Universidad: ¿Y si nos quedamos cortos?

Autor: 

Claudia Alemañy Castilla
|
08 Febrero 2019
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

Tomada de La Demajagua)

Me gusta: 

La búsqueda de prácticas que garanticen la incorporación temprana al empleo ha traído consigo otra modalidad de estudios. Desde inicios del presente curso (2018–2019), centros universitarios de todo el país abrieron sus puertas por primera vez a los alumnos del subsistema educativo superior denominado Ciclo Corto.

A solo unos meses de la puesta en marcha del proyecto, algunos especialistas debaten acerca de los desafíos pendientes. El escenario de intercambios fue el congreso Pedagogía 2019 donde Juventud Técnica pudo conocer más sobre la temática.

De acuerdo con Francisco Lau Apó, experto de Ministerio de Educación Superior (MES), el nivel académico de Ciclo Corto puede definirse como una formación profesional que responde a las necesidades de la producción y los servicios en determinadas áreas con carencias de profesionales cualificados.

Las autoridades enfatizaron además que la oportunidad de aprendizaje favorece competencias y habilidades equivalentes a un técnico medio superior, el cual se alcanzaría solo en tres años.

“El modelo de Cuba se distingue de otros países por el enfoque científico de la metodología empleada para su institucionalización. Además, se soporta en una formación teórico-práctica donde los educandos alcanzan mayor entendimiento del entorno productivo donde deberán desempeñarse”, explicó el funcionario.

Actualmente, hay 25 programas de formación de ciclo corto en el país. Todos ellos son modalidades técnicas relacionadas con la medicina o la pedagogía.

Lau Apó, junto a la profesora Marisol Muñiz Guilarte, profundizaron acerca de los retos pendientes en este bisoño sistema.

“En primer lugar, no hay antecedentes de una estrategia similar en nuestro país. Esto juega relativamente en nuestra contra; por eso debemos ser más agudos y prever las deficiencias de antemano. También es imprescindible reforzar el vínculo entre las universidades y las unidades empleadoras”, expresó el experto del MES.

Los especialistas creen que el principal desafío es poder establecer diferencias bien delimitadas entre los técnicos medios de la educación media en Cuba, el nuevo modelo y los graduados universitarios.

“Las distinciones dependerán del trabajo coordinado entre las comisiones formadoras de cada una de las carreras”, señaló Muñiz Guilarte.

A su vez, Juventud Técnica conoció que aquellos interesados en optar por el nivel de Ciclo Corto no deberán realizar obligatoriamente las pruebas de ingreso a la educación superior. Sobre esta medida, cabe la pregunta: ¿se trata de un intensivo para potenciar la entrada de más estudiantes a la novedosa modalidad de estudios? ¿Hay necesidad de disminuir el número de ingresos a las universidades?

No obstante, según las normativas ministeriales, los alumnos sin el examen de acceso solo podrán optar por las carreras luego de los jóvenes que sí las realicen.

El paso del tiempo y la acumulación de experiencias podrán definir el futuro del subsistema educativo. Hasta entonces, la interrogante sobre su adecuación y calidad permanecerá en el aire para aquellos con ojos más perspicaces.

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario