Voces compartidas: al regreso de Italia

Autor: 

Magda Iris Chirolde
|
08 Junio 2020
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

Cortesía del entrevistado

Me gusta: 

Voces compartidas surge de la necesidad de dar a conocer al mundo la labor de los médicos cubanos en su propia voz mientras avanza la Covid-19. Para ello Juventud Técnica reunió los testimonios de varios integrantes del personal de salud de la Isla que se encuentran fuera del país en misiones solidarias.

No todos los testimonios recogidos en este espacio pertenecen a médicos de las brigadas enviadas específicamente a luchar contra la pandemia; pero todos la han enfrentado de una forma u otra.

Escucha el testimonio o lee la transcripción más abajo.

Luego de dos meses de intensa labor Yasser Haber Molina, uno de los 52 integrantes del contingente Henry Reeve en Lombardía y especialista en primer grado en MGI, vuelve a Cuba.

Horas antes del vuelo hacia la isla evoca sus experiencias, en esta, su primera misión internacionalista.

YASSER: El jueves 16 de marzo me hacen una llamada al celular, cerca de las seis y 30 de la mañana, camino al trabajo y me indican que me mantenga localizable pues había sido designado a cumplir una tarea. Y el jueves 19, en horas de la tarde, se informa la composición de la brigada que iba para Italia.

En ese momento pensé solo en la reacción de mi familia, teniendo en cuenta que ellos conocían la situación que tenía Italia con la cantidad de infectados y la cantidad de decesos por día. Solo pensé en ellos, porque ya mi decisión estaba tomada, porque me aferro a como dijera nuestro Apóstol: “el verdadero hombre no mira de qué lado se vive mejor, sino de qué lado está el deber”. Y para mí, sencillamente constituía un deber internacionalista y humano el ayudar al pueblo italiano.

 

Lea también:

 

En Crema, dice Yasser que las calles son estrechas como las de Camagüey. El joven de 33 años trae consigo varias anécdotas, como el encuentro con Bertossi Bruno Dino, un partisano positivo a la covid-19, quien participó en la Segunda Guerra Mundial.

YASSER: Dice que disparó un fusil como con 10 u once años por ahí. Fueron momentos duros de su vida. Él no llegó a conocer a su mamá porque murió muy joven de tuberculosis. Muy amante a Cuba. De hecho, en 1979 se estableció en Cuba en la zona de Guanabo, donde incluso tiene una casa que ya se la dejó al hijo.

Ya en su Patria y luego del necesario periodo de 14 días de aislamiento en una institución, Yasser podrá abrazar nuevamente a su familia y compartir, no por vía WhatsApp, las experiencias vividas.

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario