Voces compartidas: Yasser Haber, médico cubano en Italia

Autor: 

Magda Iris Chirolde
|
01 Mayo 2020
| |
0 Comentarios

Crédito de fotografía: 

Infografías: Ricardo Valdivia Matos

Me gusta: 

Voces compartidas surge de la necesidad de dar a conocer al mundo la labor de los médicos cubanos en su propia voz mientras avanza la Covid-19. Para ello Juventud Técnica reunió los testimonios de varios integrantes del personal de salud de la Isla que se encuentran fuera del país en misiones solidarias.

No todos los testimonios recogidos en este espacio pertenecen a médicos de las brigadas enviadas específicamente a luchar contra la pandemia; pero todos la han enfrentado de una forma u otra.

Escucha el testimonio o lee la transcripción más abajo.

Los días de trabajo de Yasser en Cremona, una provincia de la región de Lombardía, Italia, son variables.

 

El especialista en Medicina General Integral labora en turnos de seis horas, ya sea en las mañanas o en las tardes, y otro de 12 horas nocturnas cada cinco días. Cremona fue una de las provincias que más se afectó con las bajas en el sector de salud. Acá su testimonio:

Cuando llegamos acá nos encontramos médicos que llevaban cinco semanas ininterrumpidas sin ver a su familia, agotados físicamente. En la primera guardia de nuestro equipo, dejamos al médico italiano que estaba ahí dormir.

Cuando el médico despertó se asombró. Ahí mismo comenzó el agradecimiento por parte de los médicos y los enfermeros. Vi por primera vez varios niños con banderas cubanas, italianas, con carteles que dicen gracias Cuba. Gestos de agradecimientos, verdaderamente no nos ha faltado aquí.

Lea también:

Varias son las anécdotas que un médico pudiera compartir en estos tiempos. Yasser en esta, su primera misión internacionalista, nos cuenta una que mezcla dolor y alegría; una de esas tantas historias imposibles de olvidar.

Al hospital de campaña nos llega una paciente de 75 años de edad. Ella junto a su esposo e hijo mayor dieron positivos al Covid. Su esposo de 52 años de casado con ella y su hijo de 48 años de edad fallecieron.

Esa señora llega muy triste a nuestro servicio, lloraba solo con mencionar el tema. Cada turno de trabajo desarrollé una preferencia inconsciente por así llamarlo no, para con ella, para sacarla un poco del momento y conversaba mucho.

Se me ocurrió decirle que yo era su hijo cubano que contara conmigo para lo que fuese. Fue demasiada la emoción de esa señora y no paraba de primero agradecer la actitud mía y segundo agradecer el gesto de Cuba con Italia. Esa emoción tampoco pude evitarla.

Yasser lleva 40 días en tierras foráneas. Por un instante recuerda la reacción de su familia cuando le encomendaron la misión de salvar vidas. A ella y sus amigos hoy les dice…

Cada llamada, cada mensaje enviado, la preocupación de nuestros amigos, nuestros compañeros de trabajo; esos aplausos y esos alientos nos hacen más fuertes aquí. A mis padres y mi hermano decirles que esto es la práctica de todas sus enseñanzas y a mi esposa e hijos, este es el ejemplo que les puedo dar. Confianza que pronto estaré allá.


 

0 Comentarios

Añadir nuevo comentario