de los lineamientos desde el punto de vista científico y de formación de capital humano.

También es de notar que la universidad mantiene entre sus prioridad incorporar proyectos a programas nacionales, concertar convenios y contratos con el sector empresarial, colaborar con programas doctorales y trabajar en red con centros de investigación, gobiernos locales y organismos de la administración central del Estado.

Agregó el Dr. Cobreiro que en materia de producción científica “la Universidad de La Habana está en un proceso ascendente y sostenido de posicionamiento en bases de datos nacionales e internacionales de mayor visibilidad e impacto. Ilustran esa tendencia la indexación de la Revista Universidad y la publicación de cerca de 1300 artículos en bases de datos de prestigio, la edición de 120 libros, la solicitud de tres nuevas patentes desde la Facultad de Química y el Instituto de Ciencia y Tecnología de los Materiales (IMRE), así como el registro de un nuevo software a título del área de Matemática y Computación”. Además, el 53 por ciento de esos artículos se concentra en los grupos 1 y 2 de webs como Scopus y SciELO.

En 2016 la relación de artículos publicados por cada Doctor en Ciencias osciló entre 1,5 y 2. Biología es el área que aporta la mayor cantidad de aquellos incluido en el nivel más alto, seguida de cerca por el Centro de Estudios Demográficos, el IMRE y la Facultad de Física, donde es mayor la relación de publicaciones por Doctor en Ciencias. Al mismo tiempo, en los últimos tres años la rama de las Ciencias Sociales y Económicas ha duplicado su producción científica con impacto internacional.

La solidez de ese trabajo también se refleja en los logros de los estudiantes. Uno de ellos fue la participación en la final regional caribeña del concurso de programación ACM-ICPC, donde el equipo UH++ conquistó el máximo puesto e hizo historia al ser el primero en la historia de estos eventos que logra descifrar los diez problemas del concurso. Luego cerraron entre los diez mejores de América Latina en la edición mundial de esa competencia y este año avanzan, con el mejor desempeño del cono sur, hacia la final mundial que se celebrará en Estados Unidos. 

Otro fruto está en uno de los Premios de la Universidad de La Habana a la Obra Científica Estudiantil más prometedores del último, concedido a Gretel Marrero Trujillo, del Instituto de Farmacia y Alimentos, por la obtención de un posible candidato vacunal nanoparticulado para el tratamiento de la Tuberculosis Latente.

Entre los avances se cuenta además el fortalecimiento de la alianza del Alma Máter habanera con el grupo empresarial BioCubaFarma en el área de innovaciones, que ha permitido avanzar estratégicamente en la integración con el sector productivo. A la par se formalizaron nuevos convenios marco, uno de ellos con el Centro de Investigación y Desarrollo de Medicamentos (CIDEM), y otro con el Centro Estatal para el Control de Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED).

Después de tres años del inicio de talleres de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) y fichaje  de intereses para el trabajo conjunto, se inauguró el Laboratorio UH-Centro de Inmunología Molecular con el objetivo de potenciar la obtención de resultados en nano-biotecnología, biología de sistemas moleculares y formación doctoral.

Al resumir los logros y desafíos que dejó 2016, el Rector Gustavo Cobreiro afirma que  la Universidad de La Habana se encamina a superar aceleradamente obstáculos en la organización de actividades de innovación en beneficio de la economía y la sociedad; a mejorar la infraestructura tecnológica que tributa al desarrollo de las ciencias básicas y aplicadas y a seguir perfeccionando estrategias de cooperación internacional a favor de la promoción de nuevos Doctores en Ciencias.

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario