VerificaJT: detalles sobre una no tan nueva vacuna contra el VIH y su relación con la profilaxis anticovid de Moderna

Autor: 

Claudia Alemañy Castilla
|
08 Abril 2021
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

tomada de www.efe.com

Me gusta: 

Lectores de Juventud Técnica desean conocer detalles sobre un nuevo mensaje que circula en Internet respecto a ensayos clínicos relacionados con una vacuna para contrarrestar el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH). La información hace referencia a que el producto farmacéutico ya cuenta con elevadas tasas de anticuerpos. Además, asegura categóricamente que esta se basa en el producto médico desarrollado por la empresa biotecnológica Moderna para contratacar al SARS-CoV-2.

Luego de realizar diversas pesquisas, no es posible afirmar que este post en redes sociales sea del todo falso. No obstante, en él se aprecian serias imprecisiones que pueden dificultar la comprensión del tema.

Post de redes sociales enviado por un usuario de Juventud Técnica a través de la etiqueta #VerificaJT.

Para analizar la cuestión, se deben postular varias interrogantes. La primera de ellas: ¿existe esta nueva vacuna contra el VIH en Fase I de ensayos clínicos?

Encontrar la respuesta a esta pregunta requirió hacer un seguimiento a algunos de los elementos que ofrece el propio post. El equipo de verificación de la revista se dirigió al sitio web de European Pharmaceutical Review. Ahí encontramos un artículo — de corte más periodístico que científico — en el cual se hacia referencia a un candidato vacunal para combatir el VIH.

El texto apuntaba que el producto farmacéutico era el resultado de investigaciones desarrolladas de conjunto entre IAVI y Scripps Research. La fabricación biotecnológica fue nombrada comercialmente IAVI G001— eOD-GT8 60mer en los docuemtos de corte científico — . Según una minuta de prensa ofrecida por ambas instituciones, la Fase I de ensayos clínicos comenzó en 2018.

“El estudio se diseñó para evaluar la seguridad de la vacuna candida y probar la hipótesis de que un inmunógeno podría activar las células B del sistema inmuológico que producen precursores de un cierto tipo de anticuerpo ampliamente neutralizante (bnAb)”, refiere el mencionado documento.

Sin embargo, no fue hasta febrero del presente 2021 que los laboratorios involucrados dieron a conocer oficialmente algunas de sus conclusiones. Hasta aquí, un par de puntos claves han sido resueltos. SÍ, existe un candidato vacunal contra el VIH que se encuentra en Fase I de pruebas en humanos. Pero, no podemos afirmar que sea un proyecto tan “nuevo”.

La secuencia lógica nos lleva a la pregunta número dos: ¿en la fase actual de ensayos clínicos de este candidato vacunal se ha alcanzado una tasa de 97 por ciento de respuesta de anticuerpos? IAVI y Scripps Research dicen que sí.

“El 97 por ciento de los participantes (de un total de 48 personas) que fueron vacunados desarrollaron células B de inmunoglobina G (IgG) de clase VRC1 detectables. La frecuencia con que se detectaron estas fue lo suficientemente alta como para considerarse prometedora e impulsar el siguiente paso”, apostilla el documento divulgativo.

Una cifra tan jugosa pronto ganó espacios y titulares alrededor del mundo. Incluso, la revista científica The Lancet mencionó el acontecimiento en su sección de noticias. Asimismo, dejó en claro que “los resultados se han anunciado en un comunicado de prensa, pero aún NO se han publicado ni revisado por pares”.

También resulta llamativo que la última actualización de datos del ensayo clínico, en el registro público de Estados Unidos, data de febrero de 2020. Sin objetivo de desalentar a los lectores, estos elementos obligan a los expertos y al público en general a mantener alertas y dudas. No vaya a ser que IAVI y Scripps Research vendan la piel del oso antes de cazarlo de todo.

Pero, ¿dónde entra a jugar Moderna en todo esto? Para encontrar respuesta a esta tercera interrogante es necesario ahondar más en la minuta de prensa mencionada.

De acuerdo con la información ofrecida, ambos patrocinadores investigativos se han aliado con otros socios, para ampliar el desarrollo de ensayos clínicos relacionados con IAVI G001. Entre ellos destacan la Fundación Bill y Melinda Gates y Moderna.

Respecto a la participación de este gigante farmacéutico, la nota divulgativa refiere que “Moderna aplicará su plataforma de vacuna de ARNm, recientemente validada en su ensayo de Fase III de vacuna COVID-19, a la entrega del inmunógeno eOD-GT8 60mer. Se espera que un ensayo de fase I comience en el tercer trimestre de 2021”.

Por su parte, la corporación que ha ganado notoriedad por los resultados de su vacuna contra el SARS-CoV-2 basada en ARN mensajero, realizó sus propias declaraciones al respecto.

Moderna explicó algunos elementos de su colaboración con IAVI y Scripps Research. La empresa biotecnológica recalcó que recientemente se comienzan a sentar las bases para el primer ensayo clínico que una sus fuerzas. Se tratará de “un estudio de Fase I para el ARNm-1644, el cual utilizará pruebas humanas iterativas para validar el enfoque y se utilizarán antígenos y antígenos nuevos múltiples para la selección de línea germinal y el inmunoenfoque”.

En resumen: el candidato vacunal contra el VIH, desarrollado por IAVI y Scripps Research, NO está basado en la vacuna contra la COVID-19 de Moderna. Solo se plantea que, en el futuro, la tecnología de ARN mensajero podría ampliar los resultados del producto médico que se analiza en este trabajo periodístico.

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario