Voces Compartidas: Yakelín y Odalis, dos enfermeras cubanas en Andorra

Autor: 

Magda Iris Chirolde
|
03 Junio 2020
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

Ilustración: Ricardo Valdivia Matos

Me gusta: 

Voces compartidas surge de la necesidad de dar a conocer al mundo la labor de los médicos cubanos en su propia voz mientras avanza la Covid-19. Para ello Juventud Técnica reunió los testimonios de varios integrantes del personal de salud de la Isla que se encuentran fuera del país en misiones solidarias.

No todos los testimonios recogidos en este espacio pertenecen a médicos de las brigadas enviadas específicamente a luchar contra la pandemia; pero todos la han enfrentado de una forma u otra.

Escucha el testimonio o lee la transcripción más abajo.

Apenas unas letras enviadas vía WhatsApp y rápidamente ellas, licenciadas en enfermería, transmitieron sus experiencias y sentimientos en la batalla que libran para salvar la vida de pacientes positivos a la covid-19. Ambas, trabajan en el Hospital Nostra Senyora de Meritxell, en el principado de Andorra. Yaquelín en el bloque quirúrgico, desempeñándose como enfermera anestesista y Odalis en la sala Covid 3.

ODALIS: Cuando nos ponemos el traje de seguridad para realizar los procederes de atención al paciente con covid, entramos a la sala, realizamos procederes como endovenosa, sondas, drenajes, oxígeno. Realizamos el tratamiento indicado por el médico al paciente. Lo tratamos, lo observamos y le damos toda la atención.

YAKELÍN: Al inicio me fue un poco difícil los cambios como por ejemplo la tecnología, el idioma, pero ya esto ha sido un reto superado.

Dice Yakelín.

YAKELÍN: Hacemos las intervenciones de urgencia de pacientes positivos y negativos, y además asumimos la cirugía de todos los pacientes que se encuentran hospitalizados y que requieren una intervención. La estadía de estos, es una estadía corta, pero no obstante a eso seguimos su evolución. Y es bastante reconfortarle ver cuando estos pacientes se han recuperado del covid y también de la cirugía que le hemos realizado.

Estas mujeres cubanas no están exentas de las sensaciones de temor que experimentan cuando atienden a pacientes con covid-19. Sin embargo, la recuperación de ellos resulta una experiencia inolvidable.

ODALIS: Te da esa emoción, te da el ánimo de vivir y decir salvé vidas. Qué bonito es eso; es un desempeño, esa es la vida misma que te da alegría, es un orgullo. Es todo, más que humanidad, que solidaridad, que sentimiento, que todo.

Cuenta Odalis.

YAKELÍN: Cuando me dijeron que venía a Europa fue una mezcla de sentimientos, de satisfacción y de impacto. Impacto pues estábamos hablando en aquellos momentos del lugar donde estaba el mayor número de contagios y fallecidos del mundo. Pero también satisfacción porque fui escogida en una brigada de tan solo 39 colaboradores. A pesar de que esta es mi tercera misión, me siento realizada como profesional y sobre todo, muy orgullosa de ser cubana.


 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario